Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Keith Curtis, un programador que trabajó con Microsoft por 11 años

"El software libre matará a Redmond"

[30/06/2009] Bill Gates probablemente no cantará alabanzas a Keith Curtis, un programador que trabajó con Microsoft por 11 años, y que ahora ha dejado el rebaño y ha escrito un libro sobre por qué la forma de Redmond fallará. Ah sí, Curtis tampoco tiene miedo de decir lo que piensa como gurú de Linux.

El mantra que Curtis repite a lo largo de su libro Después de las Guerras de Software: el software propietario nos está retrasando como sociedad.

En el libro, Curtis dice que mientras el software propietario hizo a Microsoft una de las más exitosas compañías de todos los tiempos, es un modelo destinado a fallar porque no deja que los programadores de software cooperen y contribuyan, y así reprime la innovación.

Curtis hizo trabajo de programación en Windows, Office e investigación en Microsoft, y de hecho nunca usó Linux, dice, hasta que renunció a su trabajo al final del 2004. Los siguientes años lo han hecho un fanático de Linux, y él está convencido de que el software libre de fuente abierta es técnicamente superior. Mientras Microsoft y su modelo propietario dominen, dice Curtis, viviremos en las épocas oscuras de la computación.

Si Microsoft, hace 20 años, hubiera construido Windows en una forma abierta, Linux no existiría, y millones de programadores estarían mejorando Windows en lugar de compitiendo con él

Keith Curtis.

En una entrevista con Shane ONeill de CIO.com, Curtis discute el ascenso del software libre, el rol de Linux en lo que él llama la inevitable caída del más grande gigante del software y... autos manejados por robots.

¿En qué formas el software libre será la cancelación de Microsoft?

El software libre llevará a la muerte de Microsoft como lo conocemos en dos formas.

Primera, la comunidad de software libre está produciendo productos técnicamente superiores a través de un modelo de desarrollo abierto y colaborativo. La gente piensa en Wikipedia como una enciclopedia, y no primariamente como software, pero es un excelente caso de estudio de esta revolución que está llegando.

También hay muchas piezas de software libre que han demostrado superioridad técnica a sus contrapartes propietarias. Firefox es ampliamente respetado por desarrolladores web como superior a Internet Explorer. El kernel de Linux corre de todo, desde celulares hasta supercomputadoras. Incluso Apple descartó su kernel propietario y lo reemplazó con uno libre.

Segundo, el software libre socava los márgenes de ganancia de Microsoft. Incluso si Microsoft fuera a adoptar Linux -un experimento mental que consideré en el epílogo de mi libro- su modelo de negocios actual estaría amenazado. Hay muchas formas en el que las compañías de hardware y servicios pueden hacer dinero usando software libre, pero estas no son las fuentes de ingresos de Microsoft.

Los productos libres como Linux y Google Docs actualmente abarcan solo una pequeña proporción de sus respectivos mercados comparados con Microsoft.

¿Qué tomaría para que el software libre realmente se volviera popular con los consumidores y los negocios como predices que lo hará? ¿Y cuánto tiempo tomará eso?

A Linux y otros programas de software libres ya les está yendo bien en otros mercados además del de escritorio. Google tiene cientos de miles de máquinas corriendo Linux. El software libre está avanzando en su camino a conquistar lo pequeño y lo grande, y el reto que queda es el escritorio que está en medio.

El escritorio es un problema particularmente difícil, pero Linux está muy cerca y está avanzando a un paso rápido. El movimiento hacia la web también ha socavado la posición de Microsoft, ya que la aplicación más popular en una computadora es el navegador web, y Firefox hábilmente satisface esas necesidades.

El segundo uso más popular es para aplicaciones de productividad, y aunque OpenOffice aún necesita algún trabajo, es suficientemente bueno para tal vez el 99% de los usuarios. Yo trabajé en motores de texto por cinco años en Microsoft, y escribí mi libro usando OpenOffice.

Incluso si Microsoft sí adoptara Linux, eso no solo heriría sus márgenes de ganancias, sino que estarían forzados a explicar a sus usuarios por qué tendrían que continuar pagando por Office.

