Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Daniel de Vinatea, gerente de Ingeniería y Proyectos de Emerson del Perú

Los data centers cambian

[06/02/2012] ¿Cuál sería el aspecto de un data center dentro de 10 años? La respuesta no es sencilla puesto que la tecnología que corre dentro de ellos podría pasar por numerosos e inimaginables cambios durante ese periodo. A pesar de ello, es necesario planificar el centro de datos, ofrecerle la suficiente flexibilidad como para cambiar de acuerdo al crecimiento de la empresa y también de acuerdo a los cambios en las tecnologías.
Esto fue lo que pudimos determinar luego de una conversación con Daniel de Vinatea, gerente de Ingeniería y Proyectos de Emerson del Perú. El ejecutivo nos señaló que el centro de datos ha cambiado y que aunque no podemos avizorar su forma para dentro de una década sí podemos hacer lo necesario para administrar su cambio en los próximos tres a cinco años.
Pero antes, veamos algunas de las fuerzas que ya han cambiado al centro de datos tal y como lo conocemos.
Daniel de Vinatea, gerente de Ingeniería y Proyectos de Emerson del Perú, comenta los cambios que se darán en los data centers.
La tecnología va hacia el uso eficiente de los recursos y de los activos, por eso se reducen los espacios y por eso se produce la concentración del procesamiento de la información. Antes tenías servidores de tres unidades de rack, luego se cambiaron al de una unidad de rack -el llamado pizza box- y ahora se utilizan los blade servers con los que en seis unidades de rack puedes colocar hasta 14 servidores, explicó De Vinatea.
Los cambios en la forma de los servidores, ha ocasionado que los centros de datos puedan realizar sus tareas en un espacio cada vez más pequeño o, lo que es lo mismo, realizar más procesos de cómputo en el mismo espacio.
Por supuesto, a esta tendencia ayuda el hecho de que, en búsqueda de aún más eficiencia, las empresas hayan optado por utilizar la virtualización de los servidores. Con máquinas virtuales dentro de los servidores físicos se logra una mayor eficiencia en el uso de las máquinas y se ahorra espacio dentro de los centros de datos, pero todo esto también conlleva algunos cambios colaterales.
Quizás el más importante de ellos es que hay más calor concentrado. Y para poder atender los requerimientos de este nuevo entorno, es necesaria una mayor capacidad de enfriamiento de las máquinas.
Tenemos un análisis de la energía en donde se puede apreciar que del 100% de consumo de un data center el 52% está dado por el procesamiento de la información, y el 48% restante es el de los equipos que hacen que funcionen el otro 52% (UPS, aire acondicionado de precisión, transformadores, etc.). Dentro de ese 48%, el 38% (del total) es del aire acondicionado de precisión, explica el ejecutivo.
Es decir, del total de la energía que se usa en un centro de datos, más de un tercio de ella se dedica solamente al aire acondicionado. Por tanto, la eficiencia en el uso de esta herramienta es vital.
Y de hecho, así lo confirman las encuestas que se realizan entre los encargados de los centros de datos y los CIO.
En una encuesta anual que realiza Emerson entre sus clientes e invitados se les pregunta cuáles son los temas que mayor interés (preocupación) tienen y, precisamente, uno de los temas que siempre aparecía en la mente de estos ejecutivos es la densidad del calor. Pero además, en tiempos recientes apareció un tema conexo: la eficiencia en la energía.
A mayor calor mayor necesidad de gasto en enfriamiento. Aunque, claro, esto es relativo.
Para que seas eficiente en tu centro de cómputo y tener un flujo de aire frio y de aire caliente -y que no se mezclen- se definió un tipo de diseño que es el pasillo frio y pasillo caliente, señala De Vinatea.
Con este tipo de diseño se puede optimizar el uso del aire acondicionado, pues al no mezclar el aire frio con el caliente es necesaria una menor cantidad de enfriamiento y menor cantidad de gasto en energía en esta función.
¿Se hace esto en los centros de datos actuales? En alguna medida, y más en los centros de datos de las empresas grandes.
Evangelizar en torno a las virtudes de este tipo de configuración ha sido una tarea que ha tomado tiempo, al igual que tomó tiempo el convencer a las empresas que deben utilizar aire acondicionado de precisión y no de confort para enfriar los ambientes de sus centros de datos.
Cuando ingresé a Emerson hace siete años aun teníamos que explicar qué es precisión y qué es confort. Hoy ya no. Pero con eso me refiero a las empresas medianas y grandes con data centers constituidos con centros de computo. Y si tienen de confort es por un tema de presupuesto, aunque desearían tener de precisión. Pero ya nadie piensa que es lo mismo, precisa el ejecutivo.
Una breve explicación.
El calor que nosotros percibimos se descompone en dos tipos de calor: calor latente y calor sensible. El latente es el que tiene componentes de agua en el ambiente. Cuando uno suda, evapora agua, esa partícula de agua tiene un componente de calor que uno siente como humedad. El calor sensible es el calentamiento de las partículas del aire, como cuando el sol calienta un ambiente.
La computadora genera calor sensible y en un centro de datos casi el 100% del calor es calor sensible porque es el producido por los servidores.
Los equipos de aire acondicionado de precisión atacan el calor sensible, mientras que los de confort están diseñados para ambientes donde hay calor latente y sensible. Si se usa un equipo de confort para enfriar máquinas, se está usando solo un 60% de la capacidad del equipo; si se usa el de precisión se está usando casi el 90% de la capacidad del equipo. Igual hay siempre un 10% de calor latente por infiltraciones del ambiente y por otros motivos.
Dicho esto ¿cómo calcular la cantidad de enfriamiento para un centro de datos que podría crecer en el futuro?
La respuesta se puede extrapolar para todo el equipamiento que, junto con el aire acondicionado, es vital para que el centro de datos no se detenga.
Lo que viene ahora es el tema del crecimiento escalable. Por ejemplo, si usas un UPS de 40 kva cuando necesites crecer más en potencia puedes poner otro al lado que emparelele y sumados den 80 kva. Esa tecnología hoy existe y se la proporcionamos a los clientes. Les decimos no te preocupes porque a medida que vayas creciendo podrás seguir añadiendo equipos, no cambiarlos, señala De Vinatea.
La escalabilidad es la forma en que ahora se están enfrentando las necesidades de crecimiento de los centros de datos. Pero queda en manos de los administradores y de los CIO decidir el planeamiento del centro de datos o dejar que crezca desordenadamente.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú