Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

La tercera plataforma tecnológica: ¿qué esperar del 2012?

Por: Federico Amprimo, Director, Integrated Sales & Marketing Programs de IDC Latin América

[03/01/2011] ¿Qué debemos esperar del 2012? Ciertamente no que se acabe el mundo o que, por alguna profecía Maya, todas la tecnología de la que disponemos vaya a colapsar o terminar. Todo lo contrario, el 2012 será un año en el cual muchas de las grandes tendencias que hemos visto en los últimos años se van a consolidar, consolidando el camino a lo que IDC denomina la tercera plataforma tecnológica.
Al inicio de la era de la computación, la tecnología giraba alrededor de una primera plataforma compuesta básicamente por mainframes y los llamados terminales tontos, llegando ésta a millones de usuarios con miles de aplicaciones. Muchas de las ideas y temas que hablamos hoy en día, tales como la virtualización o incluso la computación en la nube, ya existían en esta primera plataforma, aunque de una manera mucho más limitada.
Con el avance de la tecnología y la llegada de nuevos entornos tecnológicos, tales como las mini-computadoras primero, y la combinación de servidores y computadoras personales después, se llegó a lo que IDC denomina como la segunda plataforma. Si bien este cambio fue gradual y empezó varios años antes, IDC identifica al año 1985 como el año en el cual las tecnologías de facto a implementar empezaron a girar casi exclusivamente alrededor de las computadoras personales y las arquitecturas cliente/servidor basadas en redes LAN primero; y luego, ya entrados en los 90s, en Internet. Esta segunda plataforma llegaba a cientos de millones de usuarios usando decenas de miles de aplicaciones.
La Tercera Plataforma
Fuente: IDC, 2011
En la última década, con el pasar de los años, empezamos a ver un gran número de nuevas tecnologías que han estado evolucionando la forma como vivimos y como las empresas operan. Sin embargo, no es sino hasta este año 2011 que ha terminado, que se considera el inicio de lo que IDC define como la tercera plataforma tecnológica, la cual está basada en cinco grandes pilares o tecnologías clave:
1. Dispositivos y aplicaciones móviles
En el centro de esta tercera plataforma se encuentran los dispositivos móviles: notebook, netbooks, ultrabooks, media tablets, smartphones, e-readers, etc., junto con las aplicaciones desarrolladas especialmente para ellos. Hace algunos años se hablaba de la convergencia de dispositivos, donde todo hacía indicar que sería el smartphone el dispositivo que superaría al resto, y se convertiría en el dispositivo único. Hoy en día, vemos lo contrario. Los dispositivos se han especializado y tenemos distintos dispositivos para distintos usos. Así por ejemplo, mientras para escribir un email rápido lo mejor sería un smartphone; para consumir contenido multimedia ya creado, lo mejor es definitivamente una media tablet. Por otro lado, para generar contenido, sin duda lo mejor es una computadora personal, aunque en el entorno móvil, sería una notebook o incluso una ultrabook para el denominado guerrero móvil. Esta tendencia ha sido denominada Todo Móvil, y se basa en la necesidad ya creada y presente en todos nosotros de tener acceso a nuestra información y estar conectado en todo momento y en todo lugar.
Por otro lado, esta especialización de los dispositivos y su alta aceptación y uso en el hogar, hace que las personas, acostumbradas a utilizar estos dispositivos en todo momento, busquen llevarlos a sus centros de trabajo y exijan que éstos, no solo funcionen adecuadamente en el entorno empresarial, sino que también los puedan utilizar para las aplicaciones de negocios que utilizan en el día a día de su trabajo. Esta tendencia se ha denominado Consumerización de TI, y es uno de los temas que hoy en día, y de forma cada vez más acentuada, pone presión y retos de seguridad e integración sobre los departamentos de TI.
Pensando en el corto plazo, los dispositivos móviles van a ganar en el 2012, superando largamente a los dispositivos no móviles no solo en número, sino también en el monto invertido en ellos. Esto a pesar de que los precios debieran continuar a la baja, empujados por la demanda de las regiones y países emergentes, como América Latina y el Perú. En IDC esperamos, además, que la explosión de aplicaciones móviles va a continuar, que la batalla por la plataforma móvil llegue a su clímax. Así, esperamos que Kindle Fire de Amazon tome casi el 20% del mercado de media tablets dando dinamismo a un mercado casi dominado totalmente por las iPads.
