Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Jaime Kelerstein, vicepresidente para Canales Comerciales del IPG América Latina de HP

Un pirata en la impresora

[30/04/2012] Parece una cifra irreal pero es lamentablemente cierta: anualmente la falsificación tiene un impacto global de tres mil millones de dólares sobre la industria de insumos de impresión. La multimillonaria cantidad nos la proporcionó HP, empresa que –obviamente- es una de las grandes afectadas con este delito, pero que no es la única.
Además de las grandes corporaciones, es el usuario final el que termina siendo estafado al adquirir un producto falsificado, de calidad inferior pero a un precio muy similar al original. Las organizaciones que se dedican a este ilícito buscan la forma de infiltrarse en las cadenas legítimas de distribución de los productos, lo que ha ocasionado que HP dedique esfuerzos para llevar a cabo un programa antipiratería y hacer frente a este problema.
Jaime Kelerstein, vicepresidente para Canales Comerciales del IPG América Latina de HP, estuvo hace unos días en Lima, y con él conversamos sobre los esfuerzos que realiza la firma para ayudar a combatir este delito.
¿Cuál es el motivo de su visita?
El motivo principal de la visita es reforzar en Perú un tema que a HP le preocupa mucho, y que es la piratería de consumibles de HP en todo el mundo. Estamos realizando un esfuerzo adicional de comunicación sobre este complejo tema con la intención de que el mercado y los lectores se encuentren enterados de un fenómeno como éste.
Jaime Kelerstein, vicepresidente para Canales Comerciales del IPG América Latina de HP.
También buscamos educar al público en general y a nuestros canales de distribución acerca del problema y de qué hacer cuando uno encuentra un producto falsificado, cómo detectarlo, y cómo reportarlo.
Aquí en el Perú se acostumbra a rellenar cartuchos ya usados, y eso es diferente a adquirir un producto falsificado ¿Se diferencia entre estas dos actividades?
Los consumibles alternativos que se venden en el mercado con marcas que no son HP son competencia de HP y eso es una competencia legal y leal; y contra ellos competimos con las herramientas que tenemos, es decir, con las campañas de publicidad y con el trabajo con nuestros clientes demostrando la calidad de nuestros productos.
Nosotros somos de la idea que el cliente tenga opciones y pueda decidir comprar un producto más caro o menos caro, de más calidad o de menos calidad, según sea su interés y su necesidad.
Pero en el caso de los consumibles piratas o falsificados, nos encontramos ante un engaño tanto a los consumidores como a las empresas. Ellos compran un producto y desean recibir calidad por ese producto pero se encuentran con un producto que no tiene la calidad que esperaban. Por ello nuestra marca se ve directamente afectada, al igual que el cliente.
Este es un delito que perseguimos pues están violando nuestra propiedad intelectual, están infringiendo nuestras patentes. Los falsificadores de estos productos no solo se dedican a esta falsificación; tenemos conocimiento que las mafias de falsificación de este producto se encuentran en otros delitos de crimen organizado como las drogas, lavado de dinero, tráfico de armas. La falsificación es solo una de sus líneas de acción y es una forma de blanquear el dinero que reciben de otro tipo de delitos.
Sin embargo, deseo aclarar que nosotros no usurpamos la labor de las autoridades, sino que colaboramos directamente con ellas para proveerles de los elementos para que juntos podamos detener esta situación.
¿La piratería es local o es de mafias internacionales?
El problema es mundial. En todos los países existe, incluso en los países más desarrollados. Hemos encontrado productos piratas en Estados Unidos y Europa pero la incidencia del delito es mayor en países en vías de desarrollo como los de América Latina, África, Medio Oriente o Asia.
Un producto falsificado es normalmente un cartucho de tóner o tinta vacíos que son rellenados con materia prima que se encuentra en el mercado localmente y que se vende a granel. Este producto recargado lo colocan en cajas que parecen cajas originales. Los piratas trabajan imprimiendo empaques o embalajes de HP y empacando productos en ellos para que parezcan de HP, tanto en tinta como en tóner.
Lo que hemos visto localmente es que hay gente sin escrúpulos que imprimía cajas de HP sin autorización, e introduce dentro de ellas el tóner falso para venderlo como original. Eso sigue pasando con los fabricantes locales; de hecho, hemos incautado productos en el Perú de este tipo, y en ocasiones incautamos solo la caja que se imprime localmente.
