Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cómo reorganizar sus habilidades de TI para la nube

[08/02/2012] Keith Fafel entró en el mundo de la computación en la nube durante el verano del 2010, mientras trabajaba como gerente de producto con Rackspace, el proveedor con base en San Antonio, Texas, de infraestructuras de TI alojadas.
En ese momento, Fafel estaba trabajando en la línea de los servicios de control de empresas de Rackspace, que proporciona información sobre el rendimiento del hardware y software que Rackspace ejecuta para sus clientes. Rackspace había iniciado el desarrollo de servicios de alojamiento basados en la nube, y estaba tratando de crear soluciones de supervisión para que los clientes que aprovisionaban esos servicios pudieran tener la seguridad de que sus servidores y balanceadores de carga estuvieran funcionando correctamente. Fafel señala que se "insertó" a sí mismo en la conversación que Rackspace estaba teniendo sobre cómo sería el desarrollo del software de seguimiento de la nube.
"La emoción alrededor de la nube fue creciendo, y yo quería estar en las áreas interesantes de crecimiento", comenta.
Fafel, de 39 años, que ahora es director de productos para servicios de vigilancia de Rackspace, señala que el movimiento para desarrollar servicios de vigilancia basados en la nube era una progresión profesional natural para él. Para muchos profesionales de TI, sin embargo, el paso al desarrollo de aplicaciones e infraestructura de gestión basada en la nube se siente a cualquier cosa menos natural. De hecho, parece francamente intimidante, especialmente a la luz de todas las conversaciones sobre la posibilidad de que la computación en la nube elimine los puestos de trabajo TI.
Fafel y otros trabajadores del floreciente campo de la computación en la nube dicen que la transición de un entorno tradicional de TI hacia un entorno de computación en la nube no tiene por qué ser difícil o desalentador. Ellos reconocen que es un cambio de paradigma dramático para TI, y admiten que el movimiento va a ser difícil para aquellos profesionales de TI que piensan que la computación en la nube es una moda pasajera y que está ligada a los sistemas operativos y plataformas de tecnología en particular. Pero para los profesionales de TI como Fafel que consideran la adición de capacidades de cloud computing como una oportunidad de trabajo, un rediseño de sus habilidades para adaptarlas a la nube será un proceso relativamente sencillo, comentan.
"Hoy en día hay una gran ventaja, pues hay muchos recursos de entrenamiento disponibles", indica Bernard Golden, CEO de cloud computing y virtualización de la empresa de consultoría HyperStratus (y Blogger de CIO.com). "Hay muchos recursos en línea, y muchos de estos productos se pueden utilizar de forma gratuita o son muy baratos. Tiene una oportunidad real de obtener experiencia práctica con una baja barrera de entrada".
Sería prudente que los profesionales de TI interesados en aprender sobre el cloud computing comiencen a educarse ahora, concuerdan los expertos en la computación en la nube.
"En este momento, todo el mundo está haciendo algo en lo que respecta a la nube", señala David Nichols, CIO en servicios de Ernst & Young. "Pueden tener una o dos aplicaciones en la nube o estar utilizando una para el almacenamiento. Para casi todo el mundo, lo que están poniendo en la nube es tan pequeño en relación con el resto de su infraestructura, que no tienen que preocuparse por hacer frente a este nuevo modelo de negocio por separado".
El hecho de que la mayoría de las empresas y los departamentos de TI estén avanzando lentamente su camino hacia la nube, como describe Nichols, trabaja en beneficio de los profesionales de TI: Les quita un poco de presión. Ellos pueden aprender a su propio ritmo, en lugar de tener que llegar apurados a una migración importante hacia la nube. Al comenzar su entrenamiento ahora, pueden salir adelante de la curva de la tecnología.
