Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Estudio encuentra que las Empresas 2.0 están cosechando resultados

[07/02/2012] Un reporte publicado la semana pasada da luces sobre la forma en que las organizaciones están usando las herramientas sociales dentro y fuera de las empresas y los resultados que están viendo. Vale la pena leerlo.
El reporte Cuando lo social se encuentra con los negocios sí se trabaja de verdad muestra ganancias tangibles del uso de iniciativas sociales dentro de las organizaciones de todo tamaño. Escrito por el profesor del MIT, Andrew McAfee, el paper revela los resultados de un estudio de la AIIM que observa el progreso de las tecnologías sociales para empresas en organizaciones que tienen de diez a más de cinco mil empleados, que se enfocan en tres casos de uso: colaboración en ventas y marketing, innovación abierta y preguntas y respuestas de la empresa.
Las tres áreas cubiertas por la task force demuestran que cuando las personas se comprometen adecuadamente unas con otras y con la tecnología, surgen la confianza, la auto organización, y los buenos negocios, sostuvo McAfee en una nota de prensa. Los tres casos de uso son verdaderos ejemplos de negocios sociales, ya que dependen de personas con lazos fuertes, débiles y potenciales para organizar sus propios flujos de trabajo, roles y credenciales.
McAfee conoce la empresa social pues fue el que acuñó la frase Empresa 2.0 en un artículo del 2006 del Sloan Management Review, y fue autor del libro Empresa 2.0: Nuevas Herramientas Colaborativas para los Desafíos más Difíciles de su Organización.
Algunos de los hallazgos más importantes:
Preguntas y Respuestas de la Empresa –la capacidad de los empleados de preguntar y responder preguntas en la organización– fue la iniciativa de empresa social más popular de las tres estudiadas. Un 29% de los encuestados reporta que este tipo de sistemas ya se encuentra funcionando en sus empresas.
Se reportó un 60% de satisfacción en las organizaciones con sistemas de preguntas y respuestas basados en recompensas.
La Innovación Abierta –definida como la tecnología que soporta el compromiso de las personas tanto dentro como fuera de la compañía hacia los procesos de innovación– se encuentra ampliamente difundida. Un 26% de los encuestados afirmó que se encuentran comprometidos en alguna forma de innovación abierta. También está cosechando grandes dividendos: 48% de los encuestados reportan que la innovación abierta ha producido grandes cambios en los procesos internos, y 34% reportó lo mismo para los productos externos.
El uso de las herramientas de la Empresa 2.0 para mejorar la colaboración entre Ventas y Marketing fue la iniciativa menos adoptada en el estudio. Pero de aquellos encuestados que están usándola activamente, el 60% reportó mejoras significativas al compartir conocimiento y al comunicarlo.
Las perspectivas de los usuarios en el paper ofrecen interesantes visiones de las aplicaciones sociales dentro de algunas marcas bastante conocidas. Por ejemplo, las oficinas centrales de General Mills, con 3500 empleados, tuvo una prolongada cultura de pasillo, que se basaba en las interacciones informales que se producían en los pasillos de las oficinas corporativas, para compartir conocimiento. Eso se perdió cuando la compañía se convirtió en una organización global de 32 mil empleados. Para remediar la situación, la compañía implementó Connect the General Mills Global Hallway, una iniciativa de preguntas y respuestas que permite que un empleado que realice una pregunta pueda escoger una respuesta como la mejor respuesta. El sistema pronto será actualizado para incluir me gusta y comentarios.
El desarrollador de video juegos, Eletronic Arts, otra de las empresas que usa un sistema de preguntas y respuestas, realiza talleres con expertos en temas durante dos o tres días, en donde aproximadamente una docena de expertos dan una charla cada día. Cada presentación es grabada en video, etiquetada y enlazada con el perfil social del presentador de tal forma que los que la vean puedan contactar directamente con el expositor.
Claramente nos estamos moviendo hacia una nueva etapa en las tecnologías sociales, una etapa en la cual el factor crítico de éxito será la integración de las tecnologías sociales dentro de los procesos organizacionales fundamentales, sostuvo el presidente del AIIM, John Mancini. El objetivo final no debería ser simplemente establecer redes sociales dentro de las organizaciones, sino hacer que nuestras organizaciones sean realmente sociales. Aún queda mucho trabajo por hacer para llegar a este potencial, pero los tres casos de uso sugieren que se ha producido un avance significativo dentro de las empresas.
Michael Ansaldo, PC World