Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Según estudio, no hay negocio para IPv6

[20/03/2009] De acuerdo a un estudio entre operadores de redes realizado por la Internet Society (ISOC), hay una completa falta de incentivos empresariales para actualizarse a IPv6, la siguiente generación de protocolo Internet.

En un nuevo reporte, la ISOC señala que los ISP, las empresas y los fabricantes de equipo para redes reportan que no hay estímulos concretos para el IPv6.
Sin embargo, los encuestados señalaron que la demanda de los clientes por el IPv6 se encuentra en ascenso, y que están planeando o utilizando IPv6 porque sienten que es el siguiente mayor desarrollo en la evolución de Internet.
La ISOC presentó su encuesta el mismo día que Google estaba auspiciando una conferencia de dos días en Mountain View, California, para implementadores de IPv6, y unos días antes había organizado un panel sobre la adopción del IPv6 en San Francisco. El IPv6 es una actualización bastante esperada del principal protocolo de comunicación de Internet, que es conocido como IPv4. El IPv6 fue creado por la Internet Engineering Task Force, un cuerpo de estándares que recibe financiamiento de la ISOC.
El IPv6 es necesario porque Internet se está quedando sin direcciones IPv4. El IPv4 utiliza direcciones de 32 bits y puede soportar aproximadamente 4,3 mil millones de dispositivos con dirección individual en Internet. El IPv6, por otro lado, utiliza direcciones de 128 bits y puede soportar tantos dispositivos que solo una expresión matemática -2 a la potencia 128- puede cuantificar su tamaño.
Los expertos predicen que las direcciones del IPv4 se terminarán para el 2012. En ese punto, todos los ISP, agencias gubernamentales y corporaciones necesitarán soportar IPv6 en sus redes backbone. Hoy, solo un puñado de organizaciones estadounidenses -incluyendo el gobierno federal y unas cuantas compañías de punta como Bechtel- están utilizando IPv6 en sus redes. Todos los encuestados por ISOC señalaron que están haciendo planes para el IPv6, y la mayoría han comenzado su despliegue.
El despliegue de la IPv6 sigue siendo a cuenta gotas, incluso en organizaciones comprometidas con la tecnología, señala la encuesta. Cuando se les preguntó cómo estaban desplegando el IPv6, un poco más de la mitad señaló que estaban haciendo el despliegue por partes en su red, más que en toda la red. Muchos de los encuestados señalaron que consideran que algunas partes de su red nunca operarán con IPv6.
Los encuestados no indicaron si estaban preocupados por quedarse sin direcciones IPv4. Solo uno de los encuestados está vigilando de cerca su uso de direcciones IPv4, señalando que necesita 130 mil nuevas direcciones IPv4 cada tres años. La mayor parte de los encuestados señaló que incrementarían su uso de la tecnología network address translation (NAT), si no pueden conseguir más direcciones IPv4.
Lo que está empujando a los operadores de redes hacia el IPv6 es la demanda de los clientes más que la falta de direcciones IPv4, señala la encuesta. Casi la mitad de los encuestados señalan que hay presión de los clientes para migrar a IPv6. Pocos de los encuestados indicaron que necesitaban más espacio para direcciones, o el deseo de direcciones más simples o menos complejas en sus redes.
Más de la mitad de los encuestados señalaron que el espacio adicional para direcciones es el principal motivador del IPv6. Los operadores de redes le otorgan una ponderación menor a las características de autoconfiguración, seguridad incorporada y movilidad que se encuentran en la IPv6.
Muchos de los encuestados comentaron acerca de la mayor facilidad que hay para configurar las partes IPv6 de sus redes en comparación con lo que esperaban, señala el reporte de la ISOC. Otros comentaron que el despliegue de la IPv6 fue relativamente sencilla.
La mayoría de los encuestados afirmó que están implementando IPv6 en redes internas y externas. La mayoría señaló que están usando un enfoque dual, que permite al IPv4 y al IPv6 correr uno al lado del otro. Pocos encuestados eligieron el tunneling, que permite que el tráfico IPv6 sea llevado en un túnel sobre un backbone IPv4.
Los encuestados señalaron que los desafíos más grandes que enfrentan al desplegar el IPv6 es la falta de experiencia técnica del personal, seguida por el limitado soporte de los carriers y los fabricantes y los limitados mecanismos de seguridad.
Otra preocupación citada en la encuesta fue la falta de soporte para IPv6 en aplicaciones y sistemas de administración de red.
La ISCO condujo la encuesta sobre sus 90 miembros -que incluyen a ISP, operadores de puntos de intercambio de Internet, empresas, redes nacionales de investigación, fabricantes de equipos para redes y productores de software para redes- vía un cuestionario. 22 de las organizaciones respondieron.
Carolyn Duffy Marsan, Network World (USA)