Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La continuidad con nube

Alex Le Bienvenu, arquitecto de tecnología de Microsoft

Alex Le Bienvenu, arquitecto de tecnología de Microsoft

[03/06/2014] La segunda charla de la mañana estuvo a cargo de Alex Le Bienvenu, arquitecto de tecnología de Microsoft. El ejecutivo, en pocas palabras, ofreció la nube como una forma de resguardar la continuidad del negocio.

Para ello comenzó señalando algunas definiciones sobre la continuidad del negocio. Le Bienvenu afirmó que, de acuerdo al ISO 22301:2012, la continuidad del negocio se define como la capacidad de la organización para continuar entregando productos o servicios a niveles predefinidos y aceptables luego de un incidente disruptivo.

Luego, de acuerdo a esa misma fuente, indicó que la gestión de la continuidad del negocio se define como un proceso de gestión holístico que identifica las amenazas potenciales para una organización y los impactos a las operaciones del negocio que estas amenazas, si se hacen realidad, podrían causar, y que proporciona un marco para construir la resiliencia organizacional con la capacidad de tener una respuesta efectiva que salvaguarde los intereses de sus grupos de interés principales, así como su reputación, marca y actividades de creación de valor.

Luego de estas definiciones, el ejecutivo indicó que todas las empresas desean tener una gestión de la continuidad del negocio pero esto implica costos, complejidad, tiempo y especialización.

Además, indicó, las organizaciones están dejando atrás las viejas formas que tenían para protegerse en caso de contingencias. Por ejemplo, se estima que para el 2016, el 20% de las organizaciones -una cifra superior al 7% de hoy- emplearán solo técnicas de snapshot y replicación, y abandonarán las viejas formas de respaldo y recuperación.

Por otro lado, también se estima que para el 2017, el 50% de las grandes empresas utilizará servicios de failover entre múltiples centros de datos como su estrategia principal para recuperación en caso de desastre.

¿Qué se puede entonces recomendar en el mundo de la continuidad del negocio? Básicamente tres cosas: mantener el control, reutilizar los patrones de nube y tercerizar, es decir, cargar los escenarios de valor a la nube pública.

Como ejemplos de lo que se puede lograr con la nube, Le Bienvenu indicó que las pasadas olimpiadas de invierno en Sochi, Rusia, basaron su éxito en el uso de la nube para sostener el contenido que se generaba en esta competencia mundial. Igual decisión -usar la nube– han tomado la conocida empresa de streaming de contenidos Netflix y el Servicio de Administración Tributaria de México.

Específicamente en el caso de Sochi, el ejecutivo indicó que los organizadores utilizaron cinco centros de datos a nivel mundial con el cual pudieron atender sin problema la mayor concurrencia mundial a un evento. Mientras que en el caso de la SAT de México el poder de la nube permitió el envío de aproximadamente nueve mil facturas en XML por minuto.

La nube es multiplataforma, multiparadigma y basada en niveles de servicio, además su costo es por uso, indicó el ejecutivo.