Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

6 aplicaciones de tarjetas de negocio: Escanéelas y almacénelas

[27/06/2017] Si usted es como yo, esto es lo que sucede después de un evento de negocios: recolecta muchas tarjetas de negocio, pero nunca tiene el tiempo de ingresarlas a sus contactos. Una semana después, necesita uno de esos contactos y tiene que comenzar a buscar por la pila de tarjetas. ¿Es que no hay una mejor manera?

Resulta que sí, sí la hay. En lugar de darse el trabajo manual de escribir la información de contacto de cada tarjeta, deje que su smartphone haga el trabajo pesado. Las aplicaciones de escaneo de tarjetas de negocio convierten la cámara de su teléfono en un escáner. Estas aplicaciones toman una foto de la tarjeta y realizan lo que se conoce como reconocimiento óptico de caracteres (OCR) en la imagen para traducir los contenidos en texto editable. Luego, agregan esa información a la base de datos de la propia aplicación, a la lista de contactos de su smartphone o ambas. La mayor parte de estas aplicaciones también conservan la imagen original como referencia.

Probamos seis aplicaciones que están disponibles tanto en Android como en iOS, y miramos a las disponibles en versiones gratuitas y pagadas. Usé un conjunto de doce tarjetas de negocio elegidas especialmente para probar y torturar las capacidades de las aplicaciones, incluyendo tarjetas con un alto diseño visual o acabados brillantes; una con texto blanco en fondo oscuro; y varias tarjetas internacionales de Bélgica, Hong Kong, Israel, Japón y Portugal.

Realice la mayoría de las pruebas usando un smartphone Samsun Galaxy S4. Sin embargo, dado que las interfaces de aplicaciones Android y iOS son, a menudo, diferentes, hice el experimento con un iPhone 4 y con una iPad también.

Otra advertencia: las versiones de Android y iOS no son las únicas que se diferencias, ya que también hay versiones dedicadas para tabletas de algunas aplicaciones. En algunos casos puede obtener extras -por ejemplo, el HD Business Card Reader de ScanBizCard cuesta 9,99 dólares en iOS e incluye un año del servicio WebSync de la empresa, que normalmente cuesta 10 dólares. WebSync no fue incluido con la versión de la aplicación hecha para dispositivos Android.

Como siempre, el truco está en elegir la aplicación correcta para hacer el trabajo.

ABBYY Business Card Reader

Android: Versión gratuita; versión completa: 14,99 dólares
iOS: versión completa 39,99 dólares

ABBYY ha estado haciendo el software de reconocimiento de óptico de caracteres por años en el lado de Windows. Por lo tanto, no es de extrañar que el software de Business Card Reader de la empresa esté entre las mejores opciones disponibles para iOS y Android -especialmente si quiere una aplicación robusta con soporte para la exportación de Salesforce.

La versión gratuita es muy limitada, ya que guarda solo el nombre y un número de teléfono por cada contacto. Eso hace que la versión gratuita solo sea buena para la investigación -si es que le gusta la aplicación, salte inmediatamente a la versión pagada. Para los usuarios de iOS, está disponible una versión Profesional, que permite la exportación ilimitada de datos al CRM de Salesforce (usuarios de las versiones regulares necesitan comprarse una suscripción separada para esa función).

Desde el comienzo, me pareció que ABBYY tenía una de las interfaces más agradables y coloridas de entre las aplicaciones probadas. Por ejemplo, es la única que puede cambiar a un paisaje si es que lo prefiere. Sus opciones están claramente delineadas con gráficos limpios y el texto es bastante legible. Asimismo, puede tener hasta tres de los 21 idiomas de la aplicación activados en cualquier momento, lo que resulta muy conveniente.

Para capturar una tarjeta, simplemente alinee sus bordes usando las guías que aparecen dentro de la pantalla y tómele foto. El software controla el auto foco de su cámara, captura la tarjeta, hace que pase a través de un proceso de OCR y le da la oportunidad de editar el texto resultante. Puede ver una pequeña ventana del área de escaneo relevante para un campo dado, lo que simplifica las ediciones.

