Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

FinTechs: ¿Cambiarán el mercado?

[22/11/2017] Cuando la tecnología ingresa a un mercado tiene el potencial de cambiarlo, especialmente si va acompañada de un cambio en el modelo de negocio. Eso es lo que llamamos transformación digital, un cambio en el negocio facilitado por la irrupción de nuevos modelos gracias al uso de nuevas -aunque no necesariamente muy nuevas- tecnologías.

Las FinTechs son fruto de estas tendencias. Estrictamente hablando, no podemos decir que sean fruto de la transformación digital, ya que muchas de ellas -casi todas- han nacido directamente como un emprendimiento digital, distinto a las tradicionales instituciones financieras.

Las FinTechs son la combinación de tecnología con un modelo de negocio en el ámbito del mercado financiero. Ya se encuentran en el Perú y quisimos conocer algunas de estas nuevas empresas y su capacidad de modificar el mercado peruano de las finanzas. Un adelanto: Ya no son consideradas los enemigos de los bancos.

El nuevo entorno financiero

Obviamente, lo primero que llama la atención es el nacimiento de empresas que ingresan al competitivo mundo de las finanzas. En realidad, no nos debe sorprender. Las FinTechs es una subcategoría de las startups; es decir, de los emprendimientos que nacen con el ánimo de generar disrupción en algún mercado; sus fundadores son personas muy conscientes de los riesgos que implica crear una nueva empresa -por ello se les conoce como emprendedores- y el riesgo es algo inherente a este tipo de negocios.

Jaime Sotomayor, jefe de aceleración de Wayra.
Fintechs

"La mortalidad es muy elevada en las startups en general, nos dice Jaime Sotomayor, jefe de aceleración de Wayra, una de las aceleradoras que ayudan a las startups en los primeros años de existencia.

Sotomayor nos señala también que el fenómeno de las startups es algo relativamente nuevo. Hace siete años la palabra no se encontraba en las conversaciones comunes que se tenía en la comunidad empresarial, a pesar de que globalmente ya se estaba dando, especialmente en Silicon Valley.

Wayra, la aceleradora de Telefónica, ingresa al mercado el 2011 y Startup Perú, el programa para startups del gobierno, se crea en el 2015, con lo cual nos podemos dar una idea de lo reciente del nuevo panorama. Pero quizás eso sea una oportunidad, pues hay mucho por hacer.

"En el tema de las fintechs, por ejemplo, hay mucho que hacer porque somos un país que no está muy bancarizado, y ahí hay una gran oportunidad de poder captar a los clientes que un banco, una organización tradicional, no logra captar, pero quizás con una fintech sí se pueda llegar a ellos, señala el ejecutivo.

Por su puesto, el camino no es fácil. La idea que puede dar lugar a la creación de una fintech y de una startup, en general, tiene que estar respaldada por dos componentes: Capital y experiencia empresarial. Y es por ello por lo que muchas de las fintechs -concebidas por jóvenes con una buena idea, pero muchas veces con falta de esos dos componentes- acuden a las incubadoras o aceleradoras en busca del componente que requieren.

Y ahí comienza la competencia. No todas las startups pueden ingresar a una aceleradora o incubadora -dicho sea de paso, se considera que la primera ayuda a las startups cuando éstas ya tienen algo de experiencia en el mercado, mientras que la segunda las ayuda incluso a pulir el producto que van a lanzar en el mercado -por lo que tienen que demostrar que son lo suficientemente viables.

En Wayra -que es una aceleradora-, cuenta Sotomayor, se enfocan en encontrar empresas digitales que puedan tener un alto crecimiento y que puedan trabajar con la operadora (Telefónica). La empresa, además, deberá tener un equipo a tiempo completo, un producto lanzado al mercado, una tecnología que tenga un componente innovador, y la capacidad de escalar y convertirse en una gran empresa que pueda crecer fuera del Perú.

