Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Ingenieros del MIT diseñan dron que puede mantenerse durante varios días en el aire

[07/06/2017] Pongámonos en escenario de catástrofe natural. Y en un contexto en el que se han caído los sistemas de comunicaciones móviles e incluso toda la red de Internet. Es aquí donde entran en juego los drones. Uno de estos pequeños aparatitos voladores podría mantenerse en el aire durante varios días proveyendo estos servicios. Suena fácil, pero hasta ahora los costos sobrepasaban todas las previsiones y los aviones no tripulados solo podían permanecer en el aire una o dos jornadas. Un ejemplo claro es el de la Fuerza Aérea (Air Force) de los Estados Unidos que, para proporcionar una cobertura buena y persistente, gastaban miles de dólares por hora y por vehículo.

Decimos hasta ahora porque un grupo de ingenieros del MIT han desarrollado un diseño mucho más económico y que puede mantenerse suspendido en las alturas durante mucho más tiempo, más de cinco días en concreto. Se trata de un prototipo de cerca de siete metros y 70 kilos de peso que puede transportar entre cinco y diez kilos de equipo de comunicaciones mientras vuela a unos 4.500 metros de altura. Éste está propulsado por un motor de gasolina de cinco caballos de fuerza.

Este nuevo dron forma parte del proyecto Beaver Works del instituto, del cual participó en un primer momento la Air Force con la proposición del diseño de un vehículo alimentado por energía solar con el objetivo de que pudiese mantenerse indefinidamente en el aire. Otros gigantes como Google han experimentado este concepto para ofrecer acceso continuo a Internet en zonas rurales y remotas de África.

Pero cuando el equipo analizó la idea se encontró con varios problemas y se dieron cuenta que esta energía no era el camino para lidiar con catástrofes de larga duración. "Podría haber funcionado bien en épocas estivales, pero no en invierno, sobre todo si estás lejos del ecuador, donde las noches son más largas y no hay mucha luz solar durante el día, señala John Hansman, director del proyecto. "Para misiones de socorro no estaríamos completamente preparados.

Los investigadores llegaron a tal conclusión después de utilizar el software GPkit, que permite determinar las decisiones más óptimas en cuanto al diseño y las dimensiones de un vehículo según las limitaciones o los requisitos de la misión."Nos proporcionó toda la información necesaria para 'dibujar' el aparato. Así, llegaron a la conclusión de que el modelo debía ser realizado con gasolina y que, a pesar de eso, podrían recortar mucho en costos.