2. Servicios en la Nube
Si bien el concepto de computación en la nube o Cloud no es algo nuevo, es una tendencia real, presente y a largo plazo que está generando cambios fuertes en la industria. Las soluciones bajo la nube están caracterizadas por ser soluciones estándares provistas, en forma de autoservicio, a través de la red o Internet, y son caracterizada por la capacidad de aumentar y eliminar recursos bajo demanda, cobrando por el uso real de los mismos. Estos ambientes pueden ser públicos, diseñados para múltiples empresas dentro de una oferta comercial; o privados, diseñados de manera interna para ser provistos al interior de la empresa.
En IDC estimamos que en el 2012 la inversión mundial en servicios Cloud públicos va a exceder los 36 mil millones de dólares, creciendo a cuatro veces el ritmo de crecimiento de la industria. Este crecimiento explosivo hace que empresas que se dedican a la provisión de estos servicios crezcan también a un ritmo muy grande. Se espera, por ejemplo, que Amazon se una al Club del billón, al tener este año ingresos por servicios Cloud que superarían los mil millones de dólares. Se espera, por otro lado, que ya en este 2012 más del 80% de las nuevas aplicaciones a ser desarrolladas, lo sean directamente para la nube, y que el 2,5% de las aplicaciones de legado existentes se vayan a mover a la nube.
En Latinoamérica, según las últimas encuestas de IDC, ya una de cada tres empresas de más de 100 empleados tiene implementado algún servicio Cloud público o están en camino de hacerlo. Este mismo porcentaje no superaba un dígito hace tan solo un año y medio. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos los servicios que se ofrecen como servicios sobre la nube, lo son según la definición estricta de Cloud pues no son ofrecidos realmente como autoservicio, si no que requieren de negociaciones y firmas de contratos específicos de SLA.
Con respecto a la Cloud privada, muchas empresas en Latinoamérica están ya en el camino hacia ella, en forma consciente o no. Este recorrido empezó hace ya un tiempo con los proyectos de consolidación del centro de datos. Muchas empresas pasaron por estos proyectos en los últimos años, para luego entrar en proyectos de virtualización del data center buscando una mayor eficiencia de los recursos de cómputo con los que dispone. Hoy en día, estas empresas se encuentran en proyectos de automatización del centro de datos, donde empiezan a instalar sistemas de autoservicio, para que las áreas de negocio puedan dar de alta y baja servicios, así como aplicaciones de meetering y chargeback, para poder cobrar a estas áreas por el uso real de los recursos de TI. El siguiente paso, que todavía pocas empresas lo están dando, sería la virtualización de los datos, donde ya no importa donde están, incluso si están o no dentro de la organización. Una vez que se llega a ese punto, pasar a un esquema de Cloud privada, representa tan solo un paso muy corto.
De esta manera, IDC espera que durante el 2012, la inversión en servicios de habilitación de Cloud privado a nivel mundial vaya a exceder los 23 mil millones de dólares, creciendo 30% con respecto al 2011. Asimismo, la inversión en software de administración de sistemas para la nube crecería 62% durante el año que está por empezar.
Hoja de Ruta hacia el Cloud Privado
Fuente: IDC, 2011
3. Banda ancha móvil
Con velocidades de 100MB por segundo en datos móviles, Long Term Evolution (LTE) o 4G está aquí y promete cambiar la forma como almacenamos, producimos y consumimos la información en los ambientes móviles. Ya no importa dónde está almacenada la información, e incluso si la tenemos almacenada o no en el dispositivo. Aplicaciones y grandes volúmenes de datos van a estar disponibles en forma casi inmediata, sin importar en qué lugar del mundo estén.
En el 2012, se espera que el gasto a nivel mundial en servicios de datos móviles vaya a sobrepasar al gasto en datos fijos por primera vez, cambiando muchas prioridades y objetivos de negocios de los grandes carriers o proveedores de servicios de Telecomunicaciones. Por ejemplo, en Latinoamérica el crecimiento de las subscripciones a banda ancha móvil de las llamadas pantallas grandes o subscripciones a planes de datos accedidos mediante un dispositivo USB, crecieron durante el 2011 a un ritmo superior al 40%. Asimismo, el crecimiento de las subscripciones a banda ancha móvil de las pantallas pequeñas o subscripciones a planes de datos a través de un smartphone se duplicaron durante este año que termina.
