Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

¿Casado con su escritorio? Cinco tips para una mejor relación

[07/02/2012] Una estadística que da que pensar: con una semana laboral de 40 a 45 horas, muchos pasan el 25% del año en el trabajo. Para aquellos de nosotros que nos encontramos frente a la pantalla de una computadora durante todo el día, eso implica más de dos mil horas pegados a una silla. En términos menos técnicos, prácticamente estamos casados a nuestros escritorios.
Con tantas horas que pasamos en nuestras estaciones de trabajo, sin embargo, la mayoría de nosotros no pensamos mucho en optimizar nuestras oficinas. Pregunta: ¿cuándo fue la última vez que se detuvo a pensar sobre cuán eficiente es su espacio de trabajo físico? Si se parece a mí, la respuesta probablemente sea nunca.
La optimización del lugar de trabajo puede hacer una significativa diferencia en su capacidad para hacer las cosas. Créame: lentamente pero con seguridad he estado haciendo cambios en mi propia oficina, y con cada ajuste, he notado mayor productividad y menos tiempo desperdiciado -por lo menos, sin intención; mi hábito de entrar a YouTube a medio día no muestra signos de desaparecer.
La mejor parte: no se necesita de mucho para hacer un cambio en el lugar de trabajo. A continuación cinco tips simples para comenzar.
1. Use un asiento confortable, pero póngase de pie
La tendencia actual es a dejar de usar su asiento y convertir su lugar de trabajo en una experiencia de solo de pie. Pero aunque estar de pie todo el día puede que queme más calorías, esto no le va a ayudar a hacer más cosas, de acuerdo al doctor Alan Hedge, director de Factores Humanos y Laboratorio de Ergonomía de la Universidad de Cornell.
Sentarse es más conductivo hacia la productividad, sostiene Hedge -usa 20% menos energía y le permite usar con mayor efectividad el mouse y el teclado- pero eso no significa que deba estacionar sus sentaderas todo el día. Solo pregúntele a los chicos de la NASA.
No hemos evolucionado para estar sentados o de pie todo el día, afirma el doctor Joan Vernikos, ex directora de la División de Ciencias de la Vida de la NASA, quien estudió los efectos de la gravedad sobre el cuerpo mientras trabajó en la agencia espacial. En su libro Sentarse mata, moverse sana, Vernikos argumenta que el movimiento regular es la verdadera solución.
Lo que es importante es el cambio de posición, afirma la investigadora. Necesitamos estar moviéndonos de forma rutinaria, y necesitamos mover cada una de nuestras partes.
Vernikos y Hedge recomiendan encontrar un asiento cómodo y un escritorio con una buena disposición -asegúrese que el asiento sea ajustable y ofrezca un buen soporte para la parte inferior de la espalda-, y luego ponerse de pie y moverse regularmente durante el día. Hedge sugiere un rápido descanso de dos a tres minutos para estirarse cada 20 minutos, y luego un descanso mas prolongado una vez cada hora, en el cual camine y haga algo diferente.
------------------------------------------
Un poco de ayuda, por favor.
Su cerebro está muy ocupado; entonces, ¿por qué no deja que su computadora le recuerde cuándo es momento para tomarse una pausa? Existen varias aplicaciones que pueden manejar esta tarea en forma gratuita. Revise Workrave para Windows o Linux, Time Out Free para Mac o Gimme a Break! para el navegador Chrome -sobre cualquier plataforma. Cada uno de estos programas le permite configurar recordatorios regulares para levantarse, estirar las piernas y darle a su cerebro y cuerpo un bien merecido descanso. ¡No hay excusas!
------------------------------------------
Pero espera, podría pensar. Si paro de trabajar para estirarme o caminar, las personas van a pensar que estoy haraganeando. Por eso es importante educar a su jefe y compañeros de trabajo acerca de los beneficios sobre la productividad que vienen con los mini descansos -o mejor aún, que un científico se los diga.
Los estudios que han observado estos pequeños, pero frecuentes descansos, muestran enormes mejoras en la productividad así como mejoras en la salud, afirmó Hedge, citando una investigación realizada en la Universidad de Connecticut en 1997. Uno puede ver que las personas realizan un 15% más de trabajo cuando trabajan de esta manera, y no le cuesta nada a la compañía. Ese enfoque le servirá mucho más que cualquier tipo de complejo lugar de trabajo diseñado para trabajar parado y de pie, considera Hedge.
Y en cuanto a los escritorios con cintas sin fin y bicicletas. Cuando uno camina o corre bicicleta, su productividad cae y sus tasas de error se incrementan, detalla el investigador, referenciando una investigación del 2009 de la Universidad Curtin de Australia. Es como intentar caminar por la calle y escribir La Guerra y la Paz en su iPad. ¿Para qué hacerlo?.
Y ahora que estamos en estos temas sobre el ejercicio, podemos decir que también puede dejar de lado esas gigantescas pelotas de fitness en el gimnasio: esta bien sentarse en una de ellas por unos cuantos minutos como para cambiar el ritmo, pero el laboratorio de ergonomía de Cornell no ha encontrado un valor ergonómico cuando se las utiliza como sillón básico. Si no tiene un buen soporte para la espalda, la silla no es ergonómica, afirma Hedge, y la mala ergonomía causa que se sufra en el trabajo.
2. Controle y cambie su teclado
El teclado puede ser la pieza central de su ambiente laboral, pero existe una alta probabilidad de que no se encuentre en la posición más efectiva. Los expertos en ergonomía afirman que un teclado sobre el escritorio coloca a sus antebrazos en una posición no natural y causa una innecesaria tensión y fatiga muscular, lo cual a su vez puede reducir su productividad.
Muchas personas comenten el error de tener sus teclados muy altos, sostiene Linda Weitzel, ergónoma senior de Xerox. Uno no quiere tener que levantar los hombros para llegar a las teclas.
La mejor disposición: un porta teclado que se encuentre por debajo de la parte inferior de su escritorio y vaya ligeramente hacia abajo alejándose de usted. Debe encontrarse por debajo de sus codos, permitiendo que sus antebrazos descansen en una posición que sea paralela a -y un poco por encima de- sus muslos, de acuerdo a Hedge y otros expertos.
Otro tip que recomiendan muchos expertos en ergonomía: en lugar de centrar todo el teclado frente a usted, como la mayoría de nosotros tendemos a hacer, coloque el teclado de tal forma que la barra espaciadora se el punto central. Es más probable que usted pase más tiempo tecleando sobre las letras que sobre los números que se encuentran muy a la derecha; si todo el teclado se encuentra centrado en lugar de estar centradas las letras, su cuerpo en realidad no se encuentra alienado con la parte del dispositivo que está usando y, por tanto, el tipeo será más difícil y extenuante.
3. Aproveche al máximo su monitor
Hablando de alineamiento, tómese un momento para revisar sus monitores. Uno debe tener el monitor de su computadora centrado frente a usted, a una distancia similar a la de un brazo cuando se encuentre sentado en su silla, de acuerdo al Cornell Ergo Lab. Tener que encorvarse hacia adelante o a un lado para ver la pantalla no ayuda a su comodidad o a su capacidad para concentrarse.
Credito: Ksutcr (cc-by-sa 3.0).
En términos de altura, los expertos en productividad con los que hablé para este artículo concuerdan en que la mayoría de los monitores se encuentran mal ubicados. Si visualiza una línea que vaya desde sus ojos hasta la pantalla, la línea debería llegar a un punto que se encuentre a unos cinco o siete centímetros por debajo de la parte superior del monitor.
Si el monitor no se encuentra a nivel del ojo, terminará realizando rápidos movimientos de cabeza que le distraerán de su trabajo y le ocasionarán dolor con el tiempo, explicó Vernikos.
¿Y el tamaño de la pantalla? Aunque los estudios auspiciados por los fabricantes de pantallas como Apple y NEC naturalmente concluyen que usar un monitor más grande significa que va a trabajar más, no todos los expertos concuerdan en que tener una pantalla gigantesca es la mejor forma de incrementar la productividad. Algunos afirman que usar dos o más monitores podría generar mayor productividad.
Lo ideal es tener la configuración para varios monitores [donde] al menos uno de los monitores sea de gran tamaño, sostiene Peggy Duncan, consultora de productividad personal de Atlanta.
Si, como muchos de los usuarios de monitores múltiples, confía en uno de los monitores para la mayor parte de su trabajo, debe mantener ese monitor primario centrado frente a usted. Luego asegúrese que los otros monitores se encuentren a la misma distancia de su rostro y posicionados a la misma altura del ojo.
Muchas personas terminan teniendo un monitor muy bajo o muy alejado, señala Weitzel de Xerox. Uno debe elevar los monitores secundarios y acercarlos de tal forma que se encuentren a la misma altura y en la misma posición que el monitor central.
4. Tenga un colgador de documentos
Si trabaja con documentos ­-físicos, no virtuales- consiga un colgador de documentos y colóquelo en su monitor. El tener que bajar constantemente la mirada hacia su escritorio para ver un documento y luego subirla hacia su monitor puede causar dolor de cuello y dañar sus ojos con el tiempo; y eso obviamente va a dañar a su trabajo también.
5. Piense en dónde se encuentra cada uno de los objetos y la razón para ello
Ya sea que su escritorio esté limpio o lleno, probablemente tenga una cierta cantidad de cosas que necesita para trabajar. Por supuesto, no hablo del muñequito con cabeza móvil de Mark Zuckerberg, sino las cosas como su teléfono, cuaderno de anotaciones y su engrapador.
Tómese un tiempo para pensar en los lugares en donde se encuentran estos objetos y la forma en que su posición ayuda o dificulta su día laboral. Si usa el teléfono con la mano derecha, por ejemplo, ¿se encuentra en la parte derecha de su escritorio? Si utiliza un engrapador para finalizar con sus reportes, ¿se encuentra lo suficientemente cerca para alcanzarlo sin dificultad? Todos estos pequeños detalles pueden sumar una gran diferencia.
Uno debe pensar en su escritorio como lo hace con su auto, afirma Hedge de Cornell. Quiere crear un pequeño sobre alrededor suyo que tenga todo lo que necesita en un ambiente cómodo.
Solo que no haga algo tan cómodo que lo haga quedarse dormido. No soy científico, pero diría que eso podría tener un efecto adverso sobre su productividad.
JR Raphael, Computerworld (US)
COMENTARIOS
marizaga   mar, 07-feb-12

Si es verdad, la posición sentado por mucho tiempo no es bueno para la Columna Vertebral y la Cadera; por ello deben hacer lo siguiente: - Estar en posición lo más derecho posible. - Hacer estiramientos. - Cruzar las piernas regularmente. - Levantarse y caminar durante 2' c/h. Les recomiendo la página: http://www.jmfitempresas.com/ ¡Muchas gracias!


Leer más comentarios | Realizar un comentario