Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Fusion-io reduce la latencia en almacenamiento flash

[10/01/2012] Fusion-io mostró el preview de una tecnología que le da a los CPU de los servidores un acceso más directo a los datos almacenados, aparentemente logrando un desempeño I/O mucho mayor que el que se encuentra en los centros de datos típicos.
La Auto Commit Memory (ACM), una extensión del subsistema Fusion-io Memory de la empresa, permite que los datos que fluyen entre los componentes de la memoria flash de Fusion-io y el procesador no pasen por el sistema operativo del servidor, sostuvo el CEO David Flynn, quien demostró la tecnología en el evento Demo Enterprise en San Francisco. Esto y otras innovaciones reducen la latencia de las operaciones I/O lo suficiente como para que los centros de datos sean más eficientes y las experiencias en Internet de los consumidores sean mejores, de acuerdo a la compañía.
Usando ocho servidores HP ProLiant DL370, cada uno equipado con ocho de los subsistemas de memoria ioDrive2 Duo de la compañía, Fusion-io logró mil millones de IOPS (operaciones I/O por segundo) durante la demostración. La ACM no se encuentra lista para despacharse, pero la compañía sostuvo que daría más detalles en la conferencia Demo Spring en abril.
Fusion-io ha tomado un enfoque diferente con el almacenamiento flash al de los proveedores de almacenamiento tradicionales. En lugar de hacer que los medios de estado sólido emulen a los discos duros e incorporarlos en grandes arrays de almacenamiento, Fusion-io coloca los chips flash en tarjetas PCIe para integrarlas en el propio servidor, en donde se comportan como una memoria. Esto elimina varios obstáculos en el camino que va del almacenamiento al procesador, como las interfases SATA (Serial Advanced Technology Attachment), los adaptadores host bus y las SAN (storage area networks).
La Auto Commit Memory se encuentra diseñada para eliminar incluso más pasos para mejorar aún más la velocidad.
Lo que esto está demostrando es el paso final en la remoción de gruesas capas de software, los cientos de miles de ciclos de instrucción en el software, para no pasar por el sistema operativo y que el requerimiento de I/O vaya al disco. Uno tiene que deshacerse de todas esas cosas, sostuvo Flynn.
Además de mejorar el desempeño pico de un servidor, la ACM puede ayudar a las organizaciones a usar menos servidores y menos energía, señaló el ejecutivo. Es especialmente útil para la cloud computing, en donde mejoraría las experiencias en Internet de los consumidores.
La nueva capacidad parece ser una extensión significativa de la actual tecnología de Fusion-io, afirmó Henry Balthazar, analista de The 451 Group. Los rivales como Micron y LSI Logic han ingresado al campo de Fusion-io desde que esta fue la pionera en memoria no volátil en el 2007, y la empresa está ahora avanzando con una mejora basada en software para retener su ventaja, señaló.
La ACM probablemente ayude básicamente más a las empresas especializadas en Internet como Google y Facebook que a las empresas convencionales, sostuvo Balthazar. Las compañías web usarían las API de Fusion-io para dar a los CPU de sus servidores acceso directo a las tarjetas flash.
Estamos tratando con un mundo Web2.0 en donde las personas no tienen nada de paciencia, puntualizó Balthazar.
Stephen Lawson, IDG News Service