Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Nube pública: Lecciones del éxito estratégico en el mundo real

[11/09/2017] Los commodity days de la nube han terminado. Es hora de volverse estratégicos. Ese es el mensaje de las actuales estrategias principales de la nube, a medida que los CIOs emprendedores ya no recurren a la nube pública para reducir los costos. En su lugar, la nube se ve como una oportunidad para salir del negocio de la gestión de centros de datos y enfocarse en proyectos más estratégicos para el negocio.

Ya sea que eso signifique construir una aplicación móvil o un nuevo sitio web para fortalecer el compromiso del cliente, estos cambios señalan lo estratégica que se ha convertido la nube pública para muchas empresas. Como plataforma para ejecutar aplicaciones y servicios claves de negocio, la nube pública es un facilitador popular de transformaciones digitales que las empresas están adoptando para impulsar el crecimiento sustentable.

Sin embargo, los CIOs también ven la nube como una forma de crear software con mayor rapidez, mediante el uso de filosofías agile, devops y design-thinking. La nube pública ha surgido como un catalizador para estos cambios; y el mercado lo refleja, pues los ingresos de los servicios de la nube pública ascenderán a 123.200 millones de dólares este año, alcanzando los 204.500 millones de dólares en el 2020, según IDC.

Recientemente, los líderes de TI compartieron, con CIO.com, sus impulsores de negocios, experiencias y lecciones aprendidas durante el traslado a la nube pública. También ofrecieron algunos consejos prácticos para los CIOs que buscan hacer un cambio estratégico exitoso a la nube pública.

La nube pública ayuda a la empresa de servicios a convertirse en un líder tecnológico

Merrill Corp. está transformando su negocio; y la compañía, que proporciona espacios virtuales de hosting para información corporativa sensible, como documentos de fusión y adquisición, está aprovechando la nube pública Azure de Microsoft para hacer esto. El CTO, Brad Smuland, quien está liderando la transición, señla que la nube hará posible que la empresa de servicios se convierta en una empresa de tecnología.

Smuland tiene cerca de 1.700 servidores en Azure y 4.500 en un centro de datos local, aunque está trasladando más servidores a Azure diariamente. A diferencia de los compañeros que se precipitaron a la nube solo para ser quemados por los crecientes costos, Smuland dice que está monitoreando de cerca el costo de su consumo en Azure. Utiliza una herramienta de gestión de costos en la nube de Turbonomic, que cambia automáticamente las cargas de trabajo de los servidores locales a Azure y viceversa, basándose en algoritmos que determinan qué plataforma costará menos o funcionará mejor para completar una tarea informática.

Smuland señala que el cambio ha requerido que Merrill, que emplea a 3.000 personas a través de 36 ubicaciones por todo el mundo, vuelva a desarrollar la ingeniería y arquitectura de los sistemas de TI, así como reevaluar el talento. Ha tenido que contratar y entrenar a empleados, incluyendo ingenieros de software, ingenieros de ciberseguridad, gerentes de producto y diseñadores de experiencias de usuario. Estos tecnólogos compatibilizan la infraestructura local y en la nube, supervisan los nuevos modelos de seguridad cibernética, y construyen aplicaciones nativas de la nube con microservicios en un ambiente de devops. Algunos miembros del personal de TI existente se fueron "voluntariamente", aunque Smuland afirma que tuvo que soltar a otros empleados para lograr el objetivo, subrayando cómo la migración es más cultural que funcional.

"Entramos con los ojos bien abiertos, pero ha sido más complicado de lo que esperaba", anota Smuland. "Realmente se trató del cambio de habilidades, el cambio de cultura y el enfoque. De eso se trata la estructura de la gente y cómo operamos, y hemos tenido bastante trabajo en ese sector".

El consejo de Smuland: Si bien, cambiar la cultura de TI y una mayor capacitación son fundamentales, Smuland asegura que los CIOs deben trabajar con socios estratégicos para lograr el éxito. "Pero esas asociaciones estratégicas clave [Microsoft y Turbonomic] son fundamentales para el éxito y la velocidad. Sin ellos, no lo lograría", añade Smuland. "Con demasiada frecuencia, mis compañeros CIOs sienten que tienen que hacer lo propio, desarrollarlo y poseer tal autoría".