"La nube está aquí para quedarse. No es algo pasajero. Se trata de un cambio de paradigma, y los profesionales de TI necesitan reconocerlo", señala Andy Knosp, vicepresidente de servicios profesionales para Eucalyptus Software, un proveedor de una plataforma privada de infraestructura cloud-como-servicio. "Si van a aumentar sus habilidades y su valor en el mercado laboral, ahora es el momento para recibir el entrenamiento".
Aquí, los expertos en computación en la nube ofreces asesoramiento a los profesionales de TI sobre cómo pueden adaptar sus conjuntos de habilidades a la nube, y describen el impacto que tendrá la computación en la nube en los desarrolladores de aplicaciones, arquitectos, administradores de sistemas, planificadores de la capacidad y administradores de los proveedores.
Métase de cabeza a la nube
El primer paso en la reorganización de su conjunto de habilidades para la nube es entender los conceptos básicos: Es decir, el concepto de cloud computing, los distintos modelos de implementación (públicos, privados e híbridos) y casos de uso para ellos, y cómo el modelo se diferencia de las operaciones tradicionales de TI.
En su nivel más básico, el cloud computing es una forma dinámica de entregar los recursos de TI a medida (como las aplicaciones, el almacenamiento y la capacidad del servidor) a través de Internet, y "a demanda". Se basa en el software de virtualización, que agrupa los recursos de computación disponibles en varios servidores, para proporcionan el aparente acceso inmediato a aplicaciones de almacenamiento o servidores.
La razón por la que la computación en la nube representa tan radical cambio de paradigma para TI se debe a su acceso instantáneo a las capacidades escalables de TI. El ejemplo clásico de este concepto es el tiempo que tarda en aprovisionar un servidor para una nueva aplicación. En un entorno tradicional de TI corporativo, este proceso puede durar semanas: se necesita comprar un nuevo servidor. Luego deberá ser configurado y se tiene que implementar software en él.
En un entorno cloud, la capacidad del servidor ya está en marcha, y es virtual. En lugar de semanas, obtener un servidor operativo puede tardar unos cuantos minutos. El proceso de aprovisionamiento de un servidor para que ejecute una aplicación es casi totalmente automatizado, y los usuarios solo pagan por la capacidad de cómputo que utilizan, en lugar de pagar por toda la capacidad que un servidor físico ofrece.
La computación en la nube se diferencia de las TI tradicionales de muchas otras maneras. Presenta nuevos problemas y por lo tanto, requiere nuevos enfoques para resolver esos problemas. Por ejemplo, cuando Rackspace comenzó a desarrollar servicios de vigilancia para los clientes de su nube, miró a las herramientas de administración y de vigilancia de las TI tradicionales de varios proveedores principales. Fafel señala que Rackspace rápidamente se dio cuenta de que esas herramientas, las cuales están diseñadas para las empresas en las que hay un conjunto conocido de usuarios y con una administración centralizada, no funcionaban en entorno de nube multiusuario. En ultima instancia, Rackspace decidió utilizar el software de vigilancia de una pequeña empresa cloud, Cloudkick, que adquirió más tarde.
"A medida que está evaluando soluciones para construir y trabajar dentro de la nube, tiene que estar abierto a mirar a las nuevas empresas que recién están despegando", señala Fafel. "Esa es una píldora difícil de tragar para muchos responsables de TI".
Seleccione las áreas de especialización y certificaciones
Los profesionales de TI que entienden el concepto de cloud computing, sus modelos de despliegue y casos de uso, serán capaces de hablar con confianza acerca de cómo sus organizaciones pueden sacar provecho de la nube y los beneficios que puedan derivarse de ella. Al hablar de la computación en la nube dentro de sus organizaciones de TI, les hará distinguirse como conocedores y puede ayudarles a conseguir que los trasladen a los proyectos de computación en la nube, añade Golden.
Él recomienda a los profesionales conocer las áreas más demandadas de la computación en la nube, como la plataforma como servicio (y Cloud Foundry, en particular) y sistemas de gestión de bases de datos no relacionales como NoSQL, CouchDB Apache y bases de datos de Casandra, y Mongo. También insta a los profesionales de TI para que aprendan a gestionar los servicios de infraestructura cloud y los entornos de los marcos de gestión que se sientan a su alrededor, ya sea BMC o RightScale, por ejemplo.