Keith Curtis.

No sé cuándo Linux se volverá 10% o 25% del mercado de escritorio. Algunos dijeron que Linux tomaría el poder hace 10 años, y aunque eso fue prematuro, ahora está cerca. Parte de mi libro es un mensaje a la industria de las computadoras discutiendo los retos que quedan.

Google Docs, y la pregunta de si todas las aplicaciones se moverán a la Web, es un airado debate. Pero Linux puede tener éxito sin tal transformación. Creo que aunque la web es grandiosa para aplicaciones simples, es muy limitada. Creo que Google Docs es un ejemplo de un puente muy lejano.

Menciona los problemas en Windows Vista como evidencia de las limitaciones del software propietario. ¿Cómo Microsoft podría mejorar Windows?

Si Microsoft, hace 20 años, hubiera construido Windows de una manera abierta, Linux no existiría, y millones de programadores estarían mejorándolo en lugar de compitiendo con él. Sin embargo, creo que es muy tarde para eso ahora.

Por ejemplo, si Microsoft fuera a liberar el código fuente de Internet Explorer, a nadie le importaría porque Firefox y WebKit (la base de Safari de Apple) ya existen. Microsoft está tripulando un barco con fugas, y lo único que pueden hacer es tratar de sacar agua más rápido. Parece que Windows 7 tapa muchas de las fugas de Vista, pero todavía es fundamentalmente defectuoso.

La mayor diferencia entre Windows y Linux es que el software libre contiene miles de aplicaciones, instalables con un clic, y administradas como un juego. Un sistema operativo Linux incluye todas las cosas obvias como hojas de cálculo, navegador web y mensajería instantánea. Pero también incluye herramientas para hacer imágenes y música, software de servidor y herramientas de desarrollo.

Linux cambia la forma en que la gente piensa en su computadora. Microsoft no tiene respuesta para esto.

Además, el software propietario lastima a Microsoft. Google escribe mayormente software propietario, pero tranquilamente impulsa mucho software libre, lo cual es una clave para su éxito.

¿Qué puede hacer Microsoft para frenar la amenaza del software libre, y qué piensa que estará dispuesto a hacer?

Además de adoptar Linux, hay muy poco que Microsoft puede hacer. Incluso si lo adoptan, no solo lastimaría sus márgenes de ganancia, sino que estarían forzados a explicarle a sus clientes por qué deberían seguir pagando por Office si la compañía cree que el OpenOffice libre es suficientemente bueno.

Microsoft ha creado sitios web donde los desarrolladores pueden usar código libre y colaborar, y el último se llama CodePlex. Si bien muestra que Microsoft entiende los beneficios del software libre, este sitio mayormente contiene pequeños añadidos a productos propietarios de Microsoft.

Microsoft también ha lanzado algún software que escribió bajo varias licencias abiertas. Aunque son buenas Relaciones Públicas para Microsoft, este software está siendo absorbido por la comunidad exterior. Esto realmente no frena la amenaza; la incrementa.

Así que realmente no sé qué es lo que puede hacer Microsoft. Si bien la compañía dice que no le gusta la piratería, eso le permite competir en precio con el software libre. Como Bill Gates escribió: Es más fácil para nuestro software competir con Linux cuando hay piratería que cuando no la hay.

Además de sistemas operativos y desarrollo de aplicaciones, ¿cómo está el software propietario impidiendo el progreso en el mundo?

El progreso más rápido en inteligencia artificial (AI, por sus siglas en inglés) es uno de los beneficios más interesantes que recibiremos del software libre. Hubiéramos podido tener máquinas pensantes y autos que nos condujeran hace años, si hubiéramos tenido a nuestros investigadores de AI de todo el mundo trabajando juntos.

También mejorará nuestra comprensión de la biología. Fui a una conferencia de genoma humano, y encontré que estaba llena de software propietario. Pienso que muchas compañías en este campo han adoptado el modelo de Microsoft, pensando que era la forma en que la gente debía construir software. En mi libro, hablo sobre cómo el software libre jugará una parte clave en el renacimiento del siglo 21.