4. Big data Analytics
Big Data Analytics se describe como las arquitecturas y tecnologías de nueva generación diseñadas para extraer económicamente valor de grandes volúmenes de una amplia variedad de datos mediante una alta velocidad de descubrimiento, captura y análisis.
Durante el 2012, IDC estima que el universo digital, o conjunto de bits & bytes generados en un año, va a crecer hasta 2,7 zetabytes, o 48% con respecto al 2011, y disparándose para cerca de ocho zetabytes para el 2015. A pesar de que solo una fracción de estos datos termina almacenado en dispositivos de almacenamiento, Big Data Analytics nos ofrece la posibilidad de generar inteligencia y valor para las empresas a partir de esta cantidad extraordinaria de información estructura y no estructurada, que reside en múltiples localizaciones. IDC estima que para el 2012 se almacenarán cerca de 35 exabytes de información, almacenándose un gran porcentaje de estos en servicios sobre la nube.
5. Negocios Sociales
Las empresas sociales son definidas por IDC como organizaciones que aplican tecnologías emergentes como Web 2.0, acompañadas de un cambio organizacional, cultural y de procesos para mejorar el rendimiento del negocio en un ambiente económico global crecientemente conectado. En una encuesta realizada a inicios de este año a aquellas empresas que estaban llevando a cabo alguna iniciativa social para los negocios, se les preguntó cuál era el principal motivo por el cual lo estaban haciendo. Las principales respuestas están relacionadas a darles mayor poder a los empleados para una mayor colaboración e intercambio de ideas y conocimiento. Los motivos relacionados a la comunicación con los clientes, si bien son muy importantes, estaban en un segundo lugar.
Sin embargo las redes sociales utilizadas como acelerador de la colaboración de las empresas no son para todos. A pesar de que estas herramientas dan realmente un mayor poder a los empleados y permiten capturar de alguna manera aquellas conversaciones de pasillo informales, que tradicionalmente no quedan registradas, en empresas de todo tamaño, solo en aquellas empresas donde el número de colaboradores es alto y la proximidad entre ellos es baja se verá el verdadero valor.
Dentro de esta tercera plataforma, hablamos ahora de literalmente miles de millones de usuarios, y millones de aplicaciones disponibles. Incluso, ya no deberíamos hablar solo de usuarios, si no de miles de dispositivos no tradicionales que se conectan a la red, desde dispositivos del hogar tales como televisores y refrigeradores, hasta medidores, sensores y RFID en las empresas. IDC estima que en 24 meses, el número de dispositivos inteligentes que se comunican en la red va a sobrepasar al número de dispositivos de TI tradicionales, como las computadoras personales y los smartphones, llevándonos hacia una red interactiva de cosas. Más aún, las tecnologías de microblogging, como Twitter, van a permitir que las personas sigan objetos y servicios, estando más conectados que nunca. Esta combinación de las tecnologías utilizadas en esta tercera plataforma, con los trillones de objetos conectados a la red, hace que sea posible hoy hablar realmente de industrias inteligentes.
¿Qué hay de las inversiones en tecnología en el Perú? En nuestro país, luego de que las inversiones en TI sobrepasaran la barrera de los dos mil millones durante el 2011, se espera que éstas superen ligeramente los 2. 400 millones de dólares, empujadas por una mayor inversión empresarial en este año que empieza. Así, por ejemplo, en una encuesta realizada recientemente en el país entre las medianas y grandes empresas, el 87% de éstas nos indicaron que en los próximos 12 meses, su inversión en TI va a ser igual o superior a la del último año.
Para los CIO, es tiempo de transformar su rol para ser finalmente ese motor que genere resultados de negocios tangibles, y que esté al frente en la búsqueda de oportunidades utilizando estas tecnologías de la tercera plataforma. Con la industria moviéndose de un foco en costos a la búsqueda de beneficios para los negocios, se presenta una gran oportunidad de ocupar un asiento en las mesas directivas y relanzar la influencia de los CIO en el negocio.
CIO, Perú