La nube pública mantiene a la aerolínea volando alto

Buscando una manera de facilitar la colaboración con ejecutivos de negocios y automatizar la entrega de software, American Airlines encontró su respuesta en la nube. La compañía está trasladando su sitio web, la aplicación móvil y otros servicios digitales a los servicios de la nube de IBM como parte de una renovación de la arquitectura y un cambio organizacional para un desarrollo más rápido del software, según Daniel Henry, vicepresidente de tecnología para clientes. Henry señala que un factor clave para elegir a IBM fue la alineación del gigante de la tecnología con Cloud Foundry, un entorno de plataforma como servicio de código abierto que American utiliza para desarrollar aplicaciones "nativas de la nube".

"Queremos crear una aplicación de tal manera que nos permita aumentar nuestra velocidad en la adición de características a la página web, y satisfacer la demanda de nuestro negocio", señala Henry. "La creación de nuestras aplicaciones nativas de la nube dentro de IBM nos va a brindar esa oportunidad".

Henry comenta que la compañía también está aprovechando la metodología de "garaje" de IBM, que incluye arquitecturas, las mejores prácticas para desarrollar software usando microservicios, agile y devops. La idea es permitir que los ingenieros de American colaboren mejor con los ejecutivos de negocios y automaticen los procesos de entrega de software, aparentemente para aumentar la velocidad de desarrollo de aplicaciones para empleados y clientes.

Para American, la nube es un desencadenante para la reinvención cultural en torno a la manera en que su equipo de TI entrega software a la empresa. "No es necesario que se traslade a la nube, pero es un gran desencadenante para decir, 'Quizás tengamos que reevaluar cómo llevamos nuestro negocio para volvernos más eficientes y colaborativos'".

Aunque American se ha asociado con IBM durante años, en particular utilizando los servicios profesionales del proveedor, no logró que pongan un pie en la nube, indica Henry. "Llevamos a cabo una extensa PoC [prueba de concepto] y estuvimos muy emocionados con los resultados. Tuvieron que ganárselo y lo hicieron.

El consejo de Henry: Como Nike ha dicho durante décadas: Just do it. Si bien, existe un montón de información sobre cloud computing, los CIOs deben dejar de hablar sobre eso y tomar la iniciativa. Ah, y además, las empresas deben estar comprometidas con reinventarse. "Debe estar comprometido a saber que los resultados serán mejores".

Su árbol genealógico en una nube pública

El mercado de datos genómicos entregados como servicio al consumidor se ha vuelto cada vez más competitivo en los últimos años. Para lograr una ventaja en agilidad, Ancestry.com anunció el mes pasado que apuesta todo por el servicio AWS de Amazon.com, que con una tasa de proyección de 13 mil millones de dólares al año es, sin duda, el gorila de 800 libras del mercado de la nube pública.

Nat Natarajan, vicepresidente ejecutivo de productos y tecnología de Ancestry, contratado a principios de este año para administrar las iniciativas de tecnología y productos de la empresa, comenta que la empresa eligió AWS para albergar miles de millones de registros históricos, incluyendo árboles genealógicos y perfiles de ADN de clientes. "Estamos apostándolo todo porque creemos que, para continuar creciendo el negocio, necesitamos mejorar nuestra velocidad de innovación", señala Natarajan. En seis meses, Ancestry ha trasladado más de la mitad de sus datos -8 petabytes- a AWS, una movida que afirma que posicionará a Ancestry para un mayor crecimiento internacional a medida que más consumidores busquen información sobre sus antepasados.

Consumiendo varios servicios de AWS, incluyendo plataforma como servicio, computación sin servidor y otras herramientas; Ancestry ha trasladado seis mil de sus 12 mil instancias de servidor a la nube, y 550 bases de datos a AWS, con el objetivo de mover gran parte de sus productos de consumo a AWS a finales del 2017.

"Para nosotros, el conductor fue la rapidez", anotó Natarajan a CIO.com. "¿Con qué rapidez podemos hacer ciertas cosas? Creemos que este fue el camino más rápido para lograrlo".

El consejo de Natarajan: Obtener el apoyo ejecutivo internamente; reconocer que el traslado a la nube no se trata de tecnología, sino de operaciones, procesos y personas; y nombrar un líder dedicado para llevar a cabo las mejores prácticas durante la transición. "Tener en cuenta las piezas de ops, el cambio de cultura y el cambio de habilidades es crucial", asegura Natarajan.