Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Azure Stack: Los que los profesionales de TI necesitan saber

[23/08/2017] El lanzamiento de Azure Stack de Microsoft, una versión local de su nube pública, podría ser importante para los profesionales de redes y centros de datos por una simple razón: da a los consumidores una manera de usar una plataforma de nube popular y familiar, sin la necesidad de enviar sus datos confidenciales a un entorno de múltiples usuarios.

Azure Stack es un software de Microsoft que ha sido certificado para operar en un selecto grupo de socios de hardware, y está diseñado para verse y sentirse como la nube pública de Azure. Además de proporcionar una plataforma de gestión común entre la nube pública y privada, Azure Stack es importante por otra razón: ninguno de los grandes competidores de nube pública de Microsoft tiene algo parecido.

Microsoft es el primero de los tres principales proveedores de IaaS -Microsoft, Amazon Web Services y Google Cloud Platform- en ofrecer una nube híbrida que consta de un paquete de hardware/software local que ejecuta la misma herramienta de gestión de software que la nube publica.

Después de anunciar los planes para Azure Stack en el 2015, Microsoft anunció el mes pasado que la oferta está finalmente disponible para los clientes, con el envío previsto para este otoño.

Casos de uso

"Esto es definitivamente una ventaja en el portafolio de Microsoft", anota la vicepresidenta de Gartner y la distinguida analista Lydia Leong, pero agrega que no es adecuado para cada cliente. "No creo que esto produzca un cambio fundamental en la dinámica del mercado de IaaS", señala, pero "ésta será otra excusa para obligar a las empresas centradas en Microsoft a usar Azure".

Leong espera que esto podría ser beneficioso para los clientes que quieren usar Azure, pero que, por alguna razón, tal como las regulaciones, la sensibilidad de los datos o la ubicación de estos les impide usar la nube pública. Si un cliente tiene datos confidenciales que no quiere poner en la nube pública, pueden implementar Azure Stack detrás de su firewall para procesar datos y así poder interactuar fácilmente con aplicaciones y datos en la nube pública.

La interfaz de usuario del portal de Azure Stack de Microsoft.
Azure Stack de Microsoft

Vijay Tewari, gerente de Programa de Grupo de Azure Stack dice que otros casos de uso iniciales giran en torno a usarlo como una ventaja de la nube pública de Azure. Por ejemplo, Carnival Cruise Lines, uno de los primeros usuarios de Azure Stack, no podrá conectar sus barcos a la nube pública cuando esté en medio del mar. Azure Stack puede ser usado como una nube privada en el barco y cuando se llegue al puerto, los datos recolectados pueden ser cargados a la nube pública para ser procesados.

A veces, el factor limitante para una aplicación que se está moviendo a la nube pública no es la aplicación, sino los datos que ésta necesita. Con Azure Stack, lo clientes pueden traer la nube a los datos, lo que permite a los usuarios ejecutar un front-end de Azure que puede acceder a datos confidenciales de back-end.

Microsoft es muy claro sobre lo que Azure Stack no es. No es una plataforma de virtualización avanzada. Hay muchas aplicaciones nativas non-cloud -quizás las heredadas, el software de tercero o las adaptadas para casos de uso específicos- que no encajan en el modelo de ejecución en una nube. Azure Stack no está hecho para esas aplicaciones, señala Tewari. Microsoft ofrece otras plataformas, entre ellas la Hyper-V basada en el Microsoft Systems Center y el Windows Server 2016 para estos casos de uso.

Qué hay dentro de Azure Stack

Azure Stack está hecho de dos componentes básicos, la infraestructura subyacente que los clientes le compran a uno de los socios certificados de Microsoft (inicialmente Dell EMC, HPE y Lenovo) y el software licenciado por Microsoft.

El software incluye funciones básicas de IaaS que conforman una nube, tales como máquinas virtuales, almacenamiento y redes virtuales. Azure Stack incluye algunas funciones de desarrollo de aplicaciones de PaaS, incluyendo el Azure Container Service y el software de computación sin servidor Azure Functions de Microsoft, además de soporte para MySQL and SQL Server. Asimismo, viene con Azure Active Directory para la autenticación de usuarios.

Los clientes también tienen acceso a una amplia gama de aplicaciones de terceros del Azure Marketplace, incluyendo imágenes de sistemas operativos de empresas como Red Hat y SuSE, así como plantillas que pueden ser instaladas para ejecutar programas como Cloud Foundry, Kubernetes y Mesosphere.

Por el lado del hardware, Azure Stack opera en una pila de infraestructura hiperconvergida que Microsoft y sus proveedores de software han certificado. La implementación de Azure Stack del nivel de producción más pequeño es un rack de cuatro servidores con tres switches físicos y un servidor de gestión del ciclo de vida. Los racks individuales pueden ampliar hasta doce servidores y, eventualmente, muchos racks pueden ser escalados juntos. Dell EMC, HPE y Lenovo son socios iniciales de lanzamiento. Cisco planea ofrecer una plataforma de Azure Stack certificada basada en su línea de hardware UCS para fines del 2017, y Huawei implementará el soporte de Azure Stack para fines del 2018.

