Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Google invita a las redes privadas a su nube

[11/09/2017] Google está ofreciendo a las empresas una nueva forma de crear infraestructura híbrida, con un servicio que amplía las redes corporativas en su plataforma de nube.

Llamada Dedicated Interconnect, permite a las empresas tratar a los servidores en la nube de Google como si fueran parte de su propio espacio de direcciones privadas. Esto puede ser útil para las empresas que operan en servicios financieros, edición de video o en otras industrias que necesitan ser capaces de ampliar sus capacidades de procesamiento, pero que desean mantener sus datos en una red privada, según el gerente de producto, John Veizades.

Al comprar múltiples conexiones de 10 Gbit/s, los clientes pueden aumentar el rendimiento de la interconexión entre la nube y sus redes locales, o mejorar su disponibilidad, o ambos.

Anteriormente, esto requería que las empresas coloquen un dispositivo VPN dedicado en la red de la empresa, enviando tráfico cifrado sobre la Internet pública. Google todavía ofrece esta opción de VPN IPSec, pero la recomienda para empresas que transfieren bajos volúmenes de datos, con un máximo de 3 Gbit/s para cada túnel. Amazon Web Services ofrece un servicio similar llamado AWS Direct Connect, mientras que la solución VPN de Microsoft se llama Azure ExpressRoute.

Con Dedicated Interconnect, cada conexión de 10 gigabit cuesta 1.700 dólares/mes, con un cobro adicional de 72 dólares al mes por conexión de VLAN. También hay cobros por salida de tráfico: 0,02 dólares en Europa y América del Norte, 0,042 dólares en Asia y Australia, inferior a los cobros habituales de Google.

Se pueden suscribir hasta ocho conexiones por red, y éstas pueden ser consolidadas para aumentar el ancho de banda, hasta un máximo de 80 Gbit/s, o utilizadas para aumentar la redundancia, o ambos.

Google espera que su configuración recomendada para dos conexiones redundantes ofrezca 99,9% de uptime. No va a respaldar esto con un acuerdo de nivel de servicio (SLA, por sus siglas en inglés) todavía, pero cuando el servicio deje las pruebas beta en el próximo mes o dos, planea ofrecer SLAs para dos conexiones redundantes (99,9% de disponibilidad) y cuatro conexiones redundantes (99,99%, o simplemente un poco menos de una hora de tiempo de inactividad al año), según Veizades.

Aunque Google espera simplificar el networking, ha hecho las cosas un poco complicadas para todos los que estaban familiarizados con su anterior cartera de red. Ya tenía un servicio llamado Google Cloud Interconnect, lanzado en el 2014, que acaba de renombrar como Carrier Peering.

Mientras que Dedicated Interconnect y VPN IPSec sirven para ampliar el espacio de direcciones privadas en la nube, Carrier Peering y su primo Direct Peering permiten a los clientes ampliar su rango de direcciones IP públicas en la nube de Google. Direct Peering requiere que las compañías tengan una presencia en un centro de colocación junto a Google; Carrier Peering se encarga de la responsabilidad de hacer esa conexión con uno de los portadores socios de Google - a cambio de un pago.