Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft: Los equipos Windows no sufrirán ataques de KRACK

[18/10/2017] El día de ayer anunciábamos una grave vulnerabilidad del protocolo WPA2 denominada KRACK, que tiene el potencial de romper el protocolo que habitualmente es utilizado en las conexiones inalámbricas Wi-Fi, empleadas por prácticamente todos los dispositivos o redes, lo que permitiría a los atacantes investigar el tráfico de Internet o incluso inyectar código malicioso en los sitios web visitados.

Sin embargo, Microsoft señaló que lanzó una actualización de KRACK-smashing como parte de la actualización de parches de seguridad del pasado martes 10 de octubre. La compañía indica que "los clientes que tienen Windows Update habilitado ya tienen las actualizaciones de seguridad aplicadas, de manera que no tienen que preocuparse por las conexiones con sus equipos a través de Wi-Fi".

Las soluciones para KRACK pueden ser compatibles con versiones anteriores, según Mathy Vanhoef, el investigador que descubrió la falla. Eso significa que, si ha actualizado su PC con el parche KRACK de Microsoft, es probable que pueda conectarse sin peligro alguno a las redes inalámbricas desplegadas por los router.

Entonces, la recomendación es que, si aún no ha aplicado las actualizaciones de Windows de la semana pasada, hágalo ahora. Puede forzar la actualización en Windows 10 abriendo el menú Inicio y dirigiéndose a Configuración > Actualizaciones y seguridad > Actualización de Windows. El estado en la parte superior le indica si su dispositivo está actualizado y cuando se revisó por última vez. Si ha pasado un tiempo, haga clic en el botón Buscar actualizaciones.