Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Construir un estupendo lugar de trabajo

Por: Rob Enderle, presidente y analista principal del Enderle Group

[29/03/2012] Después de haber trabajado para empresas grandes y pequeñas, he visto despidos masivos y reorganizaciones, y he observado con pena cómo se han despojado derechos con el fin de elevar los bonos de los ejecutivos. Al final, hay empresas que valoran a los empleados y otras que no lo hacen, y, dada la opción, mi recomendación sobre la base de una vida de experiencia, es encontrar un camino para trabajar por la primera.
Vivir para la salida a las 5 pm, el fin de semana o la jubilación no ha tenido sentido para mí después de ver a un amigo cercano fallecer de repente un año antes de su jubilación, lo que casi con toda seguridad no habría ocurrido si hubiera tomado otras decisiones sobre su vida y de trabajo. Sí, él hizo mucho dinero, que ahora gastarán sus herederos, pero he abandonado la creencia de que "el que muere con más juguetes gana" a "la persona que ha tenido más diversión en la vida gana".
Mi reciente visita a Plantronics solo reafirmó esa convicción. Aquí hay una empresa que se ha transformado a sí misma de un entorno caracterizado por el trabajo pesado, a un lugar exitoso y divertido para trabajar. Este es un lugar donde el logro es más importante que la compensación, y los empleados, cuando se les da la opción, a menudo optan por venir a trabajar en lugar de trabajar en casa, incluso cuando es inconveniente.  Vamos a hablar algo de eso.
Un estupendo lugar de trabajo
Hay cierta ironía en la redacción de esto. Lo que vi en Plantronics es lo que yo esperaba construir algún día. Pero, como a menudo pasa, terminé tomando un camino diferente.
Sin embargo, he trabajado para la única empresa que ha establecido un departamento de "mejor lugar para trabajar". Esta fue una idea de algunos de los jóvenes ejecutivos que creen que si construye grupo talentoso que esté únicamente enfocado en el cuidado y la atención de los empleados, podría hacer cosas sorprendentes.
Quizás el descubrimiento más inspirado fue la constatación de que si recogieran todo el dinero gastado para fiestas de la empresa podrían construir un centro de recreación de la empresa. Y ROLM Corporation tenía uno que rivalizaba con cualquiera en el mundo, con pistas de frontón, baloncesto y tenis, levantamiento de pesas, clases de aeróbicos y una piscina de tamaño olímpico. Hacían mensualmente reuniones con cerveza donde los empleados y ejecutivos socializaban entre sí, y algunos como yo que pensábamos que el trabajo y la diversión no deben estar separados dejamos pasar la oportunidad.
Por desgracia, dimos esto por hecho en ROLM, y cuando fue adquirido por IBM estos aspectos críticos de la compañía fueron eliminados antes de irme. En lugar de ser un lugar donde la gente quería trabajar, algunas divisiones como ingeniería tenían una tasa de 200% de remplazo, lo que significa que en promedio, todo el equipo estaba siendo remplazado cada seis meses. Por el lado de los ingresos, pasamos de una compañía de 750 millones de dólares a una compañía de 250 millones de dólares, y se deslizó de una posición como empresa muy rentable a una posición en la que estábamos perdiendo millones de dólares al día.
Me gustaría escribir un libro sobre el declive de ROLM, pero solo me haría, y a todos los demás que estuvieron allí, mucho más triste.
La transformación de Plantronics
Mientras que Plantronics no tiene un departamento de gran lugar para trabajar, recursos humanos ha asumido esta responsabilidad bajo el mando de Pat Wadors, y el resultado final ha sido una transformación asombrosa. La compañía solía tener las típicas granjas de cubículos iluminados por fluorescentes, como en casi todas las empresas modernas. Pat y su equipo demolieron este modelo y lo remplazaron. Plantronics ahora utiliza en gran parte luz natural, y en vez de lugares aislados donde estaban los ejecutivos, ahora todo el mundo comparte el mismo ambiente bien iluminado y los equipos se ubican conjuntamente para mejorar la colaboración.
