Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Estudio de Ericsson: La segmentación de redes da resultados

[22/09/2017] En un nuevo estudio con el operador británico BT, Ericsson cuantifica los beneficios de la segmentación de redes para los operadores, cuando se combina con la automatización operacional, como una inversión inteligente que reduce los gastos operativos e incrementa la eficiencia del CAPEX, mientras permite una implementación rápida y un mejor uso de dispositivos relacionados con Internet de las Cosas (IoT).

El tráfico de datos móviles continúa creciendo a un ritmo acelerado, junto con la adopción de dispositivos conectados. En el Informe de Movilidad de Ericsson, se estima cerca de 18 mil millones de dispositivos IoT para el 2022. Los dispositivos IoT conectados incluyen automóviles, máquinas, parquímetros, sensores, terminales de puntos de venta, así como componentes electrónicos y portátiles de consumo.

La segmentación de redes permite a los operadores segmentar la red para respaldar servicios específicos y desplegar múltiples redes lógicas para los diferentes tipos de servicio en una infraestructura común. El estudio conjunto examinó tres maneras de presentar los nuevos servicios en una red: mediante una red multiservicio, redes individuales con recursos dedicados o mediante la segmentación de redes.

"Encontramos que, durante un período de cinco años, la presentación de nuevos servicios mediante el uso de la segmentación de redes y automatización operacional generó un 35% más de ingresos que mediante el uso de una red multiservicio. Los ingresos aumentaron un 15% en comparación con diversas redes con recursos dedicados, lo que demuestra cómo la tecnología permite la estimulación del mercado, comercialización más rápida y oportunidades de servicios especializados más pequeños, señaló Marielle Lindgren, directora de Ericsson en Reino Unido.

Específicamente, el caso base de estudio fue un despliegue que aumentó a 40 lanzamientos de servicios al año, durante cinco años. La segmentación de redes resultó en el equivalente a una reducción del 40% OPEX, un aumento del 35% en el potencial de ingresos y un impacto global del 150% en el incremento del beneficio económico, según los supuestos básicos realizados. Al escalar, las ganancias también incrementaron. Todos los beneficios se consideraron solo en función de la red principal.

"A medida que los casos de uso y las aplicaciones se tornan más complejas para la tecnología en evolución, también lo hacen las características de conexión. En pocas palabras, las redes tendrán que adaptarse. Los resultados demuestran claramente que la segmentación de redes brinda una configuración lógica que puede adaptarse para extenderse hacia los servicios del futuro aún no definidos, finalizó Lindgren.