Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Anderson Costa, experto en inteligencia artificial de Accenture

La inteligencia artificial, un generador de ventajas competitivas

Anderson Costa, experto en inteligencia artificial de Accenture,

[21/11/2017] La era de la inteligencia artificial ya se encuentra entre nosotros. Las firmas cada vez más se están dando cuenta que la llamada IA se está convirtiendo en una herramienta indispensable para mantenerse competitivas en el mercado, y generar lo que se conoce como "ventajas competitivas.

Sí, ahora es la tecnología de punta la que genera este tipo de ventajas, particularmente la inteligencia artificial. Por ello, conversamos con Anderson Costa, experto en inteligencia artificial de Accenture, sobre lo que significa esta nueva tendencia para la competitividad de las empresas en el actual entorno del mercado local e internacional.

¿Cómo genera la IA una ventaja competitiva?

La inteligencia artificial (IA) tiene la función de ampliar la capacidad de los seres humanos, lo que permite a un mayor número de actividades complejas. Esta capacidad será traer eficiencia de las operaciones, reducir costos y aumentar la calidad de los servicios a los clientes. Su uso en las empresas dará un mayor conocimiento de sus clientes y se puede dar para situaciones complejas, generando soluciones con rapidez y asertividad. También permitirá a empleados de las empresas, poner el foco en actividades que generan valor, reducir los esfuerzos actuales aplicados a la operación de las actividades que se pueden automatizar con robots inteligentes, todos estos beneficios crean ventajas competitivas.

¿Cómo mantiene una empresa esta ventaja a pesar del riesgo que representan los competidores?

Innovando. La IA funciona como un catalizador de la innovación, ofreciendo nuevas herramientas y modelos de negocio que permiten a las organizaciones crear nuevos productos y servicios que optimizan sus operaciones, benefician a sus clientes y la sociedad, y elevan su posicionamiento competitivo.

¿Cuáles son los recursos y capacidades con los que debe contar una empresa para convertir este recurso en una ventaja competitiva?

Para disfrutar de los beneficios de la IA las empresas deben tener claros sus procesos mapeados e identificar oportunidades realizando, por ejemplo, sesiones de Design Thinking, para definir sus MVPs (productos mínimamente viables) y elegir un equipo multidisciplinario interno para crear las soluciones, los equipos multidisciplinarios deben contar con profesionales de analítica de negocios, de experiencia del usuario y, en ciertas situaciones, profesionales expertos en visión computacional, lingüistas y expertos en estadística.

¿Cuáles son las cifras o porcentajes de empresas o startups que han aumentado año a año en el uso de IA?

Con el uso de la IA se estima una eficiencia mayor al 30% con la automatización de los procesos. La IA permite la creación de nuevos productos y servicios innovadores con lo que se logra un crecimiento sostenido para la empresa. Estos resultados dependen de una adecuada estrategia de IA en la organización.

¿Cuáles son actualmente los diferentes casos de uso de la IA?

Procesos de automatización utilizando agentes inteligentes y asistentes virtuales están entre las aplicaciones más comunes.

¿Cuáles son los pasos que seguir por una empresa que opta por implementar IA?

Observar procesos que pueden ser sustituidos por agentes inteligentes y los canales digitales utilizados por las empresas donde es posible utilizar agentes virtuales, tales como los centros de llamadas, aplicaciones web y móviles.

¿Qué áreas son las más demandadas para implementar IA?

Las operaciones de back-office, seguridad de la información y atención al cliente.

¿Cómo la IA va a transformar las organizaciones?

La IA traerá un gran salto de eficiencia y elevará la calidad de servicio al cliente, lo cual se reflejará en la reducción de los costos de operación y en un mejor posicionamiento de las empresas y sus marcas en el mercado.

¿La IA tiene un potencial importante para modificar la economía de los países latinoamericanos?

El fin del último boom económico en Sudamérica, a principios de esta década, expuso una vez más la dependencia que tiene la región de las exportaciones de productos básicos y una incapacidad de abordar su persistente déficit de productividad. Nuestro estudio revela que la capacidad que tiene la inversión de capitales de impulsar el progreso económico está declinando y que el crecimiento de la mano de obra es cada vez más lento. Estas dos palancas son los determinantes tradicionales de la producción; sin embargo, no pueden proporcionar el crecimiento y la prosperidad duradera que buscan las economías sudamericanas.

Aun así, el pesimismo a largo plazo es injustificado. Dada la reciente convergencia de un conjunto transformador de tecnologías, las economías están ingresando a una nueva era en la cual la IA tiene el potencial de superar las limitaciones físicas del capital y la mano de obra, generando nuevas fuentes de valor y crecimiento.

Sudamérica ya está tomando a la IA muy seriamente. Las empresas mineras ya están utilizando máquinas autónomas en las minas de Perú; los reclutadores de personal aprovechan los algoritmos de "analítica de las emociones en Chile y los clientes de los bancos, de las aerolíneas y de los retailers en toda la región están hablando con "chatbots (agentes inteligentes que interactúan con las personas, estableciendo una conversación).