Las áreas se han establecido como mesas de los restaurantes, donde grupos ad-hoc pueden formar y disfrutar de su café con leche (sí, tienen una máquina de café con leche maravillosa) y discutir los proyectos. Las salas de conferencias tienen varios tamaños y tienen equipos AV dedicados, cámaras y televisores con conexión a Skype, Lync de Microsoft o Cisco TelePresence para que los trabajadores remotos puedan participar de las conferencias y las paredes son pizarras en las que puedan escribir y compartir ideas. He observado un ingeniero que trabaja con su homólogo remoto a través de una sesión de Lync y parecían estar pasando un gran momento.
Plantronics tiene un logo muy distinto, una especie de onda de sonido estilizada que aparecía en la mayoría de las superficies, lo que reforzaba la conexión entre los empleados y la empresa, y eran muy visibles en las vitrinas, prototipos y vitrinas existentes de Plantronics. La empresa incluso tuvo una pared pública en la que mostraba las tendencias, algo que a menudo solo seleccionaba equipos o ejecutivos para ver. Esto es para mantener a los empleados conectados a las líneas de productos y la visión para el futuro de la compañía.
Dudo que la mayoría de los empleados de las empresas típicas siquiera hayan visto los productos de la empresa, y menos los hayan utilizado. Por ejemplo, me contaron una historia de General Motors hace unas pocas décadas, cuando el CEO vio su propio estacionamiento y lo vio lleno de Toyotas. Yo no vi a nadie usar un auricular que no llevaban la marca Plantronics, mientras que yo recuerdo haber visto mucha gente en el campus de Microsoft con iPods durante sus años de Zune.
Con los años, he visto a muchas compañías restringir el trabajo en casa porque creían que la mayoría de los empleados, dada la opción, no irían, y lo más probable es que trabajar de forma remota sería menos efectivo. Plantronics promueve el trabajo en casa, pero las personas con las que hablé indicaron que prefieren venir. No porque se sentían dejados de lado -el motivo más normal-, sino porque recursos humanos ha creado un buen espacio de trabajo y, sin duda, para muchos de los aspectos sociales.
Tomar las decisiones correctas
Todos tenemos que elegir en la vida. He visto a CEO que deciden dejar de lado largos viajes en clase media para viajar en jets corporativos más cómodos, o que renuncian a la actualización de las oficinas de la empresa en favor de más bonos para el personal. Por lo general, los empleados se dan cuenta, y estos ejecutivos son derribados desde el interior, a medida que sus activos humanos desean buscar pastos más verdes, o quieren meter sus manos en la empresa, siguiendo el ejemplo que han dejado los altos ejecutivos. Estos ambientes no son divertidos para nadie, y como pienso en el gran número de personas que actualmente están trabajando bajo la expectativa de que puedan ser parte de la próxima cesantía, recuerdo, y quiero recordarles, que hay mejores lugares para trabajar y a menudo los despedidos son los más afortunados en estos casos.
Yo utilizo una serie de productos de Plantronics, desde el Savi 740 a la Voyager Pro, que son los mejores en sus respectivos segmentos. Dudo que pudieran serlo si no fuera por el alto nivel de atención de los empleados en la empresa. Ojala todas las empresas estuvieran centradas en crear buenos lugares para trabajar, y no puedo evitar preguntarme si realmente es más valioso para un CEO tener ese yate extra que probablemente nunca tendrá tiempo para usar, o un gran número de empleados que lo siguen con lealtad inquebrantable. La CEO de alto perfil de HP, Carly Fiorina, es un ejemplo de ello. Si ella se hubiera preocupado por atender a los empleados de HP, ellos se hubieran preocupado por ella, y ahora sería senadora. En su lugar, trabajaron para asegurarse de que no fuera elegida, y no lo fue.
El CEO de Plantronics, Kenneth Kannappan, y el vicepresidente de recursos humanos, Pat Wadors, merecen felicitaciones por tomar las decisiones correctas.
Rob Enderle, CIO
Rob es el presidente y analista principal del Enderle Group. Anteriormente, fue investigador senior de Forrester Research y The Giga Information Group. Antes de eso trabajó para IBM y ocupó cargos en auditoría interna, competitividad, marketing, finanzas, y seguridad. En la actualidad, Rob escribe sobre tecnología emergente, seguridad, y Linux para una amplia variedad de publicaciones, y aparece en programas nacionales de televisión de noticias que incluyen CNBC, FOX, Bloomberg y NPR.