Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Samsung encuentra las causas del incendio de los Galaxy Note 7

[24/01/2017] Tras un largo período de especulaciones, Samsung ha logrado dar con los problemas que hicieron que varias baterías de su gama de smartphones Galaxy Note 7 se sobrecalentasen llegando, en algunas ocasiones, a incendiarse. El fabricante surcoreano ha descartado cualquier problema en el desarrollo de la estructura del terminal, y atribuye el error a los dos proveedores con los que contaron para las baterías. La paradoja de la situación reside en que ambos fabricantes habían cometido distintas negligencias que, sin embargo, provocaban una serie de cortocircuitos que fueron los causantes del fatal desenlace.

En la primera remesa de baterías se detectó una deformación en la esquina superior de las mismas, añadido a una falla en los electrodos que provocaba la combustión. Y, en el caso de la 'segunda batería', se hallaron defectos de soldadura que elevaba la posibilidad de que se produjesen cortocircuitos y sobrecalentamiento.

"Nuestro equipo de investigadores había explorado la posibilidad de que características innovadoras del Note 7, tales como la carga rápida, la resistencia al agua o su recién introducido escáner de iris como factores de riesgo capaces de producir la falla, explicó Koh Dong-jin, presidente de la división empresarial de móviles de Samsung, durante la presentación que ha ofrecido para explicar la situación. "Sin embargo, hemos podido comprobar que estas variables no han tenido ningún impacto en lo ocurrido.

En las investigaciones han trabajado más de 700 personas que han probado durante meses más de 200 mil dispositivos y 30 mil baterías.

Medidas preventivas

Para evitar que se vuelvan a dar casos como este, la organización ha decidido activar un protocolo que garantice la calidad de sus productos desde cada nivel de desarrollo. Éste incluye un documento con ocho puntos para comprobar la seguridad de las baterías. Además, los equipos encargados para tal fin trabajarán con asesores externos que harán controles preventivos.

El nuevo grupo tratará de ofrecer "una perspectiva clara y objetiva sobre la seguridad de las baterías y la innovación. Por su parte, Samsung también introducirá algoritmos mejorados para administrar la temperatura, la corriente y la duración de carga de la batería.

Patrick Moorhead, presidente y analista principal de la consultora Moor Insights & Strategy, cree que este nuevo paso es un "gran idea y que ayudará a otras empresas, aunque puntualizó que el "futuro puede ser más complicado aún si cabe, porque los consumidores están exigiendo dispositivos más delgados y con más duración de la batería.

Una retirada a tiempo

La crisis que se desató en la compañía fue tal que ésta decidió retirar el producto del mercado, paralizar su producción y reemplazar el terminal a los propietarios. Así, se han devuelto unos tres millones de teléfonos, lo que ha supuesto una debacle económica y de confianza para la empresa, que ya informó que sus ingresos del tercer trimestre en la división de móviles se redujeron un 15% respecto al mismo período del año anterior.

Sin embargo, la compañía espera ahora revertir la situación en el último trimestre del año, donde esperan obtener beneficios por cantidades similares a los del cuarto trimestre de 2015.