Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Transformación digital: Su carrera en una encrucijada

[06/11/2017] James Lowey ha visto un montón de cambios durante su carrera, que comenzó en 1992, con la gestión de laboratorios de computación en varias empresas, y haciendo lo que él llama "la ráfaga pre-Y2K de los proyectos de TI".

Lowey, CIO de TGen, compañía de investigación sobre el cáncer y genómica, obtuvo sus primeros chops de TI trabajando en sistemas como Windows NT 3.1, Solaris, AIX, HP-UX y Linux. Desde que se unió a TGen hace 14 años, ha sido responsable del desarrollo de dos supercomputadoras. En lugar de preocuparse acerca de cómo mantener actualizadas sus propias habilidades, Lowey encuentra que es más difícil seguir el ritmo de los descubrimientos científicos y la tecnología que lo permite -lo que él dice que se mueve más rápido que la mayoría de los cambios tecnológicos de TI.

En consecuencia, dedica más del 50% de su tiempo a aprender nuevas tecnologías y metodologías científicas para ayudar a mantener a TGen a la vanguardia de la investigación biomédica.

"Algunas de las maneras en las que me entero de las nuevas tecnologías es pasando mucho tiempo en ferias comerciales y otros eventos de la industria, y asociándome con los principales actores tecnológicos y empresas de capital de riesgo, con el objetivo de conocer lo antes posible las nuevas tecnologías", comenta.

Lowey definitivamente no está solo. A medida que la transformación digital se convierte en una parte más frecuente del léxico empresarial, los CIOs y otros líderes de TI se encuentran luchando para actualizar sus habilidades y capacidades a medida que avanzan en sus esfuerzos de modernización. Aquellos que se preparan, cosechan los beneficios: según un informe de Ernest & Young, el 71% señala que su posición dentro del negocio ha mejorado en los últimos tres años, y el 60% indica que pudo influir en una estrategia más amplia de la compañía en comparación con el 45% de sus pares tradicionales de CIO.

El desafío: Reinventar TI para la próxima generación

Una cuestión central para muchos líderes de TI es el simple hecho de que el trabajo de TI es muy diferente de lo que era cuando estaba avanzando. También lo son las expectativas y metodologías de trabajo de aquellos que hacen uso de la tecnología de la información en el actual lugar de trabajo.

"Creo que la parte más difícil para los CIOs que no crecieron en el mundo de las puntocom es entender los patrones de comportamiento en torno a la creación, el consumo y la distribución de información, así como el compromiso para los consumidores y empleados de la próxima generación", señala Ari Lightman, profesor de marketing y media digital en la Universidad Carnegie Mellon.

Los líderes de TI necesitan repensar los modelos heredados en torno al comando y control, los niveles de servicio de TI, el acceso y los permisos, y la inspección y prueba de aplicaciones, señala Lightman. Esto permitirá una mayor transparencia, modelos de trabajo de colaboración abierta distribuida, flujo de información en tiempo real y toma de decisiones analíticas.

"Esto no quiere decir que tendrán que pasar completamente al otro lado del espectro", añade, "pero se requerirán algunos intercambios para capacitar a la siguiente generación de mano de obra y comprometer a la próxima generación de consumidores/socios".

Rediseñar su enfoque estratégico de TI a la luz de estos cambios es esencial. Aquí, educarse sobre cómo esta próxima generación de mano de obra colabora e interactúa con la tecnología es clave. Algunos CIO, como Julia Davis de Aflac, están haciendo grandes progresos a través de programas de tutoría inversa que emparejan a aprendices jóvenes con veteranos de TI para enseñar a los segundos la nueva tecnología.

Transformación digital: Disruptor de carrera

Para resaltar la importancia de la transformación digital, el informe de IDC sobre las predicciones de la industria en el 2017, la nombra como uno de los 10 desarrollos tecnológicos clave en los próximos 18-36 meses y más allá.

IDC ha denominado "economía DX" a la transformación digital, y el informe señala que "las empresas se medirán por su capacidad de superar un nuevo conjunto de exigentes puntos de referencia de rendimiento habilitados por la nube, la movilidad, la inteligencia cognitiva/artificial, el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), la realidad aumentada/realidad virtual y las transformaciones digitales impulsadas por estas tecnologías". La transformación digital ya no será sobre proyectos o iniciativas, señala la firma, sino "sobre el núcleo/esencia de lo que los líderes de la industria harán y la manera en la que operarán".

Si los líderes de TI no se ponen al día, corren el riesgo de ser reemplazados por proveedores externos o proveedores de servicios, advierte McKinsey en su informe sobre la futura propuesta de valor de TI. La firma de investigación sostiene que, en este momento, hay una percepción negativa de TI en áreas críticas para su futuro. De acuerdo con el informe de julio del 2017 de la firma, estas áreas incluyen: la conducción del diseño de una experiencia de comercio electrónico en línea; el desarrollo de casos de uso de análisis; la identificación de tecnologías innovadoras y de vanguardia; e incluso la dirección de la transformación digital a través de los negocios.

No es de extrañar que los líderes de TI estén explorando diferentes opciones para seguir siendo importantes. Isabel Sauerbrey, vicepresidenta de TI y operaciones de la Autoridad de Turismo de San Diego, obtuvo su MBA hace poco. Ella dice que está aprendiendo a "ser más flexible, trabajar con los clientes, y solo mantener el ritmo y aprender". Mientras estaba en la escuela, Sauerbrey formó parte de un grupo que ha seguido en contacto y que constantemente intercambian ideas. Algunos están en TI, y otros son ejecutivos de negocios. "Todos nos ayudamos mutuamente y nos animamos a aprender", señala. También intenta ir a conferencias y seminarios, y escuchar lo que sus clientes quieren, que incluye los hoteles de la zona, restaurantes, centros de convenciones y atracciones turísticas.

Asimismo, se apoya en sus proveedores de tecnología y en sus consultores. Sauerbrey, que comenzó su carrera como desarrolladora y, luego pasó a ser analista de sistemas y directora de proyectos antes de convertirse en CIO, dice que la clave es ser flexible y abierta al cambio. "Depende de la persona de TI aprender esto", anota. "Hay demasiadas cosas por allá afuera, solamente tiene que seguir y ver qué puede usar en su negocio".

La autoridad de turismo está muy involucrada con la comunidad empresarial de San Diego y tiene un directorio con más de 30 personas que aportan nuevas ideas y sugerencias, añade.

Shelton Shugar, CIO de Barclaycard, llegó a la empresa de servicios de tarjetas de crédito del mundo tecnológico, porque estaba buscando "algo diferente" en su carrera. Aunque la transformación digital era "parte de mi ADN", no estaba familiarizado con los servicios financieros y le gustaba la idea de un desafío.

"Tengo la sensación de que los servicios financieros ya estaban haciendo una transformación digital", señala. "Vi la oportunidad de aprovechar las nuevas tecnologías para avanzar en una industria que afecta a mucha gente, y eso me atrae".

Admite que mantener sus habilidades al día es muy difícil, pero dice que lee tanto como sea posible y asiste a seminarios. "Lo que funciona mejor es que todavía entro en discusiones técnicas con todos los líderes de ingeniería, nada te mantiene más actualizado que eso".

Cómo mantener su ventaja

Lowey se mantiene al tanto de las tecnologías de vanguardia pasando mucho tiempo leyendo varios sitios web de tecnología y asociándose con revendedores de valor agregado (VARs) que tienen acceso a tecnología temprana. También hace hincapié en conectarse con firmas de capital de riesgo que puedan introducirlo, sigilosamente, a empresas que le den acceso e influencien en la manera en la que podría desarrollarse un producto para satisfacer las necesidades de TGen, comenta.

"Es importante tener buenos lazos de retroalimentación con estas personas, para que haya un beneficio mutuo entre las partes", indica Lowey. También es importante "pasar tiempo en las ferias reuniéndose con la gente y no pasar mucho tiempo en el hall de exhibiciones. La creación de redes es clave y la construcción de una red a su alrededor es absolutamente crítica".

Esos sentimientos son compartidos por Nick Perugini, CIO de Current, la compañía de gestión de energía de GE. Él afirma que tiene tres métodos para mantenerse al día con las últimas tecnologías: leer mucho sobre conceptos y tendencias futuras; asistir a conferencias y conectarse con socios; y hacer pruebas prácticas para determinar el valor del producto. "Este es mi camino para ir del concepto a la práctica, así que estoy constantemente aprendiendo", señala Perugini.

Encontrar tiempo para aprender en el trabajo es un tema común. Matthew Lee, CIO de ResumeGo, dice que, a lo largo de los años, él se vio obligado a gastar "una fracción cada vez más grande de mi tiempo cada semana simplemente manteniéndome al día con las nuevas tecnologías". Mientras antes solo había uno o dos soluciones principales para una tarea dada, señala, "ahora hay una abrumadora cantidad de opciones que tengo que estudiar y de las que tengo que elegir. Esto puede llevar mucho tiempo y distraerme de mis otras responsabilidades laborales".

A menudo, Lee dice que tiene que tomar tiempo de su vida personal para aprender e investigar, debido al número de obligaciones que tiene mientras está en la oficina durante el día.

Los sistemas de monitoreo de solicitantes están evolucionando constantemente y se vuelven cada vez más sofisticados, explica, y él y su personal tienen que mantenerse al día con estos avances para entender a fondo la manera en la que funcionan.

"Esto me ha obligado a pasar más tiempo en la ruta, viajando a conferencias y simposios para poder mantenerme al día con las últimas tecnologías y desarrollos en esta área".

¿Lo escencial? Evolucionar constantemente

Incluso los CIOs que crecieron en el mundo de las puntocom encuentran un reto mantener sus habilidades actualizadas. Shawn Williams, CIO de Koorsen Fire & Safety, dice que, aunque ha sido un líder de TI por más de 20 años, el paisaje evoluciona constantemente a medida que la tecnología cambia. El campo de la tecnología está viendo un cambio mayor que otros, lo que significa que los líderes de TI deben adaptarse o arriesgar sus carreras.

"Los retos para individuos como yo son, ¿cómo cambiar o evolucionar continuamente en un espacio que está cambiando más rápido que cualquier otra revolución en la historia?'', indica. Así que Williams ha adoptado un modelo de aprendizaje que dice que es un circulo constante: aprender, practicar, crecer, compartir.

"El valor del círculo de aprendizaje no es solo para el individuo, sino para todas las cosas que interactúan con ese individuo", tales como la organización y otros individuos, añade.

Al igual que los demás, Williams ha tomado varias medidas para desarrollar constantemente sus habilidades, tales como leer libros sobre metodologías en desarrollo, establecer contactos con personas para discutir tecnologías nuevas o en evolución, y asistir a conferencias centradas en compartir y difundir el conocimiento de nuevas prácticas evolutivas.

"Como el CIO de una organización, hay muchas vueltas sucediendo en todo momento", señala, y podrían ser de tecnología o de negocios.

Se ha convertido en un mandato que los directores de TI se mantengan actualizados, ya que que el trabajo continúa evolucionando.

"Los CIO actuales no se centran únicamente en la tecnología", anota Williams, "sino en cómo estas nuevas metodologías, tecnologías y prácticas generan valor para la empresa y sus clientes".

Vale la pena señalar que las conclusiones del informe de EY del 2014 "Born to be digital: How leading CIOs are preparing for a digital transformation" siguen siendo relevantes. Según el informe, usted se dará cuenta que es un CIO digitalmente listo, si prioriza el hecho de darle forma al futuro de su negocio con la tecnología correcta, y prepara a su organización para el cambio. Los CIO ven lo digital como una oportunidad significativa "para cumplir con sus aspiraciones profesionales".

Los que tienen éxito tienen una visión clara y estratégica de cómo la tecnología transformará el negocio de operaciones e infraestructura, y sabrá cómo implementar lo que se necesita. Asimismo, se enfocan en impulsar el crecimiento y las relaciones que necesitan para apoyarla, y también se aseguran de que su visión se entienda. En consecuencia, parecen tener mejores perspectivas de carrera y son altamente valorados en el negocio, señala el informe de EY. En resumen, estos CIOs son "innovadores incansables" y "valientes tomadores de riesgos".