Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Internet y fibra óptica para la Región Ancash

[07/03/2012] Telefónica dio a conocer que durante el 2012 realizará una inversión de 62 millones de soles en la región Ancash, monto que será destinado principalmente a obras de infraestructura en telecomunicaciones.
Este anuncio fue realizado en el marco de un encuentro de directivos de Telefónica del Perú (Comité de Dirección Descentralizado), quienes arribaron a la ciudad de Chimbote para analizar la evolución y perspectivas de desarrollo del sector telecomunicaciones en la Región. 
Alvaro Badiola Guerra, gerente general de Telefónica señaló que existe una creciente demanda de los usuarios de Chimbote y Huaraz por los servicios de telecomunicaciones, por lo que Telefónica continuará apostando por esta Región para permitir que cada vez más peruanos puedan acceder a los servicios de telecomunicaciones.
Agregó que las telecomunicaciones son el motor de progreso de los pueblos y constituyen una pieza clave en la inclusión social en el Perú. Como parte de nuestro compromiso con esta región, para el segundo semestre de este año, hemos previsto llegar con Internet de alta velocidad a las localidades de Caraz, Carhuaz y Yungay, precisó Badiola Guerra.
Asimismo, el ejecutivo destacó el proyecto Fibra Óptica de los Andes que a través de una nueva red de telecomunicaciones mil 800 km permitirá ofrecer internet de banda ancha a las principales ciudades de la sierra y la selva.
Por otro lado, Badiola Guerra reiteró el compromiso de esta compañía con el pueblo ancashino a través de programas sociales de la Fundación Telefónica que actualmente benefician a más de mil 400 niñas, niños y adolescentes de inicial, primaria y secundaria de 27 colegios de las provincias de Santa y Huaylas del departamento de Ancash.
Finalmente, indicó que uno de los principales problemas que Telefónica enfrenta en Chimbote es el robo de cables, y es que esta ciudad está entre las primeras en las estadísticas de este delito a nivel nacional. El robo de cables afecta directamente al ciudadano común, que se ve imposibilitado de comunicarse; sus consecuencias son aún más graves cuando ocurre una emergencia o cuando se deja incomunicada a una comisaría o a un hospital, explicó el directivo de Telefónica.
CIO, Perú