Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Nvidia presenta su computadora de IA Pegasus

Puede hacerse cargo de vehículos totalmente autónomos

[17/10/2017] Nvidia ha anunciado una nueva plataforma de computación de IA que la empresa afirma hará posible la producción industrial de vehículos totalmente autónomos.

El sistema, con nombre código Pegasus, comprende cuatro procesadores de IA en un dispositivo lo suficientemente pequeño como para ser llevado, y del cual la empresa afirma que ofrece todos los requerimientos computacionales de un automóvil autónomo. Nvidia planea inicialmente aprovechar este poder para crear una nueva clase de taxis automatizados.

"El Pegasus es la primera computadora del mundo diseñada para el despliegue de la producción de robotaxis, afirmó Jensen Huang, fundador y CEO de Nvidia, en GTC Europe 2017 en Múnich, la casa de BMW.

Los automóviles sin conductor normalmente son clasificados en uno de los cinco niveles de sofisticación.

Los vehículos de nivel cero se basan en el control humano completo que se ha utilizado desde que los automóviles estuvieron disponibles por primera vez para el público hace más de un siglo. El nivel uno añade la automatización de una función específica que aún requiere el apoyo de alguien tras el volante, como la aceleración. El nivel dos amplía esto a una sola función que no necesite ninguna ayuda humana, como mantenerse en el centro de un carril.

El nivel tres significa que el sistema puede monitorear el ambiente alrededor y tomar ciertas decisiones de forma totalmente independiente; por ejemplo, cuándo pasar a otro automóvil. Los vehículos de nivel cuatro son capaces de realizar una tarea de conducción específica.

El nivel cinco es el objetivo final de un vehículo totalmente autónomo sin volantes, pedales o espejos. Nvidia afirma que Pegasus hará de este objetivo una realidad.

Estos vehículos requieren de un enorme poder de cómputo.

Se necesita de un gran número de radares, LIDARs, sensores y cámaras de 360 grados de alta resolución para realizar un seguimiento preciso del ambiente, localizar el vehículo y planear y controlar el viaje. Ellos generan una gran cantidad de información que equivale a un pequeño centro de datos.

Normalmente esto significa que un vehículo autónomo tiene una maletera llena hasta el tope con racks de computadoras que contienen GPUs para servidor que ejecutan algoritmos para guiarlo en sus viajes. Pegasus reduce todo este equipo en un dispositivo del tamaño de una placa.

El sistema ofrece un poder de cómputo de 320 billones de operaciones por segundo, el equivalente de alrededor de un centro de datos con 100 servidores y de más de 10 veces el de su predecesor, el Nvidia Drive PX, un sistema que es lo suficientemente compacto como para hacer factible la producción en masa.

"Básicamente estamos empaquetando un centro de datos de supercomputación en su maletera, afirmó Huang, revestido en la casaca de cuero negro que dijo que cambia anualmente.

Nvidia planea convertirse en el principal proveedor de una completa plataforma de conducción para la industria de los vehículos autónomos. Esta plataforma estará compuesta por Pegasus que proporcionará el desempeño computacional, el sistema de operativo DriveOS de Nvidia que procesará la información y su SDK Driveworks que permitirá a las compañías de automóviles integrar su propio software de vehículos autónomos.

La compañía afirma que su paquete de extremo a extremo se encargará de cada aspecto del proceso de conducción, desde ajustar automáticamente el asiento del conductor mientras éste se acerca al vehículo hasta dejarlo en su casa.

Pegasus estará disponible para los socios de Nvidia en la industria automotriz, como el fabricante de Mercedes Daimler AG, en la segunda mitad del 2018. Dan Shapiro, director senior de Automotive de Nvidia, afirmó que espera que las pruebas públicas de los vehículos con Pegasus se lleven a cabo en el 2019.