Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Los elementos de la continuidad

María Isabel Hayes, subgerente de riesgo de continuidad de negocio de Americatel

María Isabel Hayes, subgerente de riesgo de continuidad de negocio de Americatel.

[03/06/2014] Antes de concluir con la primera mitad de la jornada -es decir, antes de pasar al break- fue el turno de un carrier. María Isabel Hayes, subgerente de riesgo de continuidad de negocio de Americatel, fue la siguiente en ofrecer su visión sobre el tema. Y en verdad fue una visión bastante llena de finos detalles sobre lo que ocurre en estos casos. Su exposición se denominó La Continuidad de Negocio en los Servicios TIC.

Hayes inició su exposición señalando algunos desastres naturales que han afectado los negocios -como el tsunami de Indonesia, el terremoto de Chile o el ciclón Sandy de Estados Unidos; pero agregó también que el 81% de los directores cuyas organizaciones activaron sus mecanismos de continuidad de negocio en los últimos 12 meses afirman que fueron efectivos en la reducción de las interrupciones.

Luego de esta cifra positiva, pasó a indicar algunas de las causas que pueden afectar al negocio. Entre ellas señaló la dependencia creciente de la tecnología, la interdependencia de los operadores, los actos individuales, la competencia que no perdona interrupciones prolongadas o apreciables y cualquier obligación legal o regulación sectorial.

Debido a todo esto es que se tiene que contar con un plan de continuidad del negocio, que Hayes detalló.

Lo que presentó se dividió en cuatro bloques, siendo el primero de ellos el del análisis del impacto sobre el negocio. Aquí la ejecutiva señaló que se tiene que realizar en primer lugar una evaluación de los riesgos, seguida de la identificación de los procesos, ranking de procesos, determinación de impactos y tiempos de recuperación.

El segundo bloque fue el de selección de la estrategia y en este campo indicó que se debe determinar los recursos mínimos de operación, el rango de las estrategias, la revisión de los costos y la selección de las estrategias.

El tercer bloque estuvo conformado por el desarrollo del plan de continuidad de negocios en sí. En esta área se debe realizar la preparación de la estructura del equipo, el documento inicial del plan y la preparación de los procedimientos.

Finalmente, el cuarto bloque es el de prueba y mantenimiento. En este caso se debe realizar pruebas y mantenimiento de los procedimientos para luego generar un documento final que será el plan en su versión 1.0. Luego de ello se debe realizar la capacitación y el seguimiento de los procedimientos.

Hayes mostró especial énfasis en el levantamiento de la información de los procesos, pues es de acuerdo a la estructura que aquí se identifique que luego se podrá determinar cuáles de ellos son considerados con una magnitud de impacto baja, media, alta o catastrófica. Además, gracias a la estructura determinada, se podrá saber en qué departamento o gerencia de encuentra ese proceso y qué persona puede ser responsable de él.

Hayes indicó finalmente que, de acuerdo a las experiencias reconocidas, la fase en la que se encuentra la evaluación inicial tan solo insume el 1% del esfuerzo total de la elaboración del plan. Por otro lado, el 70% del esfuerzo se concentra en la última etapa, en la de prueba y mantenimiento.