Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Luis Pedro Sanguinetti, gerente comercial corporativo de Adexus

Las tendencias TI que adoptamos

[15/02/2012] Hace unos días tuvimos la oportunidad de conversar con Luis Pedro Sanguinetti de Adexus. El ejecutivo nos dio su punto de vista sobre algunas de las tendencias que fueron muy visibles en el mercado peruano, y también sobre otras que él ha detectado a partir de su experiencia regional.
La computación en la nube y la virtualización avanzan sostenidamente aunque la primera requiere aún madurar, mientras que el video se está convirtiendo en el nuevo contenido que debemos aprender a administrar. Para todos ellos Sanguinetti tuvo una opinión auspiciosa, además resaltó el buen momento por el que pasa su empresa.
Durante el año pasado se hablaron de algunos temas como la virtualización, cloud computing y movilidad ¿cuáles se han desarrollado realmente?
Diría que el tema de virtualización -que lo podemos separar en dos tipos de virtualización, la de servidores y la de infraestructura- es algo que ya se encuentra maduro. En los tres países en donde opera Adexus, siempre que realizamos una renovación de infraestructura se diseña pensando en un ambiente de virtualización, por lo cual diría que la virtualización casi se ha convertido en una parte del sistema operativo.
No hay diseño actual de una plataforma nueva que no considere la virtualización, y no solo a nivel de servidores sino de comunicaciones. Eso implica que requerimos menos elementos físicos, aunque ha aumentado la complejidad desde el punto de vista de la administración. En los ambientes virtualizados uno sigue administrando la misma cantidad de infraestructura que tenía antes, pero esa infraestructura consume menos energía, se requiere menos espacio y eso ha hecho que sea posible una consolidación de la infraestructura.
La virtualización de escritorio, por otro lado, es una tecnología antigua pero la disponibilidad de los dispositivos móviles actuales ha cambiado el panorama. Lo que vemos es que la virtualización de escritorio sigue en el mismo sentido que tenía en el pasado, pero ahora se le ha aumentado la virtualización de aplicaciones.
Además, ha aparecido una nueva generación de thin clients que aprovechan la tecnología de las tablets, entonces diría que la mezcla ha hecho posible la virtualización de las aplicaciones. Aunque esto va a una velocidad bastante más lenta que la virtualización de infraestructura.
¿Cuál cree que sea el factor por el cual las empresas van más lento en la virtualización de escritorio?
Porque las aplicaciones no se comportan bien virtualizadas. La virtualización requiere que las versiones sobre las cuales esas aplicaciones están construidas tengan ciertos mínimos, y en el fondo la compatibilidad técnica no se da al 100%.
Hay aplicaciones o thin clients que requieren dispositivos de terceros -como pistolas de código de barras, lectora de huella y otros- que realizan captura de diferentes datos y algunos de esos elementos no son virtualizables, lo cual provoca que la aplicación no sea virtualizable. Diría que eso es lo que más detiene la virtualización.
Otra de las grandes tendencias de las que se habló es cloud computing ¿a que se debe que aún las empresas no entren decididamente a la cloud?
Creo que la nube llegó para quedarse. Pero lograr que esta tecnología se incorpore en los procesos de las empresas va a tomar un poco más de tiempo.
Lo que nosotros hemos experimentado es la creación de nubes privadas; entendiendo por nube la asignación de infraestructura bajo demanda para las aplicaciones de cliente en un modelo cerrado, dentro de la propia red.
Este año estamos implementando la nube privada más grande de América Latina, en una empresa minera de carácter regional, y lo que nosotros hemos aprendido es que la tecnología que soporta la virtualización hizo posible la nube. Pero la nube no es solo virtualización, sino que también es la capacidad de administrar esa arquitectura de hardware y capacidad de administrarla a través de una aplicación. Entonces soy capaz, desde una consola, de asignarle más recursos a una aplicación, o restarle recursos. Y soy capaz de configurar un ambiente para que una aplicación se desenvuelva.
