Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Virtualización en la pequeña y mediana empresa: ¿Por qué?

[11/02/2012] La virtualización de servidores ha estado presente por más de diez años y mientras que cuestiones tales como los cuellos de botella de almacenamiento y de I/O todavía pueden roer su cabeza, las ventajas de múltiples facetas que ofrece la virtualización son reales y alcanzables, incluso si se ejecuta un pequeño negocio. Y, puesto que sus competidores no han descubierto los beneficios de esta tecnología, puede obtener una ventaja competitiva significativa. Para ayudar a asegurarse de que entienda la virtualización de servidores, se elaboró una lista de las ventajas más tangibles que ofrece la virtualización a las empresas más pequeñas.
Aumenta la eficiencia del servidor
Como sin duda ya saben, la razón tradicional y más apremiante para la implementación de la virtualización del lado del servidor, es hacer un uso más eficiente de los recursos informáticos en lo que respecta a los ciclos de procesador y memoria RAM. Más allá del ahorro en costos de energía y refrigeración, las empresas pequeñas y medianas pueden reducir sus gastos de capital ya que se comprarán menos servidores físicos para remplazar a un mayor número de máquinas viejas, ya que están fuera de servicio.
La implementación de la virtualización de servidores en su forma más simple gira en torno a apretar la mayor cantidad de máquinas virtuales (VMS) como sea posible dentro de los ejércitos de servidores físicos. A medida que se sienta más cómodo trabajando con máquinas virtuales, puede adoptar un enfoque más racional y un enfoque más familiar hacia las máquinas virtuales. Puede lograr esto mediante la creación de máquinas virtuales basadas en los servicios lógicos que proporcionan, en lugar de simplemente reflejar servidores físicos en virtuales.
A pesas de todas las ventajas de la virtualización de servidores, la virtualización no le liberará como por arte de magia de los gastos administrativos generales habituales necesarios para la administración de servidores físicos. Este es un hecho especialmente pertinente de recordar o corre el riesgo de cometer errores que su departamento de TI (o VAR) quizá no pueda desenredar. En efecto, la gestión de la virtualización es aún más difícil debido a la tendencia hacia la "expansión de VM", debido a la facilidad con que las máquinas virtuales se pueden crear. Esto también se ve agravado por el desafío intrínseco de controlar el tráfico de la red inter-VM y la identificación de cuellos de botella en el rendimiento.
Mejorar los esfuerzos de recuperación de desastres
La recuperación de desastres (o DR por sus siglas en inglés) gira en torno a la posibilidad de restablecer las cosas a un estado de normalidad después de un desastre. Como se puede imaginar, hacer copias de seguridad de una infraestructura completamente virtualizada, con copias de archivos de imágenes de máquinas virtuales, es un proceso mucho más fácil que tratar de hacer lo mismo con servidores de hardware dispares.
Por otra parte, mediante la virtualización solo toma una fracción de los equipos de hardware original para albergar toda una infraestructura. Lo que esto significa para los problemas de liquidez de las empresas pequeñas y medianas es que puede permitirse el lujo de comprar un pequeño número de servidores que se encuentran en una ubicación alternativa. En el caso de un desastre, estos servidores podrían ser reubicados cuando sea necesario, cargados con las últimas máquinas virtuales, y puestas en marcha más rápido que los plazos ofrecidos por la mayoría de los proveedores de TI.
Obviamente, el hecho de que incluso la más grande infraestructura TI de las empresas pequeñas y medianas (Pymes) pueda ser contenida dentro de unas pocas unidades de disco duro tiene implicaciones de largo alcance en el frente de la seguridad. Por un lado, el riesgo de tener un empleado malicioso que escape con todas las máquinas virtuales de la compañía, es una amenaza muy real que no existe con los servidores físicos. Y como con todas las tareas de copia de seguridad, siempre existe el riesgo de se estén perdiendo máquinas virtuales como consecuencia de un error humano.
Con lo anterior en mente, el uso de la virtualización como un medio de recuperación de desastres requiere un poco de previsión y planificación. Se debe tener cuidado al elaborar los procesos y procedimientos adecuados de seguridad en conjunto. La responsabilidad de la custodia de las máquinas virtuales debe estar claramente definida, desde copias de seguridad de ubicaciones cercanas, a las copias de seguridad ubicadas en lugares remotos.
Aumenta la continuidad del negocio
La continuidad del negocio es diferente de la recuperación de desastres en que el objetivo es lograr cero o una cantidad mínima de interrupciones en las operaciones del negocio. Teniendo en cuenta que la fuente más común de falla en el centro de datos es, probablemente, una falla en el hardware del servidor, aquí es donde una característica de virtualización de servidores llamada migración en vivo ayuda a preservar la continuidad del negocio, mediante la eliminación de la necesidad del tiempo de inactividad.
El uso de la migración en vivo, permite que los administradores puedan mover a la perfección las máquinas virtuales entre servidores físicos huésped, sin tener que apagarlos. La migración en vivo funciona al sincronizar los estados de disco y la memoria entre dos servidores físicos; a continuación, detiene la máquina virtual de origen e inicia la máquina virtual de destino en el mismo instante. Finalmente, se hacen las actualizaciones apropiadas a las tablas ARP para asegurar que los paquetes entrantes de datos sean enviados al destino correcto de la red.
También vale la pena señalar que si bien la migración en vivo fue inicialmente concebida para trabajar en una SAN, Microsoft ha impulsado el uso sobre con una capacidad llamada migración en vivo SNO (Share nothing o compartir nada) que la compañía ha mostrado como una característica en la próxima versión de su tecnología Hyper-V. La migración en vivo SNO hace que sea posible mover máquinas virtuales entre dos servidores físicos sin la necesidad de una SAN o un medio de almacenamiento compartido. El hipervisor Hyper-V V3 de Microsoft hará su debut en Windows Server 8, que no tiene fecha de lanzamiento anunciada aún al momento de la redacción de este artículo.
La migración en vivo puede facilitar el mantenimiento de los servidores o la actualización del hardware sin tener que programar el tiempo de inactividad de mantenimiento. Por otra parte, una máquina virtual con mucha carga también puede ser movida a un servidor más robusto con el fin de que las cargas de trabajo estén mejor equilibradas a través de un grupo de servidores físicos disponibles. Una extensión de este concepto sería la realización del equilibro de cargas mencionado líneas arriba pero de manera autónoma, o incluso cambiar las máquinas virtuales por un número menor de huéspedes físicos durante los tiempos de poca actividad, apagando servidores redundantes para reducir el consumo eléctrico.
A pesar del valor que la virtualización puede aportar a la continuidad del negocio, no es una bala mágica contra un cataclismo local, como una inundación o un incendio. La implementación de conmutación por error en todas las regiones geográficas probablemente sea demasiado caro para la mayoría de las Pymes, mientras que la migración en vivo requiere la presencia de una red Gigabit Ethernet (o más rápida) para poder funcionar.
Ayuda al desarrollo de software
Si su empresa hace cualquier trabajo de desarrollo de software, la virtualización le ofrece a su pequeña empresa la oportunidad de reducir los costos al eliminar la necesidad de desembolsar el dinero de hardware adicional. Las empresas medianas también se benefician, pues los equipos de desarrollo ahorran tiempo al no tener que soportar el largo proceso de requisa de los nuevos servidores. Por otra parte, configurar un banco de pruebas con los fabricantes de vehículos apropiados para probar versiones diferentes de una aplicación en todas las plataformas soportadas es un asunto trivial.
Tenga en cuenta que el desarrollo de aplicaciones que no son sensibles a la latencia o a construcciones preliminares también se pueden hacer en las versiones de escritorio de software de virtualización, también conocido como un hipervisor Type 2, o de tipo 2. Por lo general son más baratos y también ofrecen capacidades de medida hacia una mejor experiencia de escritorio. Algunos de los productos de hipervisores tipo 2 más populares podrían ser Oracle VM VirtualBox (de código abierto) y VMware Workstation para Windows, así como VMware Fusion y Parallels para Mac.
Probar las actualizaciones y parches de seguridad
La virtualización hace que probar nuevas actualizaciones de software o parches de seguridad antes de su despliegue en los sistemas vivos sea una tarea trivial. Por otra parte, los equipos internos de desarrollo también se beneficiarán de las evaluaciones de aplicaciones N-tier en una réplica virtual de la infraestructura actual para probar los problemas que surgen de las interacciones inesperadas entre los distintos componentes.
Por supuesto, la advertencia habitual sobre la ley de Murphy se aplica aquí, incluso las pruebas más a fondo pueden saltarse errores que son de naturaleza intermitente o que salen a la superficie solo en determinadas circunstancias. Por otra parte, las Pymes deben tener en cuenta que probar todo de esta manera puede ser un esfuerzo costoso dados sus relativamente limitados recursos. En última instancia, se debe tener cuidado de no dejar que la actualización/revisión de las pruebas cause un impedimento para el rápido despliegue de parches de seguridad en tiempo sensibles.
Moverse a la virtualización de escritorios
Una faceta cada vez más popular de la virtualización es la virtualización del cliente, lo que implica la ejecución del entorno de escritorio completo dentro de un servidor centralizado. Con todo el procesamiento realizándose en el servidor, los dispositivos cliente son por lo general clientes ligeros que sirven como un nodo de extremo para conectar periféricos I/O como teclado, mouse, pantalla, conectores de audio e incluso puertos USB a través de LAN.
Si bien hay similitudes entre la virtualización de clientes y servidores en términos de la infraestructura básica necesaria, las empresas no deben cometer el error de mezclarlas, debido a diferentes objetivos y consideraciones técnicas. El término "infraestructura de escritorio virtual" o VDI por sus siglas en inglés, se utiliza para describir los componentes de hardware y software necesarios para soportar un despliegue de virtualización de escritorio.
En vista de la complejidad de la obtención de una buena experiencia de escritorio virtual, es posible que le interese saber que un número de vendedores han surgido para ofrecer soluciones VDI llave en mano para ayudar a que las Pymes se inicien.
Pablo Mah, CIO.com