Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

IaaS hace lentos progresos

Las grandes empresas adoptan un enfoque metódico para mover sus cargas de trabajo a la nube pública

[21/05/2012] Cuando se trata de infraestructura como un servicio -el alquiler de cómputo sobre la demanda, almacenamiento y recursos de red que viven en una nube pública multiusuario virtual- las empresas medianas saltan en ambos pies. Pero las grandes empresas, con sus bien establecidos centros de datos propios, siguen apenas sumergiendo sus dedos en el agua.
El uso global de IaaS de nube pública está sin duda en aumento, de acuerdo con analistas de la industria. Sin embargo, muchas grandes empresas se están moviendo a un ritmo muy deliberado, una carga de trabajo a la vez.
"La mayoría de las empresas con las que trabajamos está mirando cómo la nube se ajusta en sus operaciones. Pero no se trata de poner un proyecto fuera y otro dentro", señala Edward Newman, director senior de EMC Consulting. "Se trata más de buscar cada carga de trabajo dentro de cada aplicación y decidir -en función del rendimiento, precio, funcionalidad y nivel de confianza- cuáles se pueden implementar en nubes públicas de inquilinos múltiples''.
En una encuesta publicada en enero, hecha a más de 600 empresas y compañías de medios de mercado a nivel mundial, solo el 27% dijo que estaban utilizando los servicios IaaS de nube pública. Eso es un aumento del 10% a partir de una encuesta similar publicada a principios del 2011. Sin embargo, el 28% de los encuestados señaló que no tenía planes inmediatos para saltar a la nube, y otro 24% dijo que aún no han apretado el gatillo para un despliegue en nube, pero planean hacerlo en algún momento del 2012.
Mark Bowker, analista senior de Enterprise Strategy Group, que publicó la encuesta, resume los resultados de esta manera: "Esos tres indicadores combinados muestran que hay un buen impulso detrás de la adopción generalizada de servicios de infraestructura de nube pública por parte de las empresas, pero no estamos allí todavía". Bowker añade que él por lo general es bastante optimista sobre la perspectiva de que las empresas abracen la nube pública a largo plazo.
"IaaS de nube pública se está convirtiendo rápidamente en un enfoque de tecnología aceptada para hacer negocios", añade la vicepresidente de investigación en Gartner, Lydia Leong. Ella publicó un cuadrante mágico de Gartner sobre IaaS de nube pública en diciembre que perfilaba a 20 proveedores. Leong identificó a Amazon, BlueLock, CSC, Savvis y Terremark como líderes del mercado, con Joyent y Rackspace como visionarios del mercado y GoGrid, IBM, NaviSite y OpSource como rivales.
Las tendencias de implementación empresarial
Mientras que las medianas empresas están más dispuestas a externalizar ciclos de cómputo TI en masa a los proveedores de IaaS de nube pública, las organizaciones más grandes están probando las aguas selectivamente, utilizando IaaS públicas sobre todo para estos casos de uso específicos:
1. Para proyectos de investigación y desarrollo, pruebas de carga.
2. Como una oportunidad para construir y desplegar nuevas aplicaciones basadas en web construidas para funcionar de forma nativa en la nube, de tal modo que sean tan convincentes para el negocio que incluso los más conservadores dentro del personal de TI estén dispuestos a aceptar los riesgos de seguridad percibidos, las mediocres capacidades de auditoría y la falta de herramientas de gestión asociada con IaaS.
3. Como una forma de que las operaciones de TI muevan aplicaciones heredadas no críticas -que no están sujetas a supervisión regulatoria- de los caros recursos del centro de datos interno.
4. Para aplicaciones de negocio específicas, donde los directores de las unidades quieren actuar con rapidez en una nueva oportunidad y no quieren esperar a que TI preste los recursos internos.
5. A medida que la oferta de infraestructura subyacente de una plataforma de software como servicio (SaaS) o plataforma como servicio (PaaS) es consumida por la empresa.
Leong de Gartner señala que los primeros usuarios han sido muy exitosos en estos tipos de despliegues selectivos durante los últimos dos años, y ahora están a punto de hacer que el IaaS de nube pública sea una práctica más común en sus empresas.
TI se adelanta
Paul Burns, fundador de Neovise LLC, una firma de investigación especializada en el cloud computing, señala que las empresas están adoptando un enfoque de planificación más estratégico para el uso futuro de la nube pública. "Sí, todavía hay bolsas de desarrolladores sin escrúpulos que piensan que no necesitan de TI para construir y probar nuevas aplicaciones virtualizadas, pero hay mucho menos de eso en la actualidad", señala Burns. "Ahora los CIO le están diciendo a sus equipos que consigan una estrategia de nube pública en sus instalaciones y la desplieguen hasta el fondo de las cargas de trabajo donde tiene sentido. La planificación ayuda a contener la expansión de la nube".
Los administradores de TI que utilizan IaaS de nube pública se apresuran a exaltar sus virtudes. Apuntan a la promesa de la ampliación instantánea que proporciona elasticidad, tanto para manejar los picos de trabajo, y le da a TI una imagen de "poder hacer" todo cuando otros departamentos vienen a explorar iniciativas basadas en la tecnología.
ETS ofrece altas calificaciones a la nube
Dan Wakeman es el vicepresidente y CIO de Educational Testing Services (ETS), que actualmente utiliza CloudCompute de CSC en una implementación híbrida, donde el poder de cómputo asentado en la nube tiene un túnel seguro dedicado a la gran base de datos Oracle de ETS.
Wakeman señala que la combinación le da a la empresa el poder de cómputo flexible necesario para desarrollar, administrar y anotar más de 50 millones de pruebas en nueve mil lugares alrededor del mundo cada año. "Cuando los socios vienen a nosotros con ideas nuevas que pudieran haber estado expuestos a un segundo plano debido a la falta de tiempo del personal de TI y los recursos antes de utilizar la nube, ahora podemos asumirlas y sacarlas adelante", señala Wakeman.
Los administradores de TI también son capaces de mantener estables los niveles de personal TI mientras asumen más proyectos internos, porque los servidores de aprovisionamiento que solían tardar días o semanas, ahora toman solo unas horas. "De hecho, ejecutar nuestras operaciones en la nube, mes a mes es un poco más barato para nosotros", señala Jonathan Newbury, vicepresidente de comercio electrónico y tecnología en Preferred Hotels.
La empresa de reservas de hotel ha utilizado la oferta de nube pública de Terremark -llamada Enterprose Cloud- desde fines del 2008. "Pero el costo-beneficio real viene cuando nos fijamos en el gran número de nuevos proyectos que hemos sido capaces de asumir sin la adición de nuevo personal TI, ya que han dejado de estar en cola para gestionar los servidores", añade Newbury.
Y, la modalidad de pago según uso les permite pasar de los costos perdidos a los gastos operacionales que pueden ser directamente vinculados a los flujos de ingresos. "¿El departamento de TI no quiere esa justificación directa?", pregunta Wakeman.
Los expertos recomiendan una híbrida
Los analistas y los profesionales entrevistados para este artículo predicen que la mayoría del uso de IaaS de nube pública en la empresa incluirá instalaciones híbridas que también abarca a las máquinas dentro de las instalaciones de la empresa, servicios de alojamiento tradicionales y servicios virtualizados de nube privada.
La buena noticia es que el creciente número de proveedores de servicios en la nube le proporciona a los clientes empresariales una amplia gama de opciones sobre cómo desean implementar una nube híbrida, señala la analista de IDC Melanie Posey. "Se puede ir con un solo proveedor para obtener todos los servicios necesarios, o se puede recoger lo mejor de cada uno".
Sin embargo, hay conceptos contrapuestos de lo que comprende un despliegue híbrido. En un escenario, nube híbrida significa la división de cargas de trabajo de una sola aplicación de entre el poder de cómputo de la nube pública y un recurso muy protegido en las instalaciones, como una gran base de datos. El segundo se refiere a una organización que ha seleccionado a distintos productos IaaS para diferentes cargas de trabajo y requiere que todos sean administrados de manera uniforme.
Es la gestión de cualquiera de estos entornos híbridos lo que será un punto en el que los vendedores -tanto los proveedores de IaaS y los vendedores de terceros de software de orquestación y administración de nube- puedan diferenciarse, señala Kacy Clarke, arquitecto jefe de la consultoría Cloud Technology Partners.
Actualmente, la facilidad de uso de las API expuestas que le permiten a TI construir sus propias herramientas de automatización para hacer girar los servidores en la nube, por ejemplo, o la calidad de los portales de gestión de clientes, es muy variable, afirma Amy DeCarlo Larsen, analista principal de servicios de centros de Security y servicios de centros de datos en Current Analysis. En el futuro, estas API y portales de administración van a tener que hacer gestión basada en roles, establecer redes LAN virtuales y permitir la planificación previa a la evaluación y el análisis de evaluación posterior.
Otro elemento diferenciador para los proveedores de IaaS será lo bien que pueden captar el negocio de TI al tiempo que hace que su servicio de base sea lo más abierto posible, de tal modo que los clientes no se sientan como si estuvieran encerrados en su particular esquema de IaaS, señala Clarke.
"Las empresas quieren la portabilidad. Quieren ser capaces de mover cargas de trabajo dentro y fuera de la nube y sus propias redes en diferentes momentos del ciclo de vida de la aplicación'', agrega Clarke. Y quieren ser capaces de sacar sus cargas de trabajo de la nube si aparece cualquier problema técnico o económico, finaliza.
Christine Burns, Network World