Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Procesadores: Qué esperar de las CPU en el 2012

Por: Nate Ralph, columnista de PC World (EE.UU.)

[12/01/2012] Como el cerebro de la mayoría de todos los aparatos de computación moderna, la unidad de procesamiento central o CPU es una parte indispensable de cada computadora de escritorio, portátil, teléfono o tablet. El procesador cruje los números y asigna las tareas, y es una de las piezas principales de hardware que determinan qué tan gruesa es su computadora portátil o cuánto van a durar las baterías de su teléfono.
Cada año, estas placas de silicio se hacen más pequeñas, más fuertes y más eficientes energéticamente. Eso es una buena noticia para los amantes de los gadget, pues los dispositivos se vuelven más rápidos, más ligeros, y por lo general con resultados más impresionantes. Este año no será la excepción. En este artículo, le doy una mirada a lo que se espera de Intel, AMD, y Nvidia. Es demasiado pronto para decir cómo sucederán las cosas, pero trataré de llenar algunos de los espacios en blanco.
Cruzando el puente de arena
En los mercados de las computadoras de escritorio y portátiles, hay dos actores principales: Intel y AMD. De los dos, Intel ha ganado más tracción este año, con una serie de componentes populares y de gran alcance en el mercado- con la promesa de mucho más por venir en el próximo año.
Intel opera en lo que llama un ciclo de tic tac. Con cada "tic", Intel presenta un nuevo proceso de fabricación. En el 2010, los procesadores de escritorio Clarkdale de Intel redujeron la microarquitectura Nehalem a 32 nanómetros, entregando un rendimiento mejorado y ahorros de energía. Con cada "tic", Intel presenta una nueva microarquitectura. En el 2011, llegaron las CPU Sandy Bridge, que ofrecen un rendimiento superior a sus predecesores Clarkdale al cortar los costos de energía y mejorar el rendimiento de los gráficos integrados.
Veremos el siguiente tic en el 2012, cuando Intel comprima la microarquitectura Sandy Bridge hasta los 22 nanómetros. La nueva CPU resultante, cuyo nombre en código es Ivy Bridge, promete mejor rendimiento y ahorro de energía, tanto como las dos últimas generaciones de procesadores.
Más pequeño es mejor
La mayor parte de la información que tenemos acerca de Ivy Bridge viene del Intel Developers Forum celebrado a principios del año pasado, además del filtro de una presentación en PowerPoint. De primordial importancia son las reducciones que hace Intel, del proceso de 32 nanómetros al proceso de 22 nanómetros. El cambio a un tamaño más pequeño permite que los fabricantes de procesadores creen chips que consumen menos energía.
A principios del 2011, Intel dio a conocer la tecnología de transistores 3D tri-gate que se ha puesto en marcha para hacer la transición al proceso de 22 nanómetros. Los nuevos transistores son más pequeños, más rápidos y más energéticamente eficientes, y serán clave para las mejoras de rendimiento que, según Intel, veremos con Ivy Bridge.
Pero ¿qué significa todo esto para usted? Simple: Una CPU Ivy Bridge proporcionará un rendimiento similar al de una CPU Sandy Bridge, pero consumirá menos energía, y ofrecerá un mayor rendimiento, mientras consuma la misma cantidad de poder. Eso significa que verá laptops que ofrecen una mejor vida de la batería sin sacrificar la velocidad, así como equipos de escritorio más rápidos que son más asimilables en su presupuesto de utilidades.
Bajo el capó
Intel no ha ofrecido ninguna confirmación de cómo será la alineación de Ivy Bridge, pero informes filtrados obtenidos por Xbit Labs dan alguna información sobre las nomenclaturas de las nuevas líneas de procesadores, así como las frecuencias de la CPU. Las nuevas CPU supuestamente seguirán la convención de nomenclatura estándar para procesadores Core de Intel, cayendo en la serie 3000 (Sandy Bridge fue la serie de 2000).
Un repaso: Intel tradicionalmente divide la plataforma central en tres segmentos -Core i3 en el extremo inferior, Core i5 para el rango medio, y Core i7 en la gama alta. Seguir esa designación de nomenclatura es un modelo. También puede ver un sufijo al final del número de modelo: K para los procesadores desbloqueados, S para los procesadores de un rendimiento optimizado, o T para los de un consumo de energía optimizado. Las variantes S y T son generalmente para el uso exclusivo de OEM  espere a verlos en equipos de escritorio y portátiles en las tiendas. Una CPU Ivy Bridge desbloqueada, de gama alta, por ejemplo, podría ser llamada el procesador Intel Core i7-3770K.