Resultados de la prueba: Mi experiencia con los resultados de OCR fue mixta. La aplicación pasó por alto muchas cosas de cada tarjeta: por un lado, la aplicación le asignó MD como apellido a un doctor y no pudo manejar el texto de una tarjeta con fondo oscuro y letras blancas. Por otro lado, cuando añadí el idioma portugués a las capacidades de la aplicación, funcionó bien con una tarjeta en ese idioma, con las acentuaciones correctas que aparecen en la "c" y en la "a".

ABBYY también identificó correctamente un teléfono celular como móvil y reconoció la complicada y estilizada "&". El software resalta las áreas problemáticas en rojo, aunque no destaca tanto como se esperaría en el fondo negro inverso de la aplicación. Por lo menos, es fácil y cómodo moverse a través de la interfaz y editar una tarjeta escaneada no requiere muchos deslices o toques extra.

Sin embargo, los menús bajo la pantalla de edición son muy de la vieja escuela, una aburrida lista pre empaquetada que carece de campos personalizados, o modernas sutilezas de comunicación como Facebook, LinkedIn y Twitter. La versión pagada tiene una opción para buscar a una persona en cualquiera de estos servicios en la web, pero esta es inútil, ya que no puede agregar la información de las redes sociales de esa persona al contexto del contacto. Además, la omisión de las redes sociales ignora el hecho de que muchas tarjetas ahora incluyen esa información.

Una vez hecho esto, puede guardar la información de contacto en el ABBYY Cardholder (una base de datos de la tarjeta interna), en sus contactos o en ambos. Puede buscar el titular de la aplicación por nombre, organización, trabajo o ciudad, y puede organizar los contactos en grupos (a pesar de que esta función esté implementada de una forma rara). Asimismo, puede exportar a archivos .VCF, aunque el diseño de la aplicación hace que sea difícil hacerlo rápidamente para una multitud de contactos.

Conclusión: Incluso con las limitaciones mencionadas, el Business Card Reader de ABBYY es una de las mejores opciones, especialmente si tiene necesidades multilingües.

Business Card Reader

Android: Ya no está disponible
iOS: Versión completa 6,99 dólares
BlackBerry: Versión completa 9.99 dólares

Business Card Reader tiene una interfaz intuitiva y determinada -esta aplicación claramente nombrada tiene una interfaz Skeuomorph que toma prestado y elabora sobre un caso físico de tarjeta de negocios, con sus tarjetas en su lugar. (La versión de iOS se ve mucho más limpia que la prosaica versión de Android basada en el campo). Además, tiene capacidades de escaneo y habilidades de OCR.

Escanear y procesar una tarjeta fue bastante rápido. La aplicación automáticamente le toma una foto a la imagen, pero tardó un poco de tiempo en acostumbrarse. Esto también significó que, por unas cuantas tarjetas, el auto foco no se inició correctamente.

Curiosamente, cuando termina de escanear, sus opciones son menos claras. Estas incluyen Finalizado, Combinar Contacto (para combinar esa información con un contacto ya existente en la base de datos), LinkedIn (para descargar información sobre ese contacto desde LinkedIn) o Ver como Texto. Después puede ver y buscar la tarjeta, y sus campos en el Card Holder. La función de Editar Tarjeta funcione en iOS funcionó muy bien.

No hay campos para la información de los medios sociales y, de hecho, la mayoría de las entradas de las redes sociales fueron ignoradas durante el escaneo.

La versión iOS de la aplicación es más visual y funcional, con una gama más amplia de características y añade danés, holandés, griego, noruego, portugués, sueco y turco. La aplicación de iOS también exporta a Salesforce y Evernote, aunque requiere una exportación complicada con su propia documentación de PDF.

Resultados de las pruebas: Quizás debido a los problemas ocasionales con el auto foco, los resultados fueron inconsistentes. La aplicación convirtió correctamente el diseño detallado de la tarjeta de un doctor, la tarjeta de texto inversa y una tarjeta súper brillante de una empresa de juegos. Sin embargo, en otra tarjeta, más clara que la mayoría, el texto fue incorrectamente reconocido (OCR) y en los lugares equivocados.