Todas estas recomendaciones pueden parecer abrumadoras. La buena noticia es que los recursos para que pueda educarse a sí mismo abundan. "Es muy fácil aprender esas cosas", señala Golden, "porque todos tienen versiones en línea que son baratas".
De hecho, muchos vendedores del inmenso ecosistema de la computación en la nube, incluyendo Rackspace, Eucalyptus, RightScale, enStratus y Opscode, ofrecen cursos personales o documentación en línea, documentos técnicos, demostraciones, seminarios y otros recursos en sus sitios web. Estos recursos son gratuitos para los clientes y socios. A veces son gratuitos para el público en general o están disponibles a un bajo costo.
"Casi todo lo que necesita un profesional de TI en la actualidad está disponible gratuitamente, o relativamente barato", comenta Fafel de Rackspace. "No necesita un servidor de cinco mil dólares para ayudarle a aprender. Abra su navegador web, inicie unos pocos servidores en la nube de Rackspace, profundice en los blogs, y absorba tanta información como sea posible".
A medida que construye su conocimiento de la computación en la nube, Knosp de Eucalyptus sugiere la investigación y la obtención de certificaciones. Señala que cree que cuando los administradores buscan personal para los puestos de administradores y arquitectos de nube, decidirán entre candidatos con certificaciones de un proveedor específico. Los profesionales de TI que tengan esas credenciales estarán en una mejor posición competitiva en el mercado laboral.
El impacto del cloud computing en puestos de trabajo TI específicos
La computación en nube va a cambiar a algunos de los puestos de trabajo tradicionales de TI más que a otros. Mark Interrante, vicepresidente de producto de Rackspace, le a conseja a los profesionales de TI que se pregunten: "¿Estoy en un trabajo donde hay una enorme cantidad de cambio o poco cambio?" Para ayudarle a responder a esa pregunta, lea las siguientes descripciones de cómo la computación en la nube impactará en cinco categorías de empleos de tecnología: los desarrolladores de aplicaciones, administradores de sistemas, arquitectos, planificadores de la capacidad y gestores de los proveedores.
Desarrolladores de aplicaciones: El consenso entre los profesionales de la computación en la nube es que la nube no cambiará fundamentalmente el trabajo de los desarrolladores de aplicaciones. De hecho, de acuerdo con HyperStratus, cloud computing va a anunciar una "edad de oro" para los programadores. Debido a que la computación en la nube hace más fácil la provisión de capacidades de TI, la consultora espera que las organizaciones consuman más TI, lo que impulsará la demanda de los desarrolladores de aplicaciones.
Los desarrolladores tendrán que aprender nuevas habilidades, por supuesto. Interrante señala que los desarrolladores de aplicaciones tendrán que aprender un nuevo conjunto de API para desarrollar aplicaciones para la nube, pero, añade, el aprendizaje de nuevas API es una tarea común para los desarrolladores. Golden agrega que los programadores tendrán que aprender nuevos marcos, como Cloud Foundry o PHP Fog, para crear aplicaciones que sean elásticas y escalables. Tendrán que aprender también acerca de las bases de datos no relacionales como NoSQL.
Administradores de sistemas: La computación en la nube va a cambiar el papel del administrador de una manera significativa, ya que automatiza la parte del trabajo dedicado a los sistemas de configuración. Esto hará que el trabajo del administrador de sistemas se trate menos de saber cómo ejecutar un servidor, por ejemplo, y más sobre saber cómo ejecutar un entorno automatizado que ejecuta el servidor, indica Golden. "Todavía necesita saber cómo instalar y configurar Apache", señala. "Pero lo más importante será saber cómo automatizar la configuración y el funcionamiento del entorno. Estará ajustando scripts Chef en vez de hacer la configuración práctica de Apache".