Brad Casemore, analista de investigación de IDC Data Center Networking, dice que cree que los consumidores tendrán que ejecutar al menos un cableado Ethernet de 10 Gigabit con mezcla de doble puerto. Las tarjetas convergentes de interfaz de red, el soporte para BGP y el acoplamiento de centros de datos también son importantes. Microsoft estima que una unidad de servidor de tamaño completo y 12 racks de Azure Stack puede suministrar aproximadamente 400 máquinas virtuales con dos CPUs y 7GB de RAM.

Cómo comprarlo

Microsoft está ofreciendo muchos modelos de consumo para Azure Stack. Un Azure Stack Development Kit (ASDK) solo para software está disponible, y está destinado a ser un software de prueba para fines de prueba de concepto.

La oferta combinada de hardware y software se llama Azure Stack Integrated System, y en este modelo los clientes compran el hardware de uno de los proveedores certificados (Dell EMC, HPE o Lenovo) y autorizan que el software de Azure Stack se ejecute sobre éste.

Los clientes también pueden usar un socio anfitrión gestionado o un proveedor de outsourcing que ejecutaría la infraestructura. Rackspace es uno de los primeros en ofrecer esto, pero se espera que muchos otros socios de Microsoft ofrezcan Azure Stack en este modelo.

Microsoft ofrece dos maneras principales de comprar el software con licencia de Azure Stack. La primera es un modelo de pago sobre la marcha basado en cuánto utilizan la infraestructura y el software. En este modelo, una máquina virtual base comienza en seis dólares por CPU virtual/mes; Azure Blob Storage cuesta 0.006 dólares/GB/mes. Los Azure App Services, como los servicios API, Web, Móvil y Azure Functions cuestan 42 dólares por CPU virtual/mes (0.056 dólares/hora). El software no tiene ningún costo inicial y lo clientes solo pagan por la cantidad de software que consumen. La otra opción es pagar una suscripción anual fija a partir de 144 dólares por núcleo hasta 400 dólares por núcleo, e incluye servicios de aplicación de nivel superior.

Los clientes pueden usar sus licencias de Microsoft existentes, incluyendo aquellas para el Windows Server, el SQL Server y las suscripciones de MSDN para pagar por Azure Stack. También se pueden aceptar varios acuerdos de licencias de socios de canal.

Las actualizaciones del software Azure Stack no tendrán un calendario regular de lanzamiento; se entregarán a los clientes siempre que estén listos, similar al modelo de la nube pública. Estas actualizaciones se descargarán automáticamente en el software Azure Stack para mantenerlo coherente con la nube pública de Azure, y los clientes tienen la opción de elegir cuándo quieren instalarlas. Microsoft también entregará una serie de actualizaciones de seguridad mensuales.

Lo que ofrecen los competidores

Azure Stack es bastante único en el mercado. AWS y GCP ofrecen a los consumidores plataformas híbridas de computación en la nube, pero no son una oferta completa de nube privada profundamente integrada con su nube pública.

Las pasarelas de almacenamiento de AWS permiten a los consumidores preparar datos en sus instalaciones para cargarlos en la nube. Este también ofrece Snowballs, dispositivos de almacenamiento robusto de 40 u 80TB que operan con una funcionalidad básica de cálculo llamada Greengrass, que puede servir como una ampliación de la nube de AWS. Este también tiene una asociación con VMware desde el 2016, que permite a los clientes ejecutar la mayor parte del software de gestión de VMware en la nube de AWS. Teóricamente los clientes podrian conectar sus cargas de trabajo local/en las instalaciones basadas en VMware con el mismo software de VMware en AWS.

Google anunció recientemente una asociación con Nutanix, el proveedor de infraestructura hiperconvergida, para ofrecer una gestión unificada de los recursos de Nutanix y GCP, y copias de seguridad de las cargas de trabajo del primero a la nube pública. Esta asociación tiene por objetivo proporcionar una gestión híbrida de la nube a través de los entornos locales y de la nube pública. Google dice que muchas de sus plataformas de software, como el software de orquestación de contenedores Kubernetes, puede operar tanto en las instalaciones como en la nube.

Hay otras opciones. Red Hat tiene un software de gestión para máquinas virtuales, contenedores, aplicaciones y middleware que operan tanto en las instalaciones del cliente como en muchas nubes públicas. Pivotal, la empresa que comercializa el software PaaS de código abierto Cloud Foundry, hace lo mismo y se integra a través de varios endpoints de la nube pública. Las herramientas de gestión, como Rightscale pueden controlar la infraestructura a través de múltiples endpoints locales y de la nube pública.