Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Seguridad de iCloud: Cómo habilitar la autenticación de doble factor

[14/10/2017] Debido a que muchos de los detalles de nuestras vidas digitales están con nosotros (en nuestros smartphones) o fácilmente accesibles (vía la web), debería estar haciendo todo lo que pueda para proteger esa información y esos datos. En los iPhones e iPads, los datos son, en su mayoría, mantenidos en una bóveda sellada tras una fuerte codificación y (esperemos) una contraseña fuerte. Incluso si el dispositivo se pierde o es robado, existen muchas probabilidades de que la codificación mantenga a salvo a los datos. (La bóveda es lo suficientemente segura para frustrar incluso al FBI).

Aunque los dispositivos iOS son diseñados y construidos para ser seguros, los datos también son almacenados y accesibles en línea. Con irrupciones de seguridad rutinarias, su información es vulnerable frente a cualquiera en el mundo que cuente con una conexión a Internet y un explorador medianamente decente. Si la irrupción ocurre y los ladrones obtienen el acceso a su correo electrónico y contraseña, ellos fácilmente pueden resetear cualquier cuenta enlazada a ese correo electrónico, cambiar la contraseña, y negarles el acceso a sus propios datos.

¿Cómo evitar ese tipo de irrupción por parte de alguien que ni siquiera necesita acceso a su dispositivo? Usando la autenticación de doble factor.

¿Qué es la autenticación de doble factor?

Con la activación de autenticación de doble factor, cada vez que se registre a su cuenta iCloud en la web, por ejemplo, recibirá una alerta con un código temporal en uno (o más) de los dispositivos en los que confía. (Los dispositivos en los que confía son aquellos dispositivos que registra para que reciban notificaciones si usted, o alguien más, intenta registrarse en una de sus cuentas -en este caso, en la de iCloud). Este código tiene que ser ingresado para garantizarle acceso a su cuenta y solo aparecerá en dispositivos que considera confiables. Esto ayuda a aliviar el acceso no autorizado a su información por parte de alguien que tiene acceso a su nombre de usuario, contraseña, y correo electrónico; siempre y cuando esa persona no tenga acceso a uno de sus dispositivos de confianza también, a usted se le alertará de cualquier intento y podrá bloquear el intento.

Activa la autenticación de doble factor en la sección de iCloud titulada Contraseña & Seguridad, perteneciente a la aplicación de Configuraciones (dependiendo en qué versión de iOS esté operando).

La autenticación de doble factor no es todo lo que la seguridad necesita, pero es un buen paso para hacer que sus datos sean más seguros. También es fácil de instalar.

Cómo activar la autenticación de doble factor

Para activar la autenticación de doble factor en dispositivos de Apple, su iPhone/iPod Touch/iPad necesita estar operando en un sistema iOS 9 o en uno posterior; las Macs necesitan tener macOS X El Capitan u otro sistema posterior. También tendrá que estar de acuerdo con el uso compartido de su número telefónico con su dispositivo móvil, puesto que las alertas iniciales se reciben a través de ese número, vía mensaje de texto o llamada telefónica. (Después, puede añadir dispositivos adicionales de confianza como las computadoras de escritorio y laptop Mac para que pueda confirmar/rechazar alertas desde cualquiera de sus dispositivos Apple primarios.

Para encender la autenticación de doble factor si sus dispositivos usan iOS 10.3 o un sistema posterior, diríjase a la sección Contraseña & Seguridad de la aplicación de Configuración y active la autenticación de doble factor. Si está usando iOS 10.2 o un sistema anterior, podrá encontrar la sección Contraseña & Seguridad bajo iCloud dentro de la aplicación de Configuración. (Puede que necesite responder a preguntas de seguridad para proceder).

Después, ingrese el número de teléfono para el dispositivo que obtendrá alertas (su iPhone, por ejemplo). Recibirá un código de verificación para el número provisto; ingresar ese código confirma que su dispositivo es legítimo y enciende la autenticación de doble factor.

Cuando se registra a su cuenta iCloud en línea, recibirá una alerta con un código temporal en su dispositivo de confianza.
iCloud, autenticacion de doble factor

Para activar la autenticación de doble factor en una Mac, vaya al Menú Apple > Preferencias del Sistema y después dé clic en iCloud > Detalles de Cuenta. Dé clic en Seguridad, y después en "Encender autenticación de doble factor. Los siguientes pasos son similares a la instalación en iOS. Una vez que finaliza la instalación, esto le permite a su Mac actuar como un dispositivo de confianza.

(Si está utilizando un software más antiguo, pero quiere añadir más seguridad a su cuenta iCloud, puede usar la verificación de dos pasos, la solución de Apple para sus dispositivos más antiguos. Más información sobre cómo funciona eso se encuentra disponible en línea.)

Si ya está usando autenticación de doble factor, pero desea hacer cambios en el número telefónico asignado o en su lista de dispositivos de confianza, puede hacerlo en línea en el sitio web de Apple ID. El número telefónico y los dispositivos de confianza pueden ser cambiados en la sección Seguridad y en la sección Dispositivos respectivamente.

Algo para tener en cuenta: Activar la autenticación de doble factor también le forzará a usar contraseñas específicas para aplicaciones hacia servicios externos (Puede crear contraseñas para aplicaciones que cuentan con soporte en el sitio web de Apple ID).

La autenticación de doble factor sigue siendo un arma que puede usar para mantener a sus datos seguros y lejos del alcance de los ladrones cibernéticos. Pero es solo un paso en el desafío infinito de permanecer delante de los malos. Apple adopta varias tecnologías para proteger la información de los ojos predadores -con el combo de Secure Enclave y Touch ID, la codificación de mensajes de extremo a extremo y, como se resaltó, la seguridad de iOS que es lo suficientemente fuerte como para confundir a las agencias del gobierno. Pero la cadena de seguridad es tan confiable como su eslabón más débil, que empieza con contraseñas fuertes. La autenticación de doble factor ayuda, pero depende de cada usuario asegurarse de que sus dispositivos permanezcan seguros.