Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

TI está ganando (y perdiendo) títulos de trabajo

[06/01/2012] Por supuesto, todavía hay algunos sistemas Cobol en las profundidades de casi todas las grandes organizaciones de TI. Pero con toda seguridad están de salida -como lo están los programadores que los codificaron.
También están destinados a desaparecer, según los CIO, prácticamente todos los demás títulos de trabajo TI de un solo propósito. ¿Administradores de Unix? Olvídese de ellos. La tendencia actual hacia los servicios basados en software, aplicaciones móviles, nube y tecnologías de consumo significa que hay que ver por la anchura, no la profundidad, del conocimiento y la experiencia que gana -o mantiene- el trabajo de TI.
Y el trabajo en sí probablemente no tendrá su sede en un departamento de TI, sino estará integrado en otra de las funciones del negocio tales como ventas, marketing, fabricación, o la cadena de suministro, con los empleados trabajando junto a compañeros de trabajo expertos en tecnología.
"Es muy inusual para nosotros contar con gente que solo tenga una habilidad", señala Norm Fjeldheim, CIO de Qualcomm en San Diego. "Hay gente a la que tuve que dejar ir, ya que solo querían conservar un conjunto de habilidades. Es muy limitador que la gente sea tan especializada, y que no pueda trabajar en múltiples entornos y múltiples tecnologías".
A diferencia del tradicional entorno de TI, que consistía en una cartera o un inventario de las aplicaciones y tecnologías discretas atendidas por especialistas técnicos internos, el nuevo entorno es un tupido tejido de servicios en las instalaciones y fuera del establecimiento, que ofrecen una fuerza laboral cada vez más móvil y una base de clientes con una gama cada vez mayor de dispositivos de consumo, como teléfonos inteligentes y equipos iPad.
Estos servicios están diseñados, montados y continuamente mejorados por profesionales con un amplio conocimiento de lo que la tecnología puede hacer y cómo hacerla encajar entre sí, además de un profundo conocimiento más especializado de la forma en que se pueden aplicar a un determinado conjunto de pasos o tareas de los procesos globales del negocio, como el fin de obtener dinero en efectivo u órdenes de pago. El objetivo final es construir y montar una combinación de capacidad técnica y de servicios empresariales, que le permitan a una empresa poder distinguirse de sus competidores en términos de precio de servicio al cliente, eficiencia operativa y otras métricas claves del negocio.
Los arquitectos de la empresa
En General Mills, un habitual habitante de la lista de los mejores lugares para trabajar de Computerworld, el CIO Mike Martiny comenta que ha organizado estas diferentes capacidades en centros de excelencia, donde la misión es "coser una serie de tecnologías para crear una solución o una capacidad que no existía antes".
Los nuevos títulos de puestos de trabajo que surgirán en los centros de excelencia van desde desarrolladores de soluciones a arquitecto empresarial.
"La experiencia en un área técnica es una entrada en la puerta", añade Martiny. Después de eso, General Mills se centrará en el desarrollo de habilidades en cuatro ámbitos clave: la seguridad, la movilidad, el marketing digital integrado, y los datos empresariales y el gobierno. "Se trata de cuatro áreas que tienen un amplio alcance", agrega.
Martiny señala que la compañía contrata a la gente que busca seguir una carrera, no para hacer un trabajo o asumir un cargo específico. "Siempre tenemos abiertos los roles específicos de tecnología", señala, "pero estamos en busca de conjuntos de habilidades muy específicas por un periodo de tiempo" -no para siempre. "Por eso buscamos personas con curiosidad constante y un historial comprobado de aprendizaje continuo".
En Qualcomm, Fjeldheim considera el papel del arquitecto de la empresa como uno de los más difíciles de cubrir, especialmente por los recién llegados. Es por eso que está "escogiendo" a lo mejor y más destacado de personal de TI para hacer la transición a la función de arquitecto de la empresa. "Todavía tiene la responsabilidad de la arquitectura, pero también estamos encargados de crear e implementar algunas de las próximas tecnologías nuevas e innovadoras. No es un papel fácil de llenar desde el exterior, en parte porque el rol tiene que entender el negocio y lo que se está tratando de lograr", señala.
Analistas de BI
Una segunda tendencia clave que impulsa un cambio en los puestos de trabajo de TI es la proliferación de los llamados grandes volúmenes de datos -los volúmenes masivos de bits y bytes recogidos por cientos de miles de sistemas basados en transacciones, sensores y sistemas de RFID y, cada vez más, de las redes sociales.
"El rol principal de TI desde la década de 1970 ha sido reducir las ineficiencias en los procesos manuales, y crear los aumentos de productividad mediante la automatización", señala Tim Sarvis, director de operaciones de la planta de TI y servicios de Eastman Chemical en Kingsport, Tennessee "La próxima gran cosa es tratar de ganar conocimiento de todos estos datos -terabytes y terabytes de datos. Necesitamos una forma de modelar los datos y ponerlos en manos de los trabajadores del conocimiento y tomadores de decisiones para tener mejores decisiones más rápido", señala.
