Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Sun va a construir una supercomputadora de 30 millones de dólares

[19/03/2009) — En medio de rumores que afirman que Sun Microsystems va a ser tomada por IBM, la compañía ha anunciado un enorme trato de 30 millones de dólares australianos (19,87 millones de dólares) con la Oficina de Meteorología de Australia (Australia's Bureau of Meteorology — BOM) para construir uno de los ambientes computacionales de alto desempeño más grandes del hemisferio sur.

El trato de cuatro años, en conjunción con la Australian National University (ANU), se compone de dos sistemas Sun Constellation corriendo un conjunto de software de código abierto, el primero para un sitio de pronóstico del tiempo, de acuerdo a Sun.
Localizado en el BOM en Melbourne y en la ANU en Canberra, los ambientes HPC tendrán más de 2.500 módulos de servidores blade Sun (1.500 en la ANU y 1.000 en la BOM) basados en el nuevo procesador Xeon Nethalem de Intel.
La supercomputadora proporcionará facilidades a la iniciativa Infraestructura Computacional Nacional conducida por la ANU y financiada conjuntamente por la Commonwealth National Collaborative Research Infrastructure Strategy, ANU y CSIRO.
La profesora Lindsay Botten, directora de la National Computational Infrastructure, ha señalado que la nueva supercomputadora -12 veces más potente que el sistema actual-asegurará la competitividad internacional de la institución y proporcionará una infraestructura que ayudará a los investigadores australianos.
El doctor Ben Evans, jefe de la infraestructura de supercomputación de la ANU, ha señalado que el nuevo sistema se encontrará entre los mejores 30 sistemas HPC, y que tiene una excelente capacidad de expansión para satisfacer rápidamente las necesidades que surjan.
La tecnología de conexión a red para la supercomputadora es Infiniband y correrá un conjunto de software HPC de Sun, Sun HPC Software, Linux Edition.
En la BOM, el CIO Phil Tannenbaum ha dicho que el sistema hace que la organización sea el primer más grande servicio climático del mundo que opere en un ambiente de código abierto. Es alejarnos de donde tradicionalmente hemos estado operando y creemos que la infraestructura de Sun beneficiará a nuestros sistemas operativos, así como a nuestros usuarios dedicados a la investigación y el desarrollo, señaló Tannenbaum.
Previmos el trasladarnos a la supercomputación de código abierto para la siguiente generación, y estamos contentos de tener la oportunidad de adoptar esto en el 2009.
Rodney Gedda, Computerworld