Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Turnitin presentó Feedback Studio, no solo una herramienta contra el plagio

[31/08/2017] El plagio (tomar ideas de otros y hacerlas pasar como propias) es quizás la mayor falta académica que se pueda cometer. Y en estos tiempos en los que la información abunda gracias a Internet, el uso intensivo del "copiar+pegar se ha convertido en un verdadero peligro para los estudiantes. Ante ello es que aparecen herramientas -como las que ofrece Turnitin- capaces de analizar un texto en busca de similitudes entre éste y los millones de documentos que circulan de alguna manera por la Red.

Carlos Daniel Serra, SOLA territory manager de Turnitin.

Carlos Daniel Serra, SOLA territory manager de Turnitin, presentó Feedback Studio, la herramienta que su firma utiliza para detectar esas similitudes de las que hablamos y que utilizada sin ánimo punitivo puede ayudarnos a escribir mejor.

Pensamiento original

Sin duda, la idea central que quiso destacar Serra fue que Feedback Studio no es una herramienta antiplagio. Es una herramienta que encuentra similitudes, y que permite a sus usuarios detectar dónde se encuentran esas similitudes y cambiarlas por un pensamiento original.

¿Cuál es la diferencia entre una manera y la otra de usarla? En realidad, es muy fácil. Las entidades que usan la herramienta para que los profesores detecten el plagio en los trabajos de los estudiantes solo permiten el acceso a la herramienta a los profesores, no a los alumnos. Cuando los alumnos entregan sus trabajos y solo el profesor tiene Feedback Studio, el docente podrá sancionar a quienes encuentre cometiendo plagio.

Si más bien la entidad académica también permite el acceso a los alumnos, existe la opción de que el profesor permita que ellos suban sus trabajos a Feedback Studio antes de que se lo entreguen oficialmente. Así, los propios alumnos verán todas las similitudes que sus trabajos tienen con otros documentos y podrán hacer las correcciones necesarias antes de entregarlos al profesor.

La premisa es que los alumnos mejoren su forma de escribir, no sancionarlos. Y esta forma de pensar se basa en el hecho de que, en no pocas ocasiones, el supuesto plagio puede ser simplemente una forma errónea de citar las fuentes por parte del alumno. Por supuesto, esto puede ser algo discutible -se supone que un estudiante debería saber cómo citar correctamente las fuentes- pero es válido si, como se dijo, el objetivo es que los alumnos mejoren su escritura.

No solo eso. Como se señaló, con la herramienta se puede detectar y resaltar las similitudes en un documento, aunque estas similitudes sean citas correctamente realizadas en el trabajo del estudiante. Entonces, si se detecta que el 75% de un trabajo estudiantil tiene similitudes con otros documentos, y esto se debe a que el alumno ha citado correctamente a muchas fuentes, el trabajo ciertamente no es un plagio, pero evidentemente carece de originalidad, de pensamiento crítico, que es precisamente lo que se busca desarrollar en los estudiantes. Feedback Studio ayuda a detectar esta falta de originalidad.

"Turnitin Feedback Studio es reconocida como la mejor solución antiplagio a nivel mundial. Sin embargo, Turnitin no detecta el plagio, detecta similitudes. Queremos ir más allá, buscamos evolucionar la experiencia de escribir para aprender, queremos fomentar el pensamiento crítico, sostuvo Serra.

Y ¿cómo lo hace?

La herramienta se encuentra conectada a la base de datos más grande del mercado, de acuerdo con la compañía. Esta base de datos está conformada por 61 mil millones de páginas web indexadas, 640 millones de trabajos estudiantiles y 160 millones de publicaciones y artículos científicos.

Al hacer la demostración, Serra mostró cómo la herramienta detecta que el texto que se ha utilizado en un trabajo, se puede encontrar también en los repositorios de una universidad y en sitios web como el conocido "Rincón del Vago, algo que sirve adicionalmente para determinar la calidad de las fuentes que ha utilizado el estudiante. Además, ofrece el porcentaje de texto que es similar a otros trabajos y otras métricas que ayudan a profesores y alumnos usuarios de la herramienta.

En la actualidad, la herramienta es utilizada en el Perú por 38 universidades, 27 colegios y 9 instituciones o empresas. Feedback Studio se encuentra disponible a nivel institucional a través de una suscripción anual, accesible vía aplicación web o con una integración LMS.

Y si se pregunta si es más costoso permitir el acceso a los alumnos en lugar de hacerlo solo con los profesores, la respuesta es no. La institución va a pagar por la cantidad de estudiantes que tenga; determinar que solo la usen los profesores depende de la institución.

De acuerdo con la compañía, estudios han demostrado que la calidad de la retroalimentación ofrecida por los docentes que utilizan la herramienta mejora en un 52%. Al aumentar la calidad de la retroalimentación, la participación de los estudiantes ha registrado un aumento de 46%. Además, el 81% de los estudiantes considera que la herramienta les ha ayudado a evitar el plagio, y el 77% considera que les ha ayudado a ser mejores escritores.