Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Conocer bien a la propia organización

José Mendoza, gerente de arquitectura de SSA Sistemas del Perú

José Mendoza, gerente de arquitectura de SSA Sistemas del Perú

[03/06/2014] La sexta presentación de la mañana estuvo a cargo de José Mendoza, gerente de arquitectura de SSA Sistemas del Perú. Este ejecutivo desarrolló una presentación que tuvo como nombre ¿Estamos preparados para asegurar la continuidad del negocio?

Mendoza, luego de definir lo que se entiende por plan de continuidad del negocio, pasó a explicar las fases que componen la elaboración de uno de estos planes. Básicamente, de acuerdo al ejecutivo, se pueden encontrar tres fases: la identificación del riesgo, la elaboración del plan y la realización de las pruebas del plan.

Mendoza hizo especial énfasis en la última de ellas, pues dijo que en ocasiones las organizaciones no se encuentran muy animadas a realizar esta fase, pues supone incluso dedicar tiempo y recursos para realizar las pruebas. Sin embargo fue enfático al decir que debemos establecer los mecanismos suficientes que garanticen que los procesos funcionen.

Sin embargo, para poder realizar estas actividades es necesario empezar por algunos puntos. El primero de ellos es revisar los servicios de TI. Identificar estos servicios es fundamental, pues con ello se sabrá que SLA son los que pide el negocio y qué tan alineados se encuentran esos servicios con el propio negocio. Para realizar esta tarea, Mendoza señaló que una de las herramientas a utilizar es ITIL.

Una segunda acción es validar y probar la tecnología. Antes las organizaciones controlaban totalmente su información ya que la tenían dentro de sus límites, incluso físicos; ahora una buena parte de la información se ha trasladado hacia afuera y los accesos se pueden realizar desde diferentes dispositivos.

El ejecutivo se pregunta si las empresas han tomado en consideración estos nuevos tipos de acceso, es decir, si se han actualizado los planes de continuidad tomando en cuenta este nuevo escenario.

El tercer elemento a revisar son los procesos, roles y responsabilidades. En ocasiones al revisar un plan de continuidad se puede encontrar que se toman en cuenta áreas, departamentos o roles que ya no existen en la organización. Entonces, señala el ejecutivo, es necesario repasar y validar estos elementos. Es necesario que el plan se encuentre actualizado también en estos aspectos.

En general, son tres las perspectivas (servicios, tecnologías, procesos) que Mendoza señala que se deben revisar para tener un plan de continuidad del negocio apropiado.

Y ¿por qué realizar este plan desde tres perspectivas diferentes? Porque hay mucho que perder. Lo fundamental es mantener una estrategia adecuada y mantener una estrategia vigente, indicó. Y eso pasa incluso para revisar las propias aplicaciones que se encuentran trabajando dentro de la empresa. Quizás alguna de ellas, que en su tiempo fue fundamental para el negocio, ahora ya no lo sea; y otra ha ocupado su lugar en el ranking de relevancia para la continuidad del negocio.

Por ello, es necesario realizar una revisión completa de la organización para determinar cuáles son los elementos fundamentales que deben encontrarse presentes y seguir funcionando en el momento de una falla. La continuidad depende de conocer bien a la propia organización.