Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Cierran AlphaBay y Hansa, dos de las webs oscuras más grandes

[27/07/2017] Los sitios AlphaBay y Hansa -pertenecientes al comercio de artículos ilícitos tales como drogas, armas, malware y datos robados conocido como web oscura o dark web- han sido cerrados. Según Europol, había más de 250 mil listados de drogas ilegales y productos químicos tóxicos en AlphaBay, web que ha estado inactiva desde principios de julio. Hansa, sin embargo, fue incautada y supervisada encubiertamente durante un mes antes de ser desactivada. La agencia ha dicho que creía que esta redada conduciría a cientos de nuevas investigaciones en Europa.

Debido a este tipo de mercado, ha habido víctimas mortales. Una víctima tenía solo 18 años cuando en febrero se tomó una sobredosis de un poderoso opioide sintético que había comprado en AlphaBay, y un niño de 13 años murió después de una sobredosis de un opioide sintético comprado por un compañero de escuela secundaria a través del sitio.

Esta enorme acción coordinada ha acabado en unos cuantos arrestos, un sospechoso clave que al parecer se suicidó siete días después de haber sido puesto bajo custodia (Pero Cazes fue encontrado muerto en una celda de la cárcel de Bangkok), y la incautación de millones de dólares en activo, tres propiedades y cuatros coches Lamborghini. "Los narcotraficantes y otros criminales importantes en todo el mundo han sufrido un golpe serio hoy", explicó el director ejecutivo de Europol, Rob Wainwright. Se trata de una operación "histórica", según el director interino de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Andrew McCabe.

Aun así, el DoJ y Europol ambos reconocen fácilmente que nuevos servicios simplemente aparecerán para reemplazarlos. Esto ocurrió con el cierre del mercado de la web oscura anterior Silk Road en el 2013, la cual fue finalmente sustituida con la aparición de AlphaBay -más grande, más lucrativo y, por su aspecto, más peligroso-.

Las investigaciones han sido dirigidas por el FBI, la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y la Policía Nacional Holandesa. Además, la policía de otros países también contribuyó, incluida la de Reino Unido, Francia y Lituania.