Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Roaming 'Cell to Wi-Fi' en camino

[23/03/2012] Hacer que su teléfono use las redes Wi-Fi podría ser más sencillo dentro de un año, pero no necesariamente más barato.
Los principales grupos relacionados a los operadores móviles y a los proveedores de hotspots Wi-Fi están trabajando en los detalles sobre como hacer que los dispositivos realicen automáticamente el hand off entre los dos tipos de redes. Dentro de nueve meses, la Asociación GSM (Global System for Mobile Communications) y la Wireless Broadband Alliance (WBA) esperan tener un marco para que los proveedores de servicios establezcan sistemas de roaming similares a los que se encuentran disponibles en el mundo celular.
Muchos proveedores móviles ya operan sus propias redes Wi-Fi, y algunos ofrecen acceso a hotspots de tercero. Pero ingresar a una red Wi-Fi que no es administrada por su propia operadora generalmente implica buscar entre una lista de redes cercanas y luego tipear un nombre de usuario y una contraseña. Usualmente, el usuario tiene que pagar a un hotspots o a un grupo de ellos, además de pagar por los datos celulares.
Con un roaming más sencillo, se espera que el Wi-Fi tenga un rol cada vez más importante en las redes móviles, ofreciendo más capacidad y mayor velocidad en donde se requiera.
Los dos grupos industriales ven en el futuro que los smartphones, tabletas y otros dispositivos móviles hagan roaming en los hotspots Wi-Fi de la misma forma en que ahora lo hacen de una red celular a otra. El objetivo es eliminar los pasos manuales que un suscriptor móvil tiene que realizar para ingresar a una red Wi-Fi. Se convertiría en otro proceso de roaming. Esta aspiración no es nueva en el mundo de los datos móviles, pero la GSMA y la WBA pueden hacer que suceda. Lo que no van a hacer es determinar cuánto cobrarán las operadoras por acceder a este roaming.
Dentro de la WBA, no nos gusta hablar de los precios y los acuerdos que las operadoras decidan establecer entre ellas, sostuvo Tiago Rodrigues, director de programa de la WBA. Los diferentes proveedores de servicio tomarán diferentes enfoques, algunos ofrecerán el Wi-Fi como una alternativa más económica para los datos celulares y otros lo empaquetarán con otros servicios, sostuvo.
A pesar de que el Wi-Fi generalmente se ofrece como un servicio gratuito, no va a impactar sobre el costoso mundo del roaming internacional, de acuerdo a los observadores, entre los que se encuentran Daryl Schoolar, analista de Ovum. Él no considera que las operadoras vayan a ofrecer roaming internacional gratuito a través de los socios Wi-Fi en el corto plazo. Hay mucho dinero en el negocio del roaming, sostuvo Schoolar en una entrevista el mes pasado.
Los mundos Wi-Fi y celular tienen diferentes tecnologías para llevar a cabo las tareas requeridas para hacer roaming entre las redes, como la selección de la red, la autenticación del usuario y la facturación. La GSMA y la WBA han identificado las diferencias entre estas especificaciones y están comenzando a resolverlas, señalaron los representantes de ambos grupos. Luego de que hayan resuelto las diferencias técnicas, desarrollarán marcos para contratos que las operadoras móviles y los proveedores de hotspots puedan usar para formar los acuerdos de roaming.
Todo ese trabajo debe finalizar en unos nueve meses, señaló Dan Warren, director senior de tecnología de la GSMA. Una vez que esté hecho, tomará a los proveedores de servicios de tres a seis meses implementar la tecnología y los acuerdos de roaming, sostuvo. Incluso entonces, es probable que la adopción sea gradual. Warren espera que la mayoría de los proveedores de servicios vayan hacia el Wi-Fi roaming en algún momento pero no se podría decir cuándo.
Los consumidores esperan con ansias los acuerdos de roaming entre las grandes operadoras y los grandes administradores de hotspots Wi-Fi, más los hotspots de los negocios pequeños, sostuvo Warren. Los hotspots individuales, como una red Wi-Fi gratuita en una cafetería independiente, probablemente no tengan los incentivos para buscar los acuerdos de roaming con las grandes operadoras celulares, y viceversa, sostuvo. Sin embargo, podrían firmar con un agregador como Boingo Wireless, añadió.
Las operadoras móviles y los proveedores de equipos ya han comenzado a demostrar la interoperabilidad entre redes celulares y Wi-Fi basadas en Hotspot 2.0, una especificación de la Wi-Fi Alliance que es parte del fundamento técnico del trabajo de la GSMA y de la WBA. Antes del Mobile World Congress, la WBA anunció ensayos de su tecnología Next-Generation Hotspot, la cual se basa en Hotspot 2.0, y que incorpora a AT&T, BT, China Mobile y otras operadoras móviles de todo el mundo. En la conferencia, Cisco Systems anunció una arquitectura Next-Generation Hotspot aprobada por la WBA.
Stephen Lawson, IDG News Service