En Eastman, "estamos estructurando nuestro talento en torno a esta mega tendencia", comenta Sarvis. "Los datos modeladores, masters de Scrum, arquitectos de datos, arquitectos corporativos son todos los títulos en los que nos centraremos para reforzar la inteligencia del negocio".
Guy Peri, director de inteligencia de negocios de Procter & Gamble, señala que el gigante de bienes de consumo se refiere a los analistas de BI como "asesores de confianza" para el negocio. La compañía está invirtiendo fuertemente en herramientas de BI y analistas de BI; Peri estima que la BI será responsable de hasta un 20% de la organización de TI de la empresa y del presupuesto.
Es más, P&G está creando universidades BI para capacitar a sus socios de la cadena de suministro en los procesos y análisis de la empresa. "Queremos llevar el BI continuo al nivel operativo, hasta llegar a los consumidores", señala Peri. P&G también está siguiendo a los chateadores en varias redes sociales, incorporando los comentarios que recoge de los clientes en sus decisiones empresariales basada en el análisis.
Desarrolladores de aplicaciones móviles
Otra gran tendencia que conduce la actual demanda de habilidades muy específicas es la movilidad cada vez mayor de trabajadores, clientes, proveedores y socios, según los expertos. En pocas palabras, las aplicaciones móviles se han disparado. En el 2010, las ventas de aplicaciones de Apple iOS ascendieron a casi 1,8 mil millones de dólares. Este año, se proyecta que las ventas mundiales de aplicaciones móviles alcancen los cuatro mil millones de dólares, según el investigador de mercado IHS.
Pero como lo ve Woodson Martin, vicepresidente senior del éxito de los empleados en Salesforce.com, la movilidad no se puede separar de la computación en la nube y las redes sociales. "Cuando pienso en el TI de hoy y en el del futuro, sociales, móvil y cloud son las tres palabras que importan, si estás en el espacio del consumidor o de la empresa o de un negocio pequeño o grande", señala Martin.
"Los clientes quieren aplicaciones móviles que tienen un componente de red social y que se ejecutan en la nube. Así que lo que necesitamos son personas que puedan abarcar todas estas cosas", enfatiza. "Necesito que todos en mi equipo sean orientados en torno a todas estas tecnologías".
En concreto, Martin señala, "los conjuntos de habilidades como HTML5, Ruby y Java nos permiten diseñar aplicaciones en un mundo de ejecución universal, así que pueden ser sociales, móviles y cloud", agrega. En cuanto a los títulos, Martin comenta que está viendo menos títulos de tecnología específica y más títulos como "miembro del personal técnico".
"El trabajo realizado por los miembros de los equipos cambia sobre la base de lo que la organización necesita", agrega. "Ellos pueden estar trabajando en una arquitectura web un día y en una arquitectura móvil al día siguiente. Lo que estamos viendo es que los silos tradicionales desaparecen a medida que todo el mundo se apresura a producir aplicaciones sociales, móviles y cloud".
La necesidad de individuos con conocimientos y experiencia en el uso de una amplia gama de tecnologías, junto con un profundo conocimiento de cómo opera una empresa, está cambiando completamente el papel de TI dentro de la empresa, de acuerdo a varios CIO y observadores veteranos de la industria.
En lugar de actuar como implementadores de las tecnologías que pueden hacer que el negocio funcione más barato y más rápido, el personal de TI se están moviendo hacia funciones de liderazgo, innovación, informando y asesorando a la dirección ejecutiva acerca de cómo la tecnología puede, por ejemplo, ayudar a establecer los precios y las ofertas de la gama de productos para mejorar las ganancias o cuota de mercado.
"TI está dirigiendo el negocio, especialmente desde una perspectiva empresarial", señala Doug Beebe, quien recientemente pasó de una función ejecutiva de TI empresarial, a una posición ejecutiva de estrategia y tecnología en Toyota Motor Sales.
"La mayoría de las divisiones de negocio están muy aisladas. Tienen un conjunto de cosas que tienen que hacer a diario y no tienen la oportunidad de mirar a través de la organización", señala Beebe. "Cuando TI entienda la visión de la empresa, puede recomendar las cosas que la tecnología puede hacer para cumplir esa visión".
En Kraft Foods, con sede en Chicago, la función de TI está centralizada, pero el CIO Mark Dajani ha incorporado -a propósito- a su personal en las unidades del negocio para que puedan entender la misión de la compañía y generar resultados.
"Yo no quiero que TI influya, pero sí que conduzca el negocio", señala Dajani. "TI debe impulsar los resultados empresariales y adjudicarse los resultados del negocio".
Julia King, Computerworld (EE.UU.)