Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

RIM patenta un sistema inteligente de control de volumen

[02/04/2012] Las compañías fabricantes de dispositivos móviles no paran de investigar nuevos sistemas para dotar de mayor inteligencia y utilidad a sus productos. El registro de estas innovaciones suele anticipar futuras tecnologías para los dispositivos, y este es el caso de una patente de RIM recientemente aprobada. Se trata de un sistema inteligente de regulación del sonido.
Los usuarios que utilizan smartphones con frecuencia, sobre todo en llamadas de larga duración, habrán sufrido los cambios de volumen al variar la posición del auricular y su distancia respecto al oído. Cuando una llamada se prolonga, es normal ir cambiando de posición, y en consecuencia, el volumen de la llamada también varía. Hasta el momento, los usuarios podían ir subiendo o bajando el volumen de forma manual, pero RIM quiere que el dispositivo sea capaz de hacerlo solo.
Según Celularis, RIM lleva trabajando en dicho sistema desde el 2007, pero ha sido ahora cuando la Oficina de Patentes de Estados Unidos ha aprobado esta tecnología. Se trata de un sistema inteligente de control de volumen, capaz de variar el nivel del sonido en función de la proximidad al oído, de forma que el tono pueda ser constante en función de las necesidades. De esta forma, los usuarios no tendrían que regularlo y se mejoraría la experiencia en las llamadas.
Según la patente, RIM utilizaría una serie de sensores capaces de calcular la distancia y captar los cambios de posición. Gracias a estos sensores, se conseguiría ajustar de manera automática el volumen para adaptarlo a los niveles previamente marcados por los usuarios.
Esta tecnología, además de aumentar la comodidad de las llamadas en dispositivos de RIM y permitir una experiencia uniforme, también podría tener ventajas desde el punto de vista de la salud. Niveles de volumen elevados pueden causar daños en el oído de los usuarios. Con este sistema de control, el nivel siempre es constante, y en caso de que el usuario pase de un volumen alto por la lejanía del dispositivo a una situación de proximidad, el sistema evitaría el posible daño en el oído.
CIO, España