También sabemos que Ivy Bridge será compatible con el socket LGA 1155 -una gran noticia para los propietarios de Sandy Bridge, pues no tendrán que comprar una placa madre totalmente nueva para actualizarse. Y si acaba de gastar unos pocos cientos de dólares en los procesadores Sandy Bridge Extreme Edition de Intel, no se preocupe: Cuando me reuní con los representantes de Intel, me dijeron que Ivy Bridge Extreme Edition utilizará el socket LGA 2011, por lo que también tiene una ruta clara de actualización.
Otras mejoras notables incluyen un núcleo de gráficos actualizado e integrado en la CPU, lo que permite soporte para DirectX 11, con gráficos integrados de Intel. No tenemos muchos detalles concretos todavía, pero con cada iteración de la microarquitectura que hemos visto, Intel mejora los gráficos integrados. Ivy Bridge CPU también traerá soporte nativo para USB 3.0 y Thunderbolt, por lo que esperamos una mayor adopción de las tecnologías de conectividad en sistemas de escritorio y portátiles de todas las marcas y modelos.
No hemos escuchado ninguna palabra sobre cuando llegará Ivy Bridge y los productos asociados, pero puede esperar verlos en algún momento del segundo trimestre del 2012.
Más allá de Bulldozer
Ahora, ¿qué pasa con AMD? El fabricante de procesadores se centra en sus Fusion APU (Unidades de Procesamiento Acelerado), que combinan CPU y GPU en una única pieza de silicio. Sin embargo, AMD tiene su trabajo hecho a lo largo del próximo año.
En octubre, AMD sacó la cortina de su largamente esperada arquitectura Bulldozer. Por desgracia, tuvo un lanzamiento bastante decepcionante, y mis propias pruebas mostraron que la mejor tecnología de chip que AMD pudo reunir, no sirvió para superar a la oferta de gama media de Intel.
La empresa hará un seguimiento de la microarquitectura Bulldozer con Piledriver, una variante mejorada del núcleo Bulldozer. Los detalles reales son escasos, y abundan los nombres en clave para el escritorio individual y las líneas de portátiles, pero sí sabemos que AMD va a estar buscando aumentar el rendimiento por vatio y estará horneando núcleos más fuertes para la GPU. Todavía se espera que Piledriver sea una arquitectura de 32 nanómetros, lo que pone a AMD en cierta desventaja a la luz de los 22 nanómetros de Ivy Bridge de Intel.
No esperamos ver Piledriver hasta algún momento a mediados del 2012. Después de todo, Bulldozer llegó solo hace unos meses. Una vez más, esperamos más noticias del campo de AMD en el CES (que se está llevando a cabo por estos días).
CPU del tamaño de un bocado
Sería un descuido no discutir los procesadores sin tocar el mercado móvil. Las tablets y los teléfonos inteligentes son los aparatos del futuro, y aunque los consumidores podrían estar un poco más preocupados por la estética y las aplicaciones que de sus capacidades portátiles, un poco de energía está en juego en el interior.
Parece que fue ayer cuando nos preguntábamos qué hacer con más de dos núcleos en nuestros teléfonos celulares. En el 2012, los procesadores quad-core estarán a la orden del día, con los fabricantes de chips como Qualcomm y Nvidia liderando la carga.
Nvidia Tegra 3 es uno de los primeros quad-core móviles en llegar al mercado, y el último de la línea de sistemas en chip de Nvidia Tegra. El sistema consta de una CPU ARM Cortex A9 con una GPU GeForce integrada, de 12 núcleos de potencia para los gráficos. Espere un aluvión de tablets Android utilizando estos chips, a medida que los fabricantes de dispositivos amontonan características en una carrera sin fin.
Qualcomm estará introduciendo chips de cuatro núcleos, Snapdragon S4 para la temporada navideña del 2012. Estos chips soportarán tablets con Windows 8. El S4 se construirá en el proceso de 28 nanómetros, en comparación con el proceso de 45 nanómetros que utiliza Qualcomm en la generación actual de chips S3. Espere un mejor rendimiento y menor consumo de energía.
PC World (EE.UU.)