Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Google: Nueva política de privacidad tendrá un pequeño impacto en la empresa

[09/03/2012] El plan de Google para compartir los datos del usuario a través de sus servicios en línea, tendrán poco efecto en los usuarios de las suites de aplicaciones de empresa, gobierno y educación, señala la compañía.
La rescritura de las políticas de privacidad de Google, que han sido implementadas el pasado 1 de marzo, no va a cambiar Google Apps para empresas, gobierno y educación, porque las suites de aplicaciones ya están enlazadas a servicios como el correo electrónico y calendario, señala el portavoz de Google. Si un usuario de una de las suites se registra en una cuenta personal separada de Google, como YouTube o Google +, esos servicios no compartirán la información personal del usuario con las suites de la empresa, dijeron.
Google no establecerá relaciones entre las cuentas de trabajo de los usuarios y sus cuentas personales, indicó el portavoz.
Las empresas, agencias gubernamentales y escuelas que utilizan las suites de aplicaciones tienen un contrato con Google, que generalmente específica cómo el vendedor se encargará de los datos de sus usuarios, señaló Google.
"Como siempre, Google mantendrá los datos de nuestros clientes empresariales en el cumplimiento de la obligaciones de confidencialidad y seguridad que proporciona a su dominio", indicó Google en un comunicado. "La nueva política de privacidad no cambia nuestros acuerdos contractuales, que siempre han sustituidos las políticas de privacidad de Google para los clientes empresariales".
La firma de investigación y consultoría de TI, Gartner, aconseja a los clientes de las empresas del sector privado que utilizan Google Apps, que revisen su contrato con Google para asegurarse de que contiene un lenguaje que proteja a su organización contra los efectos negativos de esta nueva política de privacidad.
"Si ellos firmaron el contrato estándar de Google Apps o no insertaron un texto específico sobre la privacidad y similares, entonces, estos cambios de política de privacidad de Google van a tener un impacto", indicó John Pescatore, vicepresidente e investigador de Gartner.
Los administradores de Google Apps también deben dejar claro a sus empleados que necesitan tener una cuenta separada e individual de Google para tareas no laborales y las aplicaciones de Google, especialmente el uso personal del sitio de redes sociales Google+, añadió.
"En muchos casos, especialmente en las pequeñas empresas, ese no es el caso. El usuario tiene la cuenta de Google y eso es lo que utiliza para enviar correos electrónicos del trabajo y el correo personal y Google+ y las búsquedas", indicó Pescatore.
Otra razón por la que los clientes existentes de Apps tienen que revisar sus contratos, es la reciente controversia sobre la forma en que será anulada la configuración de privacidad de Google en los navegadores, incluyendo Safari e Internet Explorer, indicó.
Es un ejemplo de por qué las empresas tienen que ser específicas sobre qué configuraciones y políticas de privacidad quieren respetar, independientemente de los cambios que Google puede hacer a sus propias políticas y prácticas de privacidad, añadió.
"La única protección real que tienen las empresas es lo que está estipulado en el lenguaje contractual que tienen con Google", añadió.
De parte de Google, la compañía podría ser más "amigable" con las empresas, de la misma manera en que ha acordado ciertos requisitos para ganar el negocio de Google Apps con las agencias federales del gobierno estadounidense, indicó.
Por último, los tomadores de decisiones tienen que entender que Google hace la mayor parte de sus ingresos de la venta de anuncios en línea a través de sus servicios en línea para los consumidores, y que sus decisiones estratégicas se hacen sobre todo con este negocio en mente, añadió.
"Google no es una empresa proveedora de TI. Es un proveedor de publicidad para el consumidor", indicó. "Las empresas tienen que ser muy cuidadosos cuando firman los contratos de los servicios de Google, y asegurarse de que están recibiendo todas las protecciones de responsabilidad y los acuerdos que buscan si estuvieran negociando con Microsoft, Oracle, IBM o cualquier otra empresa", mencionó.
Varios grupos de privacidad han protestado porque los cambios se han centrado más en el efecto sobre los usuarios de consumo y no en usuarios empresariales. Sin embargo, abogados de 37 estados de EE.UU. y sus territorios, en una carta enviada a Google en días pasados, incluyeron preocupaciones de los usuarios de los negocios y de las organizaciones gubernamentales.
"Para los usuarios que dependen de los productos de Google para su negocio -un uso que Google ha promovido activamente- evitar el intercambio de información puede significar mover todo su negocio a diferentes plataformas, la reimpresión de las tarjetas de visita o membretes que contenían direcciones de Gmail, re entrenar a los empleados en el intercambio basado en la web y los servicios de calendario, y mucho más", decía la carta.
"El problema se agrava por los muchas agencias del gobierno federales, estatales y locales que han hecho la transición a Google Apps para el Gobierno en el fomento de su empresa, y que ahora tendrán que gastar dinero de los contribuyentes para determinar cómo afecta este cambio a la seguridad de su información, y si es necesario cambiar a diferentes plataformas", decía la carta.
Sin embargo, Google no compartirá datos de usuario entre cuentas separadas, incluso para los usuarios de sus productos de consumo, según dijo un portavoz de Google. Por ejemplo, si un usuario de Google tiene un registro independiente para YouTube, Google Reader y Google+, las aplicaciones no compartirán información personal entre ellas.
Los cambios están destinados a ofrecerles una experiencia perfecta a los usuarios de varios servicios de Google. Si un usuario de YouTube ve varios videos sobre motores de automóviles, la búsqueda de Google puede hacer hincapié en la información sobre la marca de autos Jaguar y no el animal.
Los grupos de privacidad se han quejado de que los cambios permitirán que Google haga un mejor seguimiento de los usuarios y recopile información personal.
Grant Gross y Juan Carlos Pérez, IDG News Service