Conclusión: Esta aplicación se ve mejor en iOS que en Android (no disponible ya) y es buena para aquellos que prefieren un impulso/prompt y un soporte visual durante los escaneos. Sin embargo, otras aplicaciones ofrecen más flexibilidad y precisión.

CamCard

Android: Versión de prueba gratuita; Versión completa: 0,99 dólares.
iOS: Versión gratuita; Versión completa: 0,99 dólares; Versión para iPad: 7,99 dólares.
BlackBerry: Versión completa: 9,99 dólares.

CamCard fue la primera de las aplicaciones que probé y puso la valla muy alta para el resto de la competencia, una a la que solo ABBYY y Business Card Reader se acercaron. Esta aplicación destaca por su excelente interfaz, por su razonable precisión, a su plataforma cruzada y a su accesibilidad de nube.

Con versiones para Android, iOS, BlackBerry, Windows Phone e incluso Windows Phone 8, CamCard está disponible de alguna forma para cualquier dispositivo móvil que tenga, o al que elija moverse. Solo las versiones de iOS y Android ofrecen versiones premium, que desbloquean un puñado de funciones no esenciales, y eliminan el banner publicitario que aparece en la versión gratuita. Todas las versiones de la aplicación se sincronizarán a una cuenta en la nube a la que se puede acceder vía web también.

CamCard ofrece una interfaz limpia e intuitiva, proporcionando un flujo lógico para los procesos de captura y edición sin introducir toques extras. La aplicación optimiza la imagen de la tarjeta, al aclarar la exposición y mejorar la alineación de la tarjeta. Estos pasos ayudaron a CamCard a brindar algunos de los mejores resultados que vi en mis pruebas.

Resultados de la prueba: El procesamiento del reconocimiento de carácter óptico fue rápido e hizo un gran trabajo. Aun así, no todo fue perfecto: El motor de OCR tropezó con algunos caracteres sofisticados ("College" se volvió "Col/ege"). En la tarjeta que tenía el teléfono y el fax en la misma línea, el software puso los dos en el mismo campo. Asimismo, fracasó en traducir la tarjeta de un doctor (con información del departamento del hospital), tropezó con una tarjeta de alto diseño con formato no estándar, y tuvo problemas con el texto inverso, luchando por reconocer las letras. La aplicación también tuvo dificultades con una línea de portugués.

Pero para todos esos problemas de OCR, todo estuvo tan bien con los escaneos que la edición no fue tan fastidiosa, especialmente en comparación con algunas de las otras aplicaciones. CamCard es fácil de editar gracias a un fragmento visual de la tarjeta original que muestra el área de la que el campo particular fue traducido. También puede añadir campos para los servicios de mensajería instantánea y cuentas de redes sociales -pero cuando alguien tuvo un identificador de Twitter, la aplicación no detectó el @nombre ni lo añadió automáticamente a un campo diferente.

Las tarjetas son guardadas automáticamente en el Card Holder de la aplicación y en su lista de contactos (puede guardarlos simultáneamente en múltiples listas de contactos). En la vista de Card Holder puede buscar tarjetas, abrir la tarjeta de un contacto, iniciar llamadas y mandar mensajes.

Conclusión: La flexibilidad general de CamCard, junto con el componente web, hacen de esta aplicación una opción convincente para su biblioteca de tarjetas de negocio.

Presto BizCard

[Este software ya no está disponibles para dispositivos móviles.]

NewSoft America tiene un largo historial proporcionando software de escaneo para Windows, pero los esfuerzos de su aplicación móvil con Presto BizCard parecen haberse estancado.

Ninguna versión ha sido actualizada en más de un año, lo que explica la razón por la cual tuve varias fallas al intentar capturar una tarjeta de negocio. Tuve mejor suerte importando tarjetas desde una imagen ya existente de una tarjeta de negocios -en esos casos, el OCR fue adecuado. Sin embargo, aun así, no estuve satisfecho con la interfaz, porque no hubo manera de organizar los contactos o usar BizCard para ver los contactos e iniciar la comunicación. En lugar de eso, obtiene un campo de búsqueda y eso es todo.

