Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Intel anuncia una congelación de salarios a nivel corporativo

[23/03/2009] Intel dijo que congelará los salarios de los empleados de toda la compañía, incluidos los de sus ejecutivos de máximo nivel, con el fin de reducir el gasto y controlar los costos de la organización.

Esta congelación salarial, que se aplicará también al propio CEO de la compañía, Paul Otellini, se produce en un momento en que la compañía intenta hacer frente a la reducida demanda de chips consecuencia de la recesión económica. Nos encontramos en la recesión más dura que se ha producido en toda la historia de nuestra industria y necesitamos seguir controlando nuestros costos, ha explicado Chuck Mulloy como portavoz de Intel.
La compañía no obstante tiene la intención de compensar a los empleados que hayan perdido valor en sus opciones sobre acciones, según el informe presentado por su directiva a la comisión de valores estadounidense (SEC). Para ello, permitirá a los afectados recibir antes de finalizar el año, nuevas opciones en lugar de aquellas cuyo valor en el momento de ejecutarlas estaba por debajo del precio del ejercicio a finales del 2008.
En este sentido, conviene señalar que las acciones comunes de la compañía cerraron el pasado 26 de diciembre a 14,18 dólares por acción, lo que supone que más del 99% de los títulos de la compañía tenían un valor inferior al precio medio del ejercicio. Intel vio caer sus beneficios en el cuarto trimestre del 2008 en nada menos que un 90% frente al mismo período del año anterior, algo que la compañía atribuyó a la pronunciada caída en la demanda de chips.
Con la renovación de su plan de stocks options, Intel espera atraer y retener al talento de alto nivel preocupado por el éxito a largo plazo de la compañía, según explica ésta en el documento presentado ante la SEC. El 27 de diciembre del 2008, la plantilla de Intel estaba integrada por 83.900 empleados, de los cuales el 87% tenían stocks options.
Poco después, en enero, la empresa anunció la eliminación de seis mil puestos de trabajo y el cierre de cuatro plantas de fabricación y pruebas en malasia, Filipinas y Estados Unidos.
CIO, España