Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Dell presentó su visión de los trabajadores del futuro

Alessio Hagen, director de Innovación y Educación de Dell América Latina.

[14/06/2017] En días pasados, Dell se reunión con sus socios de negocio para mostrarles cuál es su posición con respecto a la transformación por la cual están pasando las empresas. Específicamente, conversaron sobre el futuro de la fuerza laboral. Para ello estuvo presente en la reunión Alessio Hagen, director de Innovación y Educación de Dell América Latina, quien ofreció su visión por la cual están pasando los trabajadores de la región.

La fuerza laboral de la cuarta revolución

Mucho se ha dicho de la cuarta revolución industrial por la cual estamos pasando. Pero poco se ha dicho sobre la forma en que esta transición va a afectar a los trabajadores. Hagen sostiene que quizás una de las transformaciones más grandes que podremos ver en el mercado laboral del futuro es que los trabajadores ya no serán contratados como tradicionalmente se ha hecho, es decir, en base a lo que señala su hoja de vida. En cambio, los trabajadores serán contratados por su experiencia, por su capacidad de hacer un trabajo para el cual postulan.

En el futuro, quizás ya muy cercano, las empresas podrán ver las competencias validadas para cada persona, en conjunto con la evidencia de cómo adquirieron esa experiencia. Por su parte, las personas podrán ver los empleos y qué competencias requieren esos empleos. Un sistema les recomendará los cursos que deben seguir para mejorar esa competencia. Y luego se podrán pequeños exámenes para validar las competencias en el curriculum de las personas.

Y, por supuesto, las personas pueden tener más de una competencia, y ésta no necesariamente estará relacionada a una carrera estudiada. En la práctica, esto implica que si una empresa desea contratar desarrolladores, no se fijarán simplemente en la hoja de vida de la persona en la que se dice que ella estudió la carrera que calza con ese puesto. Más bien se le pedirá que demuestre que puede realizar desarrollo de software y que esa capacidad es comprobable.

Es un cambio que va más allá del tradicional requerimiento de experiencia en el puesto al que se postula. Se pide que demuestre su capacidad en ese puesto, lo cual tiene ahora un mayor peso que las condiciones sobre las cuales se ha adquirido ese conocimiento.

En una entrevista posterior a su presentación, Hagen nos dijo que la realidad termina desbordando a lo que desean las empresas. "El tema está en adaptarnos lo más rápido posible o morir. Pero sí creo que están abiertas al cambio, sostuvo.

Sin embargo, eso trae algunos inconvenientes. El trabajador moderno puede trabajar desde cualquier parte, no solo desde su oficina, y eso conlleva retos en cuanto a la seguridad. "Creo que nos toca a las compañías de tecnología facilitar la vida de las empresas, y a Dell EMC ofrecer una solución punto a punto y segura, cifrando lo que se encuentra en la portátil hasta lo que termine en un centro de datos. Que nosotros ofrezcamos valores agregados integrados en la solución para que ellas no tengan que buscar las soluciones para que todo esto sea seguro desde el inicio, indicó el ejecutivo.

Además, Hagen aprovechó la oportunidad para reiterar que la integración entre Dell y EMC ha sido un éxito. La estrategia ha sido muy clara en cuanto a que se iban a quedar con el portafolio de ambas empresas; es decir, que el portafolio de almacenamiento de EMC se ha convertido en el portafolio de la nueva firma. "Y aquí lo importante es que no ha habido traslape, los equipos de ventas se terminaron dividiendo para llegar más a profundidad con los clientes y asegurar que ellos vieron un solo rostro para todo el portafolio. En lugar de ser un problema esto ha sido un beneficio porque podemos llegar a más clientes, sostuvo Hagen.