Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La web Zappos de Amazon sufre un ataque

[17/01/2012] Un nuevo caso de robo de datos a una gran compañía se ha vuelto a producir. En esta ocasión el objetivo ha sido Zappos, una tienda de ropa que Amazon compró en el 2010. La tienda, especializada en calzado y ropa para hombre y mujer, ha visto como los hackers conseguían superar sus sistemas de defensa y accedían a su base de datos de cliente.
La propia compañía ha sido la encargada de confirmar la noticia. El incidente se registró el pasado domingo, cuando Zappos descubrió que la seguridad de sus sistemas había sido violada. En ese momento, la compañía, como mecanismo de protección, decidió suspender las contraseñas de todos los usuarios. El objetivo era que los hackers que habían robado los datos no pudiesen entrar en el servicio con la identidad de los usuarios.
La compañía procedió al envío de un correo electrónico a sus más de 24 millones de usuarios. En el correo, Zappos explicaba que una intrusión externa había conseguido acceso a su base de datos de clientes. Como consecuencia, los hackers se hicieron con direcciones de correo electrónico, la dirección postal para el envío de los pedidos y las contraseñas de los clientes. Sin embargo, según la compañía, no hay indicios de que los hackers consiguiesen acceso a la información relativa a los datos bancarios y de facturación de los clientes.
Una vez informados los usuarios, Zappos ha publicado en su web un apartado para informar sobre cómo cambiar la contraseña del servicio. La compañía, además, ha recomendado a los usuarios que cambien la contraseña en otros servicios y webs en caso de que utilizasen los mismos términos.
Según la compañía, están trabajando para que el servicio vuelva a la normalidad y para que no vuelvan a producirse incidentes de este tipo en el futuro. Además, Zappos ha confirmado que trabaja junto a las autoridades pertinentes para esclarecer los detalles de la intrusión, de forma que se pueda perseguir a los culpables.
Se trata de un nuevo caso de intrusión externa, que en esta ocasión ha afectado a 24 millones de usuarios. El hecho de que sea una web propiedad de Amazon es una señal más de que los hackers son capaces de atacar a prácticamente cualquier compañía.
Tony Bradley, PC World (US)