Pero lo que ahora hemos detectado es el crecimiento de la importación de productos falsificados en otros países, por ejemplo, en China.
Y el que lo importa ¿sabe que es falsificado?
A veces sí, a veces no. Pero lo que nosotros hacemos [en nuestro trabajo de educar al mercado] es no solo trabajar con nuestros canales de distribución y clientes sino también con las autoridades de aduanas; les damos cursos y les enseñamos a diferenciar uno del otro.
Ellos pueden revisar un cargamento de productos HP y si tienen sospechas solicitar un servicio de inspección. Tenemos una serie de peritos que, cuando se recibe la llamada de un cliente, canal de distribución o de las autoridades aduaneras o policiacas, acuden a realizar una inspección física del producto y proporcionan un diagnóstico sobre si el producto es original o es falsificado.
Hemos tenido en algunos aeropuertos -aunque aún no en el Perú- de Chile o Estados Unidos solicitudes de parte de los agentes de aduana para verificar un embarque y [gracias a ello] se han realizado incautaciones de producto en la aduana.
En el caso del Perú aún no hemos trabajado con las autoridades para realizar alguna incautación en la aduana, pero sí hemos encontrado que el producto se vende en la calle, y eso nos ha llevado a encontrar a los impresores locales. Sin embargo, no tengo la menor duda de que también en el Perú está ingresando producto falsificado.
¿En qué parte de la cadena de distribución ingresa el producto falsificado?
La distribución de los consumibles es muy amplia porque afortunadamente tenemos muchos clientes. Uno de los trabajos que hacemos es hacerles cómodo a los clientes que puedan comprar el producto HP tan cerca de su casa como se pueda. Entonces es un producto cuya distribución es abierta, nosotros no controlamos todos y cada uno de los canales de distribución que venden. No los conocemos a todos porque los hay por millones en el mundo.
De los canales de distribución que son nuestros, oficiales, tenemos la plena certeza de que no están comprando producto de fuentes que no sean oficiales. Sin embargo, hay otros mayoristas que no trabajan directamente con HP y que son presa de empresas que les ofrecen productos que afirman son originales y muchas veces no lo son. Los falsificadores no son tontos, no van a vender el producto a mitad de precio porque el que lo compraría se daría cuenta que no es original, entonces lo venden 5% o 7% más barato, así el comprador puede ser engañado.
O también puede ser que estos compradores se encuentran coludidos de alguna forma con esos importadores y sabiendo que es producto falsificado lo compran y lo revenden. Nosotros no sabemos quién sabe y quién no sabe pero igual actuamos. Tenemos un grupo de investigadores y tratamos de encontrar la fuente. No es el personal de HP quien lo hace sino investigadores privados que HP contrata para ese efecto.
Cuando se tienen pruebas alertamos a las autoridades y ellos valúan la información y deciden o no perseguir a estas personas y realizar alguna acción judicial.
¿Cuáles son las herramientas que tienen las personas y las empresas para validar un producto?
Existen muchas. Hemos trabajado mucho en simplificar estos procesos. Lo primero que uno debe hacer cuando compra un consumible de HP es realizar una inspección física. La caja debe ser de alta calidad, si ésta no está bien impresa o los registros de color no son exactos, o si se nota que la caja fue previamente abierta puede ser una falsificación.
Lo segundo es que todos nuestros consumibles tienen sellos de seguridad que tienen características muy particulares. Son tridimensionales, tienen la palabra OK y el signo de check que se mueven en el mismo sentido si el sello se mueve de lado, y en sentido contrario si el sello se mueve de arriba abajo.
Otra medida de seguridad son los códigos QR. Puede tomar un smartphone escanear este código y generar una información que viaja a un servidor HP en Estados Unidos y en su teléfono aparece si el producto es o no original.
Cuando lo abre puede ver que físicamente el producto se encuentra bien empacado. No le ensucia las manos ni le escurre la tinta, ni tiene polvo. Si no cumple con esto también hay que sospechar.
Finalmente, cuando instala un cartucho de tinta en una máquina HP, la impresora te alerta si instalaste un cartucho original o no original.
Si detecta que el producto no es original tiene la oportunidad de reportar el producto en un sitio web www.hp.com/la/antipirateria, en forma anónima. Nosotros tomamos los reportes y construimos estas investigaciones para tratar de detectar qué pasó.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú