Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cómo supervisar, medir y administrar su consumo de banda ancha

[26/07/2017] En el mundo digital todo tiene que ver con el ancho de banda. Le paga a su ISP por una determinada cantidad de ancho de banda, pero depende de usted administrar el consumo. Ya sea que tenga o no un límite de datos, e incluso si su límite de datos es lo suficientemente alto como para que nunca se acabe, permitir que simplemente todos los dispositivos de su red se enfrasquen en una batalla por la supremacía, es una receta para los problemas.

Podría experimentar una pobre transmisión de video, llamadas VoIP intermitentes o un retraso debilitante en sus sesiones de juegos en línea. Y si tiene un límite de datos (y sí, son crueles), superarlo puede o darle un golpe en la billetera o exponerlo a un estrangulamiento o ambas cosas a la vez, pues su ISP puede reducir drástica, si acaso temporalmente, su velocidad de conexión.

Estos son los problemas y aquí están las soluciones: Le mostraremos cómo puede hacer que su ISP se mantenga honesto mediante la medición de su velocidad de conexión a Internet, para que pueda asegurarse de que está recibiendo por lo que está pagando. Le ayudaremos a identificar cualquier consumo grande en el ancho de banda, de manera que pueda administrar el consumo. Y le mostraremos cómo ajustar su router para ofrecer el mejor rendimiento a cada dispositivo en su red doméstica.

Asegúrese de que está recibiendo aquello por lo que pagó

Su red doméstica seguramente es más rápida que su conexión a Internet, pero es la velocidad de su conexión a Internet la que tendrá el mayor impacto en su experiencia de streaming de medios -al menos cuando está viendo contenidos de servicios como Netflix, Amazon Video, Spotify, Tidal y similares. Así que el primer paso en su auditoría de ancho de banda debe ser verificar que su ISP esté entregando la velocidad por la cual está pagando (la gran mayoría de los ISP ofrecen sus servicios en niveles, cobrando más por velocidades más altas).

Los resultados de Speedtest.net para mi conexión en casa.
Gestionar ancho de banda

La mejor manera de hacerlo es mediante la visita a un sitio web de terceros, como Speedtest.net de Ookla, o -si no le gusta el Flash- el Speedof.me basado en HTML 5. Para obtener velocidades de referencia más precisas, compruebe desde un dispositivo conectado directamente a su puerta de enlace de banda ancha (es decir, su módem DSL o cable, no su router).

Oprima Control-Alt-Delete para abrir el administrador de tareas en su computadora con Windows, o active el Administrador de actividades en su máquina MacOS, y busque estadísticas de la red (etiquetada como "Red" en OS X o Windows). Cierre todas las aplicaciones para evitar que descarguen actualizaciones de software mientras prueba la conexión. El consumo de ancho de banda puede no bajar a cero, pero debe buscar que sea lo más cercano a cero. Si su sistema operativo ya está descargando una actualización, espere hasta que finalice.

Si está probando desde un dispositivo que no ofrece la opción de una conexión de red cableada: su smartphone o una tableta o computadora portátil que no tiene un conector RJ45, solo tendrá que aprovecharlo al máximo. Si tiene un servicio de Internet de muy alta velocidad, como fibra gigabit, podría superar lo que su red inalámbrica es capaz de suministrar a un solo dispositivo.

En cualquier caso, asegúrese de que todos los demás dispositivos cableados e inalámbricos estén desconectados de la red. Es posible que incluso desee probar un par de veces en diferentes horas del día, ya que las velocidades pueden variar según los servicios del ISP se utilizan (tiende a haber más tráfico en las tardes y los fines de semana, cuando la gente está en casa haciendo streaming de películas y música). También es posible que desee ejecutar algunas pruebas mientras otros dispositivos utilizan Internet para ver las diferencias.

Compare los resultados de su línea base con las velocidades que su proveedor de servicios de Internet ha prometido cumplir con el plan que está pagando. Si está viendo velocidades significativamente más bajas, llame a su proveedor y pídales que revisen su conexión. Ellos podrían ejecutar algunos diagnósticos en su terminal, y ofrecer sugerencias para solucionar el problema antes de enviar un técnico. Esté preparado para responder a un montón de preguntas mientras el representante de soporte al cliente recorre su lista de verificación: ¿Está midiendo desde el router o la puerta de enlace? Desenchufe la puerta de enlace y vuelva a conectarla, etc.

También debe comprobar las velocidades de Internet desde cualquier dispositivo en el que esté viendo problemas de rendimiento. Los dispositivos que están conectados a la red deben alcanzar velocidades iguales a las de su línea de base si otros dispositivos de la red no están utilizando mucho ancho de banda. En los dispositivos inalámbricos, las velocidades pueden reducirse considerablemente cuando se alejan del router inalámbrico o si hay interferencias de redes Wi-Fi vecinas, otros dispositivos inalámbricos o dispositivos que pueden causar interferencias (como hornos de microondas, que producen enormes cantidades de ruido En el espectro de frecuencia de 2,4 GHz mientras está en funcionamiento).

¿Cuánto ancho de banda realmente necesita?

Tenga en cuenta que el ancho de banda que su ISP promete entregar no es por dispositivo, es el ancho de banda total disponible para su conexión a Internet. Esto significa que se comparte entre todos los dispositivos de la red. Si tiene un plan que ofrece velocidades de descarga de 20 Mbps y velocidades de carga de 2,0 Mbps, por ejemplo, y tiene cuatro dispositivos conectados a Internet, podría decirse que cada dispositivo alcanzará una velocidad de descarga máxima de 5,0 Mbps y una velocidad de subida máxima de 0.5Mbps.

En realidad, no es tan sencillo. La forma en que se distribuye su ancho de banda de Internet depende de su router y la demanda de cada dispositivo. Con un router simple con la configuración predeterminada de fábrica, cada dispositivo cliente está en una lucha loca por el ancho de banda. Los dispositivos cliente que son sensibles a los retrasos -streamers de medios de comunicación, teléfonos VoIP y juegos en línea, pueden sufrir en este escenario porque las aplicaciones que no son sensibles al retraso -navegadores web y clientes de correo electrónico, por ejemplo- se tratan igual que las que lo son. Más adelante mostraremos cómo puede administrar su ancho de banda.

Para darle una idea de lo que es aceptable en velocidades de Internet, sugiero tener unos 2.0Mbps de velocidad de descarga por dispositivo para uso general (correo electrónico y navegación web) y unos 5.0Mbps de velocidad de descarga para cada stream de video HD. Así que, si una persona en su red está viendo videos de YouTube, otra está viendo una película de Netflix, ambos están utilizando simultáneamente una tableta o teléfono inteligente para navegar por la web, mientras que otro está en un chat de video vía Skype, sugiero tener 19 Mbps de ancho de banda de descarga: Eso es 5.0Mbps x 3 + 2.0Mbps x 2.

La velocidad máxima de carga de su conexión a Internet normalmente no es tan crucial, porque la mayoría de la gente consume más contenido de lo que crea y carga en Internet. Eso es algo bueno dado que la mayoría de los ISPs ofrecen servicio asimétrico (es decir, velocidades de descarga mucho más altas que las velocidades de carga). Dicho esto, sepa que las velocidades de subida pueden hacer una gran diferencia para aplicaciones como Skype o FaceTime, ya que el video se desplaza en ambas direcciones, hacia arriba y hacia abajo simultáneamente. Para chats de video de alta calidad (no HD), sugiero agregar unos 0.5Mbps de ancho de banda de subida o unos 1.5Mbps para Full HD.

Su ancho de banda de subida también entra en juego cuando usted u otros usuarios acceden remotamente a dispositivos o archivos de su red cuando no está en casa. Sin embargo, es difícil sugerir un número fijo en esa actividad. Recuerde que cuanto más rápida sea la velocidad de subida, más rápidas serán las transferencias de archivos y los streamings en su red.

Monitoree su uso para identificar los grandes consumidores de ancho de banda

Si tiene un límite de datos o tiene problemas de rendimiento, considere el seguimiento del uso de ancho de banda de todos sus dispositivos para ver quién o qué está acaparando el mayor ancho de banda.

Podría considerar el uso de un programa basado en Windows como BitMeter OS (gratuito y de código abierto) o NetWorx (también gratuito), los cuales son más útiles si todos o la mayoría de los dispositivos de Internet en la red son PC con Windows o portátiles. Estas aplicaciones rastrearán el uso en el tiempo de la computadora en la que están instalados y ofrecen gráficos y tablas de datos que pueden revisar. También puede establecer una cuota de datos y ser alertado cuando un dispositivo se aproxima o supera ese límite.

NetWorx proporciona informes detallados del ancho de banda, pero solo para los equipos de la red.
Gestionar ancho de banda

Si está utilizando varios tipos de dispositivos en la red: smartphones, tabletas, consolas de juegos y televisores, además de los equipos que ejecutan Windows, sería ideal rastrear el ancho de banda de toda la red desde un único punto, para que no tenga que configurar el seguimiento en cada dispositivo. Dado que el tráfico de Internet de cada dispositivo necesita ser monitoreado, no es tan fácil como instalar un programa simple en una PC. El tráfico debe ser monitoreado desde el router u otro dispositivo situado estratégicamente entre la conexión a Internet y los clientes de la red.

Aunque la mayoría de los routers no controlan el consumo de ancho de banda por dispositivo de red, considere revisar el suyo por si acaso. Si su router no lo admite, considere la posibilidad de comprar otro o de flashear el que tiene con el firmware actualizado. Si decide comprar un nuevo router, los router y access points Open Mesh orientados al mercado empresarial ofrecen algo de detalle del uso del ancho de banda. Su hardware puede ser gestionado a través de una cuenta gratuita en línea. Y soporta tecnología inalámbrica de mesh que hace más fácil expandir su cobertura Wi-Fi.

Open Mesh muestra un gráfico del uso del ancho de banda de cada cliente, detallando los clientes, dispositivos, aplicaciones y APs más altas en su página de Visualización de Red (Network Overview).
Gestionar ancho de banda

Si no desea reemplazar su router, flashearlo con el firmware actualizado es una buena opción, siempre que su router tenga esa capacidad. DD-WRT es un proveedor de firmware popular actualizado que soporta muchas marcas y modelos de router; pero de forma predeterminada, muestra solo el uso total de ancho de banda. Para encontrar el uso por cliente o dispositivo, también hay necesidad de instalar un add-on como DDWRT-BWMON.

Cucumber Tony es un firmware menos conocido a considerar. He revisado TechHive, la revista hermana de NetworkWorld, y encontré que soporta un par de diferentes marcas de router. Gárgola es otro firmware con el cual podría no estar familiarizado. Ofrece un buen monitoreo de ancho de banda y funcionalidad de control, con soporte para algunas marcas de router.

Para los más aventureros, otra opción es construir su propio router a partir de una PC vieja o de repuesto, o incluso ejecutarlo en su PC principal con una máquina virtual. Sophos UTM y Untagle, por ejemplo, son sistemas que proporcionan enrutamiento, firewall, filtrado web, monitoreo de ancho de banda, y muchas más funciones de red.

Cucumber Tony muestra un gráfico y una tabla de uso de ancho de banda de cada dispositivo en la página Clientes.
Gestionar ancho de banda

Utilice el QoS de su router para distribuir el ancho de banda

La mayoría de routers tienen una característica de calidad de servicio (QoS); pero, en algunos, no está habilitada de forma predeterminada. La idea detrás de QoS es regular el uso del ancho de banda de una manera que asegure el buen funcionamiento en la red, particularmente con tipos de servicios más sensibles, tales como streaming de video, llamadas de VoIP, y juegos en línea, donde cualquier retraso puede ser absolutamente perceptible. Básicamente, otorga a esos tipos de tráfico una mayor prioridad -en la red y el acceso a Internet desde la red- en comparación con servicios que no son sensibles al retraso (por ejemplo, descargas de archivos, torrents, actualizaciones de software y navegación web general).

Las características y la configuración de QoS exactas varían entre marcas y modelos de router, pero la mayoría proporciona una forma de dar prioridad a dispositivos específicos indicando su dirección MAC o IP, o seleccionando tipos de servicios para darles mayor. Algunos routers vienen con una colección de configuraciones de QoS predeterminadas que puede modificar y personalizar.

Inicie sesión en su router y vea si tiene alguna configuración de QoS. Eche un vistazo a la configuración predeterminada, ya que podría dar a los servicios más comunes una prioridad más alta. Si no, vea si le permite clasificar el tráfico basado en el tipo de servicio. Sugiero tomar ese camino primero para ayudar a aliviar cualquier problema de rendimiento en la red. En segundo lugar, podría considerar la priorización de cualquier dispositivo crítico para el que le gustaría tener prioridad más alta.

Los fabricantes de routers están proporcionando cada vez más medios para priorizar determinados dispositivos y aplicaciones en el firmware del router. Este router Linksys WRT1900AC ha sido configurado para asignar mayor prioridad al tráfico asociado con Roku y Spotify.
Gestionar ancho de banda

Optimice su red para aumentar las velocidades

A primera vista, su conexión a Internet parece ser el cuello de botella a Internet. Su red local podría ser capaz de manejar hasta 1000Mbps de ancho de banda, mientras que su velocidad de descarga de Internet es probable que sea inferior a 60Mbps (mucho menos que eso si utiliza DSL o el trémulo de servicios de Internet por satélite. Uno pensaría que su red podría manejarlo fácilmente, pero a veces eso no es el caso. Esto es especialmente cierto cuando hay muchos dispositivos en la red, especialmente dispositivos Wi-Fi.

Es posible que no necesite velocidades súper rápidas para cada dispositivo o servicio en línea; pero cuanto más rápidamente es atendido un dispositivo por el router, significa que tendrá más tiempo para atender a los demás dispositivos de la red. Por lo tanto, incrementar la velocidad de un solo dispositivo podría tener un impacto en los demás. Cuantos más dispositivos sean rápidos, más notable será el aumento de rendimiento, especialmente para aquellos servicios sensibles.

Siempre que sea posible, conecte computadoras y dispositivos al router o a la red a través de un cable Ethernet. Esto ayuda a aliviar la congestión en las ondas, que es un medio de conexión mucho más complejo e imperfecto que un cable.

Para los dispositivos que no pueden ser cableados, trate de utilizar la banda de frecuencias de 5 GHz de su router tanto como sea posible, ya que la banda de 2,4 GHz está mucho más congestionada y propensa a la interferencia. Para clientes de red que solo pueden conectarse a su red de 2,4 GHz, compruebe el uso del canal para utilizar el canal menos congestionado disponible. Además, asegúrese de utilizar solo seguridad WPA2 en su Wi-Fi, mientras que permitir WPA de primera generación (o el WEP, más antiguo e inseguro) limita las velocidades inalámbricas.

Si su router inalámbrico no admite 5GHz, sugiero actualizarse a un router de doble banda para que pueda utilizar estas frecuencias de mayor calidad y más rápido. Tenga en cuenta que sus dispositivos Wi-Fi también deben soportar 5GHz, de lo contrario aún estarán conectados a través de 2,4GHz. Para computadoras y dispositivos que se puedan actualizar a 5GHz Wi-Fi -mediante un adaptador USB, por ejemplo- sugiero hacerlo. Si tiene varios dispositivos sin 5GHz, sugiero actualizar primero los que tengan problemas de rendimiento.

Por último, evalúe su cobertura Wi-Fi para asegurarse de que su router inalámbrico se sitúa en el lugar más central donde se utilizan los dispositivos inalámbricos con más frecuencia. Si no puede ubicar su router en una ubicación central, considere la posibilidad de cambiar a un router de red mesh, como Netgear Orbi, el sistema Eero Wifi o Linksys Velop.