NewSoft dice que todavía está desarrollando esta aplicación y que está trabajando en las correcciones de los errores para la versión pagada. No tuvo ningún comentario sobre los problemas que tuve con la versión gratuita, que es la misma que la pagada pero solo reconoce un total de diez tarjetas.

Resultados de las pruebas: La aplicación se comporta de forma similar en función y diseño a CamCard. Incluso muestra el área escaneada del original en un primer plano mientras edita un campo específico. Sin embargo, la exactitud de OCR fue impredecible: La aplicación arruinó parte de una importación de direcciones, pero le fue muy bien con los elementos que otras aplicaciones no atrapaban. En la tarjeta en portugués, la aplicación ignoró el título de la persona en portugués, pero introdujo correctamente la traducción en inglés en el campo de Título.

Una vez escaneado, puede buscar contactos o exportar a los contactos de su teléfono o a Salesforce.

Conclusión: Presto BizCard ofrece compatibilidad con Salesforce, pero hasta que se solucionen los errores de la aplicación hay mejores opciones.

ScanBizCards

Android: Versión gratuita; Versión completa 0,99 dólares.
iOS: Versión gratuita; Versión completa: 0,99 dólares.

ScanBizCards Business Card Reader comienza con una pantalla de apertura clara y fácil de entender, pero desafortunadamente el resto de la aplicación no cumple con esa promesa.

Aparte de los "prompts" de la pantalla inicial de la aplicación, encontré la interfaz complicada, requiriendo pasos adicionales para hacer cualquier cosa. De hecho, la interfaz antigua se siente como un retroceso a Android 1.6 Donut; por ejemplo, un montón de opciones confusas están enterradas bajo un solo botón llamado Card Actions.

¿Quiere editar un campo? Primero presiona la flecha para abrir el campo, luego puede editar el texto. Aparece la vista completa de la tarjeta, por lo que si está tratando de refinar algo no tendrá suerte -no puede hacer zoom en el área escaneada para ese campo. La aplicación ignora los campos que no reconoce y le permite elegir editarlos, asignar un nombre de campo de una extensa lista existente o añadir un campo si es que lo necesita. No hay campos preexistentes para las redes sociales.

Después de editar las tarjetas, puede guardar las ediciones en la aplicación y luego, si quiere, en Google Contacts. Como alternativa, ScanBizCards tiene una opción de transcripción inusual en la que el personal de la empresa editará manualmente las entradas para usted. Sin embargo, para usar esto primero debe iniciar sesión en WebSync (diez dólares por año y 0,99 dólares al mes) -un servicio de almacenamiento de nube- y luego necesita comprar "créditos" para las varias transcripciones.

Hay una versión gratuita, pero tiene un banner publicitario, carece de algunas funciones y solo le permite guardar tres escaneos por semana en sus contactos. Eso significa que todos los usuarios, menos los casuales, querrán la versión pagada, que se deshace de la publicidad y permite una cantidad de escaneos ilimitada.

Uno de los beneficios de ScanBizCards es que puede exportar a Salesforce, SugarCRM, LinkedIn, Jigsaw (ahora Data.com Connect), y Zoho CRM. Los servicios le solicitarán el inicio de sesión y luego añadirán el contacto. Estas exportaciones son la razón más convincente para considerar esta aplicación.

Otra razón: Si es un usuario existente del venerable software CardScan de Dymo, esta aplicación y su servicio WebSync le permite usar su base de datos CardScan existente en sincronización con la base de datos web de ScanBizCards.

Resultados de las pruebas: Necesitará editar. De todas las aplicaciones que probé, esta fue la que tuvo más problemas con las pruebas de mis tarjetas, mostrando la mayor parte de errores de OCR en los escaneos. Entre los errores, el motor de escaneo ignoró el nombre de una empresa y no pudo autodetectar la orientación del texto en una tarjeta de paisaje.

Conclusión: Si utiliza un CRM basado en ventas o es un usuario de largo plazo de CardScan, probablemente quiera probar esta aplicación. Además de eso, hay mejores opciones en el mercado.

WorldCard Mobile

Android: Versión gratuita; Versión completa: 6,99 dólares.
iOS: Versión completa: 6,99 dólares.

WorldCard Mobile realmente intenta ser una aplicación global, si es que la evidencia en el Google Play Store es una indicación. La aplicación tiene nueve versiones, muchas de las cuales son versiones localizadas en coreano, chino y japonés. De hecho, a la aplicación le fue bien con lo del escaneo de mis tarjetas internacionales, lo que no es sorprendente tomando en cuenta el soporte del idioma local. Para los angloparlantes, sin embargo, hay dos versiones a tener en cuenta: el WorldCard Mobile Lite gratuito y el WorldCard Mobile pagado. La versión pagada le permite guardar más de cincuenta tarjetas y exportar sus datos, entre otras cosas.

Al igual que con la mayoría de estas aplicaciones de escaneo de tarjetas, presiona para tomar una foto, la aplicación la escanea y luego coloca la información en los campos apropiados. Encontré a la aplicación amigable y fácil de usar, pero no me gustó el hecho de que, si un campo no era reconocido, primero tenía que presionar el signo de más para revelar la línea a la cual se le añadirán los datos. La versión gratuita es limitada, ya que solo puede guardar cinco escaneos en la primera semana y, luego, solo una por semana.

Me gustó la manera en la que la aplicación podía importar un archivo de firma de correo electrónico a un registro. (La versión de iOS también permite la importación vía código QR). Una vez escaneado, pude ver las tarjetas por orden alfabético, por favoritos, sin filtros o sin verificación; o podía crear un grupo personalizado.

Resultados de las pruebas: La aplicación perdió algunas cosas en los escaneos. En una tarjeta, por ejemplo, se perdió el nombre y la dirección de la empresa. Asimismo, tuvo dificultades con las tarjetas con más elementos de diseño, a pesar de haber traducido de una manera tan precisa la sofisticada "&" que otras aplicaciones tradujeron como una "6" u"8"; y le fue bien con las tarjetas brillantes e inversas.

También manejó bien mis otras tarjetas internacionales. Los escaneos no fueron impecables, pero estuvieron mejores que muchos otros. Podía cambiar fácilmente a un diccionario en portugués -uno de los siete idiomas a bordo- que produjo mis escaneos más precisos de esa tarjeta.

El OCR del texto fue inconsistente, en el mejor de los casos. Algunas de las transcripciones fueron precisas, otras no mucho. Las tarjetas pueden ser guardadas en la lista de contactos de su teléfono o, en un archivo VCF o CSV.

Conclusión: Tiene un diseño atractivo y un manejo decente de OCR que hacen de WorldMobile una buena opción -especialmente si necesita soporte lingüístico internacional.

Conclusiones

De las aplicaciones que probé, todas tuvieron fallas ocasionales a la hora de traducir el texto de la tarjeta a texto digital, pero solo unas pocas lograron realmente hacer el trabajo.

CamCard fue la única aplicación que tenía una versión gratuita útil. Las otras aplicaciones tenían, ya sea problemas de uso o limitaban la versión gratuita hasta hacerla útil solamente si quería examinar la interfaz antes de pagar por la versión completa. Además, prácticamente ninguna de las aplicaciones estaba preparada para reconocer las redes sociales que aparecen en una tarjeta de negocios: un "@nombre" fue obviado por las siete aplicaciones probadas, y solo CamCard tenía un campo que podría agregar manualmente para Twitter.

Luego de usar estas aplicaciones ampliamente, me atrevería a señalar que CamCard es la mejor opción. Le fue bien en los escaneos, hizo que editar las fallas fuera sencillo y, su componente web hace que sea una opción atractiva y versátil.

El Business Card Reader de ABBYY ofrece un diseño y escaneos de calidad de fácil navegación, dos puntos que colocan esta aplicación en la cabeza del ranking.