Knosp de Eucalyptus comenta que el administrador del sistema se convertirá en un administrador de la nube. "El administrador de la nube combinará una variedad de diferentes conjuntos de habilidades en torno a la administración de sistemas, virtualización, almacenamiento y administración de la red", señala. "El papel será multifacético. Van a tener algún nivel de responsabilidad por el diseño del entorno de la nube. Tendrán la responsabilidad definitiva de la administración y gestión en curso".
Rich Wolski, CTO y cofundador de Eucalyptus Software, señala que cree que los profesionales de TI que trabajan actualmente en funciones de gestión de infraestructura (administradores de sistemas, administradores de almacenamiento, administradores de red) serán capaces de hacer la transición a administrador de la nube.
"La tendencia en la gestión y la construcción del centro de datos ha sido la automatización", señala. "La nube es una especie de epítome de la automatización. Los administradores han estado bajando por esa ruta paso a paso durante una década o más".
Arquitectos: Las organizaciones que migran sus aplicaciones e infraestructura a la nube necesitarán arquitectos de la nube para ayudarlos a establecer y conducir esa estrategia, señala Knosp. Los arquitectos de la nube reunirán conocimientos de computación en la nube, arquitectura empresarial, almacenamiento, redes y virtualización para desarrollar y ejecutar la estrategia cloud.
Nichols de Ernst & Young agrega que los arquitectos de nube también serán responsables de encontrar la manera de integrar diferentes aplicaciones cloud, manteniendo los niveles de rendimiento y servicio. Él añade que el papel del arquitecto de la nube será fundamental dentro de las organizaciones, una vez que aproximadamente el 30% de la infraestructura de TI de una organización esté en la nube.
Planificadores de capacidad: El papel de los planificadores de capacidad se convierte en mucho más importante -y más difícil- en un entorno de nube. Ellos tratan de predecir la necesidad de una organización por los recursos de TI, tales como ancho de banda o la capacidad del servidor, por lo que los usuarios deben tener el poder de computación que necesitan cuando lo necesitan. Prever con exactitud la demanda de estos recursos de TI es crítico porque afecta los presupuestos, pero se convierte en una tarea mucho más difícil en la nube, señala Golden, ya que las cargas de trabajo son mucho más volátiles y mucho menos visibles. "Su ventana de pronósticos es mucho más corta, y la variabilidad de la carga es mucho mayor", agrega.
Administradores de proveedores: La computación en la nube cambia el papel del administrador de proveedores en dos maneras significativas:
En primer lugar, los vendedores con los que van a estar trabajando, cambiarán. "Muchas organizaciones de TI, especialmente las empresas muy grandes, se han acostumbrado a utilizar el mejor de los más grandes consultores, proveedores de outsourcing, proveedores de software y hardware. 80% de sus gastos se va con los proveedores más grandes", señala Nichols. "Cuando entre a la nube, tendrá muchas pequeñas empresas que prestan servicios en formas que no se habían hecho antes".
En segundo lugar, los contratos y esquemas de pago serán diferentes, señala Golden. Los administradores o gerentes de proveedores tendrán que saber lo que pasa si la base de su empresa de usuario crece al doble, la forma en que eso afectará a los precios, indica. También tendrá que resolver los asuntos de cumplimiento, tales como la privacidad y seguridad de datos.
La canción sigue siendo la misma
Así como la computación en la nube transforma las operaciones tradicionales y los roles de TI, muchas actividades siguen siendo las mismas, lo que contribuye a facilitar la transición de los profesionales de TI. La infraestructura, las aplicaciones y los proveedores todavía tienen que ser administrados y supervisados.
Ya sea que esté en un rol que cambie mucho o poco en la computación en la nube, Fafel señala que la reorganización de sus habilidades para la nube debe ser igual: "No le tema. Abrácela. Aprenda tanto como pueda, y de esa forma puede asegurarse de que su carrera irá hacia adelante".
Meredith Levinson, CIO