Software que permitan esa capacidad son pocos. Cada marca ha desarrollado herramientas sobre un subconjunto de tecnologías; entonces uno ve que puede dar servicios de nube sobre vBlock, Flexpod, o sobre un producto de HP. Lo que los proveedores han hecho es unir la tecnología que se requiere, que básicamente son servidores y almacenamiento, y cada marca tiene una herramienta que permita hacer esa asignación de recursos. Hay muy pocas herramientas cross que puedan incorporar todas las tecnologías y puedan administrarlas. Creo que en la herramienta de administración falta una etapa de madurez que permita la automatización que todos esperamos.
¿Existe un tipo de empresa o vertical que sea más early adopter?
Nosotros obtuvimos la certificación de SAP Cloud Computing y en el ambiente de cliente alrededor de SAP hay una efervescencia con respecto de disponer de esa aplicación en modalidad nube, en el fondo de tener el ERP a disponibilidad, en eso vemos un crecimiento.
La otra aplicación donde hemos visto crecimiento y que hemos comercializado como nube es el producto de Oracle, Siebel; éste lo hemos comercializado en modalidad nube hosteado en Estados Unidos. Y eso también está empezando a funcionar.
Oracle tiene una oferta interesante sobre Siebel, y SAP se encuentra interesado en que sus clientes se muevan a ese tipo de modalidad.
¿Ha detectado otras tendencias?
Todos quieren filmar, la incorporación de las cámaras de video digitales y con administración IP hace que todos quieran filmar todo. Lo que antiguamente era el circuito cerrado de televisión ha fallecido, y ahora las cámaras son IP, se encuentran dentro de las redes y graban video en HD.
Esto se ha habilitado porque los proveedores de comunicaciones colocaron infraestructura capaz de manejar video, y porque el video como concepto es una tendencia gigantesca. Desde el punto de vista de TI tiene varias consecuencias. Los equipamientos de comunicaciones se refuerzan, el ancho de banda se incrementa y la capacidad de almacenamiento se triplica. La caída dramática de los precios de los discos hace viable todo esto. Es una revolución. Hoy día la cantidad de proyectos asociados a video es increíble. Y todos quieren HD.
Entonces el tema del video, del almacenamiento de video, de la administración de contenido diría que conforman una revolución.
La otra revolución es que las redes de control, las antiguas redes que usaban las industrias para controlar las máquinas y las producciones, se transformaron en redes de datos, con lo cual el protocolo IP es el protocolo de comunicación definitivo entre los dispositivos. Y eso es una revolución que impacta a los proveedores de servicios y que al final nos va a impactar a todos como usuarios, porque va a hacer que una cantidad enorme de dispositivos fluya por la misma carretera.
Por ejemplo, nosotros estamos trabajando con Telefónica en un proyecto de televisión digital que es más que televisión digital. La idea es que se lleve fibra óptica a la casa y desde esa fibra óptica -un solo punto de contacto en la casa- seamos capaces de poner un equipo que genere dentro de esa casa una celda celular, cosa que el celular ya no tenga que salir a buscar la antena sino que sea capturado por este dispositivo y vaya por la fibra óptica. Por esa misma fibra irían los canales de televisión, el acceso a Internet, el cable, el teléfono convencional y celular. Vamos a vivir una revolución.
¿Cuales son las perspectivas que tiene Adexus para el 2012?
Adexus ha tenido un periodo muy bueno. Vamos a cerrar el tercer año con crecimiento sostenido de alrededor de un 20% cada año. El año pasado llegamos a los 100 millones de dólares en ingresos, este año los superamos. Diría que esperamos crecer en el año 2012 cerca de un 30%, ya que todos los indicadores dicen que lo vamos a cumplir. Si bien estamos un poco atemorizados por la crisis de Europa, creemos que la tecnología es anticíclica y, en ese sentido, creemos que nuestro crecimiento va a ser sustentable.
Hemos crecido basados tanto en la comercialización de tecnología, como en la de los servicios tecnológicos. En el último año dimos unos pasos muy importantes para crecer en servicios y hemos crecido en administración de tecnología fuertemente, en el rango del 50%. Crecimos también bastante en resolución de problemas tecnológicos para las compañías y siempre con un solo diferencial: tratar de ocupar la menor cantidad de personas y ser lo más tecnológico posible. Esa siempre ha sido nuestra diferenciación, el uso de la tecnología en los procesos de negocios de nuestros clientes.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú