Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Gustavo Menéndez, managing director de Business Transformation de Cisco para Latinoamérica

La telemedicina ya es una realidad

[11/02/2012] Nos encontramos en una época en la que la información viaja por nosotros. La presencia física de un ejecutivo no es ya una necesidad para diseñar una estrategia, ni tampoco lo es la presencia de un profesor para dictar una materia. Socios y alumnos pueden sentir la presencia del ejecutivo o del profesor a través de las herramientas de comunicación a distancia, y disfrutar de su conocimiento a pesar de su ausencia física. Entonces ¿por qué no aplicamos esto con nuestros médicos?
De eso se trata básicamente la telemedicina. De obviar el viaje del doctor pero al mismo tiempo de tenerlo presente, al lado de la cama o dentro de un quirófano, a pesar de la distancia. Cisco es una de las empresas que está construyendo soluciones para estas prácticas y lo hace en base a una tecnología que ha desarrollado durante los últimos cinco años: la telepresencia.
La verdad es que lo estamos viendo en consultas de paciente a médico, de paciente y médico a especialista, o de médico a junta médica. Ese tipo de interactividades se está dando con mucha efectividad e impacto, y cada vez más, sostiene Gustavo Menéndez, managing director de Business Transformation de Cisco para Latinoamérica.
Menéndez afirma que este desarrollo se debe a la enorme evolución que se ha presenciado en las tecnologías de video -como la telepresencia- y a la consiguiente reducción en costos que hacen más accesibles estas soluciones.
Pero además también se puede observar otro factor que ha ayudado a la aceptación de estas alternativas: la aceptación social del video. La presencia de herramientas como los teléfonos con cámaras de video y las redes sociales especializadas, como YouTube, han predispuesto a las personas -entre los que se encuentran los pacientes y doctores por igual- a confiar y a utilizar el video como un instrumento cotidiano.
Estos dos factores han confluido para allanar el camino del video en la medicina. Pero ¿en qué se puede usar?
Uno de los usos es el de los llamados Centros de Excelencia. Los Centros de Excelencia son aquellos hospitales que se forman generalmente en las ciudades más importantes de un país, y en el que se encuentran los mejores médicos y especialistas de las diferentes ramas de la medicina. ¿Qué hacer para que estos médicos puedan llegar a todo el país?
Herramientas como la telemedicina pueden hacer que ese hospital llegue a proveer servicios en lugares remotos a través del video. El especialista puede ver a un paciente que se encuentra acompañado por otro médico. Esos beneficios los estamos viendo muy a menudo, es decir, distribuir los servicios de los centros de alta especialización, señala Menéndez.
Otro de los usos es la atención de las demandas pico. En caso de catástrofes, como un terremoto, por ejemplo, se genera una demanda muy grande en una zona geográfica que no tiene capacidad para proveer servicios, o todos los servicios que en ese momento se le demanda. Entonces, la telemedicina permite generar servicios a distancia con profesionales que no se encuentran ahí.
Finalmente, un tercer uso del que nos habló Menéndez es la atención de la distribución inequitativa de los sistemas de salud. Si no se cuenta con especialistas en una zona ¿qué hacer? ¿que los médicos viajen? ¿los pacientes? La telemedicina ofrece una alternativa para eliminar la necesidad de estos viajes.
Casi te diría que el concepto es el mismo que el de muchas otras industrias o sectores. En la sociedad del conocimiento ¿por qué vamos a seguir moviendo a las personas, si podemos mover la información? Las personas pueden interactuar a distancia sin necesidad de desplazarse. Eso en telemedicina es clarísimo, enfatiza el ejecutivo.
Y de hecho no son solo ofrecimientos sino que ya existen casos de uso de la tecnología. Uno de ellos precisamente se dio luego del más reciente terremoto que afectó a Chile.
En ese momento la zona afectada había perdido hospitales completos y capacidad en muchos hospitales de la zona. Mediante la solución de telemedicina, Cisco conectó varios hospitales para proveer servicios a distancia.
La experiencia funcionó, y lo hizo a tal punto que posteriormente el Gobierno decidió cubrir, por etapas, el sur de Chile con esta metodología de trabajo para capturar la demanda normal, reducir la lista de espera, reducir los gastos de traslado de pacientes, y mejorar la calidad de respuesta a los pacientes -los cuales en ocasiones tenían que esperar durante mucho tiempo o trasladarse por ellos mismos.
Esta experiencia demuestra que los early adopters de esta tecnología no necesariamente se encuentran exclusivamente en el sector privado. Aunque, obviamente, en este sector también se encuentran interesantes experiencias.
En la actualidad, Cisco se encuentra estableciendo, mediante herramientas de telemedicina, vínculos entre clínicas y vínculos entre una importante clínica y dos médicos independientes muy afamados. En este último caso, los médicos realizan consultas puntuales con la clínica en forma remota, eliminando así los problemas que antes implicaba el hacerlo de manera presencial.
Los estamos conectando para proveer consulta instantánea en tiempo real. El médico-celebridad puede interactuar con el médico de cabecera, con el paciente, con el pariente del paciente y puede hacer la interconsulta en forma oportuna e instantánea, detalla Menéndez.
La tecnología que se encuentra por debajo de estas soluciones es, obviamente, la relacionada al video. Cisco posee una suite muy diversa que va desde aquella que requiere de un bajo consumo de ancho de banda hasta la telepresencia inmersiva que tiene mayores requerimientos.
Con unos socios nuestros, que son un grupo médico de Arizona, desarrollamos un aplicativo médico que va encima del WebEx. Entonces, básicamente, el WebEx actúa como un concentrador de una teleconsulta, transmite información previa, realiza la gestión de calendario del médico para que se conecte a la hora esperada, le envía mensajes de texto a su celular para corroborar la cita y en el momento de la consulta permite intercambiar video e imágenes médicas, señala el ejecutivo.
El WebEx es la solución de menor consumo de ancho de banda y de menor inversión en infraestructura. En el otro extremo se encuentra la telepresencia inmersiva que posee otras características y que se adecúa a distintos escenarios, como un quirófano, lo cual implicó la esterilización de todo el equipamiento.
Incluso se han realizado con esta tecnología sesiones de telepsiquiatria en la que se perciben y se diagnostican condiciones psiquiátricas a distancia. De acuerdo a Menéndez los propios médicos le señalaron: yo no sé si hubiera detectado esto en una relación cara a cara porque normalmente no tengo tan buena definición del rostro de la persona.
La tecnología también se ha adaptado al entorno hospitalario ya que es transportable en un carrito hasta la propia cama del paciente. Permite conectar estetoscopios digitales, dermatoscopios o lo que se necesite conectar; en suma, es un aparato muy completo que permite realizar telemedicina desde la cama del paciente.
La buena noticia es que Cisco ya ha iniciado contactos en nuestro país con instituciones del sector privado y también del público. De hecho, la conversación con Menéndez se realizó al final de un evento en el que Cisco presentó la tecnología y los dispositivos que la manejan a las instituciones interesadas.
Esperemos tener buenas noticias pronto.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú