Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Un mundo de PaaSibilidades

[09/03/2012] Los desarrolladores empresariales que buscan aprovechar la oferta de plataforma como servicio (PaaS) en los próximos 18 meses. no tendrán que elegir. De hecho, uno podría argumentar que la existencia de tantas opciones está creando confusión e inhibe el crecimiento de la PaaS.
Gartner estima que el mercado mundial de PaaS llegará a 927,3 millones de dólares este año. El mayor segmento del mercado (bajando del 38%) es lo que Gartner llama aPaaS-o PaaS de aplicación- que se define como un servicio que ofrece una funcionalidad similar a la de un servidor de aplicaciones en el sentido tradicional de la arquitectura de software en las instalaciones.
IPass -un conjunto de servicios en la nube que permiten el desarrollo, ejecución y gestión de los flujos de integración entre cualquier combinación de los procesos en las instalaciones y basadas en nube, servicios, aplicaciones y datos entre individuos, o a través de múltiples organizaciones- está un muy distante segundo lugar en el panorama de previsiones de Gartner. A partir de ahí, las categorías PaaS se desglosan en la aplicación del ciclo de vida PaaS, PaaS de gestión de procesos empresariales, PaaS de base de datos y mensajería, por nombrar solo algunos de los "otros" segmentos del mercado.
Vea también:
Lo que complica aún más el menú de PaaS es que los fabricantes que compiten por un puesto en este espacio, no pueden ser claramente clasificados. La mayoría ofrece una variedad de servicios que se extiende sobre la a segmentación de Gartner. Tome al conocido jugador de PaaS, SalesForce.com como ejemplo. Tiene su huella en cuatro segmentos, a veces con ofertas múltiples. Los servicios asociados construidos sobre la plataforma de SalesForce.com todavía son de otras categorías. El conglomerado PaaS de Azure de Microsoft toca cuatro segmentos de PaaS, al igual que la cartera de IBM, y Google registra tres.
Incluso las empresas nuevas como CloudBees, que ha cifrado su éxito inicial en traer aplicaciones nuevas y existentes de Java centradas en la nube (ver caso de estudio), juegan en múltiples segmentos PaaS. El CEO de CloudBees, Sacha Labourey, considera que este tipo de extensión da una ventaja competitiva. "Lo que estamos ofreciendo es completo, la administración del ciclo de vida de las aplicaciones cloud basadas en Java de extremo a extremo", señala Labourey.
Tiene perfecto sentido que los fabricantes se esfuercen por cubrir el terreno PaaS tanto como sea posible, porque -como Gartner y varias otras firmas de analistas sostienen- el mercado se sitúa actualmente en la cúspide de varios años de crecimiento estratégico, llegando a los 1.755 mil millones de dólares en el 2015. Los observadores de la industria predicen que habrá una suma final de las ofertas de PaaS en suites que estén bien integradas y optimizadas. Gartner señala que este proceso se llevará a cabo en pasos, con funcionalidades PaaS consolidándose en torno a ciertos casos de uso alrededor del año 2013, con ofertas PaaS integradas e integrales emergiendo en el 2015.
"Quien se adueñe de la plataforma este año, será el propietario de la nube durante los próximos 10 años", comenta Kamesh Pemmaraju, director de marketing para Cloud Technology Partners, una consultora de computación en la nube.
Pemmaraju divide el campo de juego de PaaS en sectores público y privado. Los proveedores de PaaS Público -empresas como Saleforce.com (con Force.com) y Google App Engine- son las más maduras en su estimación. "Usted acaba de suscribirse a estos servicios y accede a ellos a través de un navegador web. No es dueño de nada, solo acaba de entrar", señala Pemmaraju.
Zimmer, un fabricante de productos médicos, tales como herramientas ortopédicas de reconstrucción, dispositivos para la columna vertebral y trauma e implantes dentales, dio el salto a principios del año pasado. La empresa tenía problemas de entrega de información oportuna a sus representantes de ventas y clientes, y tuvo que mirar hacia la plataforma de Salesforce.com, Force.com, para ayudar a construir aplicaciones para compartir la información que podrían operar en modo conectado y desconectado. Zimmer se asoció con el especialista en servicios móviles en la nube, Mobile Metrics  (que desde entonces ha sido adquirida por SalesForce.com) para crear -en tan solo 12 semanas- una aplicación para iPad que comparte la información más reciente sobre los productos de Zimmer, así como nuevas técnicas para utilizarla tanto en la oficina como en la sala de operaciones.
El CIO mundial de Zimmer, Raj Kushwaha, señala que el tiempo para implementar el nuevo proyecto se redujo aún más, porque la empresa ya estaba en medio de una implementación de CRM de SalesForce.com, por lo que la aplicación se ha desplegado, al mismo tiempo.
"Pasamos de creación de prototipos en 30 máquinas para un despliegue completo de tres mil máquinas en solo ocho semanas, algo que todavía es increíble para mí", señala Kushwaha.
Por otra parte, en la explicación de Pemmaraju sobre el mercado, las PaaS privadas son una implementación más lenta. La PaaS privada es mejor para los clientes que temen la pérdida de control de la infraestructura, tienen requisitos específicos para proteger los datos, y tienen problemas de localización debido a que operan a escala internacional.
Los jugadores de esta parte emergente de PaaS son proveedores de plataformas de desarrollo de aplicaciones de larga data como Microsoft, IBM y Oracle, todos los cuales están recurriendo a sus bases de desarrollo existentes para crear aplicaciones compatibles con la nube, en los entornos de nube privada o híbridas pública/privada.
Pero para los programadores corporativos que reciben la presión de la alta dirección para que se apeguen a PaaS por las ganancias de la línea de negocio, la elección se reduce a un viejo dilema de los desarrolladores: ¿quieren facilidad de uso y automatización o quiere amplitud de control?
Jimmy Guerrero de Red Hat, apodado 'The Dude PaaS' por los leales a Linux (su verdadero título es gerente senior de marketing de producto del proyecto PaaS OpenShift de la empresa), señala que "PaaS no es diferente. Si quiere proporcionar un alto nivel de automatización para que pueda salir por la puerta rápidamente, va a tener un menor grado de gestión''. Y si necesita tener un gran control sobre la plataforma, entonces no va a ser fácil de usar.
El analista de Forrester Research, John Rymer, agrega que la mayor transformación en el paisaje PaaS para este año radica en el hecho de que los clientes empresariales ya no están mirando a la nube como un lugar para desplegar únicamente aplicaciones nuevas. Y la mayoría de los proveedores de PaaS están respondiendo a ese llamado con "un enfoque más pragmático para mover las empresas existentes hacia la nube", mediante el soporte de más entornos de desarrollo y más plataformas de infraestructura subyacente como servicio (IaaS), señala Rymer.
Kamesh, de Cloud Technology Partners está de acuerdo y dice que los dos nuevos acontecimientos para ver en esta arena más "abierta" de PaaS son dos proyectos PaaS de código abierto: CloudFoundry, lanzado en abril pasado y encabezado por VMware; y OpenShift, que fue anunciada en mayo pasado e impulsada por Red Hat.
Ambas empresas han confiado en las raíces de la empresa con su correspondiente servidor de virtualización subyacente y suites de software de gestión de virtualización, así que para ellas tiene sentido "tratar de sacar adelante la plataforma de nube", desde ese punto de vista, comenta Kamesh.
Jerry Chen, vicepresidente de servicios de nube y aplicaciones de VMware, afirma: "Queremos facilitar el enfoque multi-nube para crear y ejecutar aplicaciones. Él sostiene que un desarrollador corporativo debe ser capaz de crear una aplicación en una micro nube en una laptop, implementar ese sistema en una nube privada para la prueba, moverla a un proveedor de nube pública y trasladarla a otro proveedor de nube pública si los términos son más agradables allí.
"La carrera sin duda es entre Red Hat y VMware. El ganador de este concurso será la empresa que pueda construir el ecosistema de socio de desarrollo más grande en torno a su plataforma", señala Rymer, que no quiso aventurar una respuesta sobre qué empresa sería.
Christine Burns, Network World (EE.UU.)