En el pasado, para encontrar a las startups, Wayra realizaba convocatorias, pero hoy realiza una búsqueda (scouting) abierta y durante todo el año, aunque también recibe referencias o son los propios emprendedores los que contactan con Wayra. También recibe referencias de otras aceleradoras o incubadoras, e incluso es la propia Wayra la que visita incubadoras para conocer emprendedores.

Ciertamente, las cosas han cambiado. Antes no existía la necesidad de que la startup pudiera trabajar con Telefónica, y ese es también el motivo por el que la única fintech que se encuentra dentro de la cartera de Wayra sea Culqui, un emprendimiento que ha creado una pasarela de pagos, y con la que, por supuesto, también conversamos para conocer un poco más este ambiente.

Amparo Nalvarte, fundadora de Culqui.
FinTechs
Culqui: Pasarela de pagos

Culqui nace en el 2013 como una idea de universidad, relata Amparo Nalvarte, fundadora de la fintech. Para terminar la carrera tenían que desarrollar un plan de negocio para la Universidad del Pacífico. Le interesó el tema de los pagos a través de POS y vieron la posibilidad de reemplazar su uso mediante los teléfonos celulares. Desarrollaron la aplicación, pero solo la parte del front end, y cuando quisieron conectarla con una pasarela de pagos se dieron cuenta que ahí se encontraba el verdadero problema.

"No existía la tecnología para hacer las integraciones, no había sistemas de tokenización, no habían APIs o librerías. Nos dimos cuenta de que ese era el verdadero problema y comenzamos a desarrollar la pasarela de pagos, cuenta Nalvarte. Descartaron su primer modelo y se concentraron en la pasarela.

En el 2014 ganaron un concurso de Wayra y comenzaron a desarrollar la plataforma; la terminaron en agosto del 2015 y al siguiente mes comenzaron a procesar con clientes. De hecho, Culqui fue la última startup que ingresó a Wayra cuando ésta todavía funcionaba como incubadora.

"En el caso de las fintechs, el tiempo de maduración de la plataforma es distinto. La complejidad no tiene punto de comparación con otras startups y por ello el tiempo de creación de la plataforma es distinto, puntualiza Nalvarte. Y se tuvo que hacer la pasarela porque las que existían no tenían los requerimientos que ellos buscaban; por ejemplo, alguna les pedía que crearan una empresa en otro país porque no podían hacer los depósitos en el Perú.

Y hablando de dinero, una de las cuestiones más intrigantes con respecto a la naciente industria de las fintechs es el tema de la regulación. Si las fintechs van a manejar dinero ¿deben ser reguladas?

Aquí las posiciones se decantan por la regulación, después de todo, si se va a ingresar a una industria regulada las empresas deben atenerse a esas condiciones.

Entonces ¿qué están haciendo las nuevas fintechs peruanas?

En el caso de Culqui la respuesta es simple: No les aplica. Y esto se debe a que su producto, la pasarela de pagos, se encuentra por debajo de los sistemas de las emisoras de tarjetas, o sea, Visa y MasterCard, y en los sitios web de las tiendas que son sus clientes. Culqui no capta dinero del público, por lo que no es susceptible de ser supervisada por la SBS. He ahí la explicación.

La pasarela de pagos conecta al sitio web con los sistemas de los emisores de tarjetas y por ello la preocupación -por así decirlo- de Nalvarte es que su sistema cumpla con los requerimientos de seguridad y funcionalidad que le exigen ambos entes.

Nalvarte explica que el camino fue duro al inicio, al ser una empresa nueva, pocas puertas se abrían y, ahí, también fue importante el apoyo de Wayra que les ayudó a que algunas puertas se abrieran.

Ahora los tiempos han cambiado, tienen un proceso en línea que hace que los comercios se puedan afiliar a su pasarela de manera sencilla. De hecho, la mayoría de sus clientes se han afiliado de esta forma, aunque en el caso de los comercios grandes son los representantes de Culqui los que los han animado a afiliarse.

Carlos Ferreyros, fundador de Prestamype.
FinTechs
Prestamype: Préstamos con garantía hipotecaria

Otra de las fintechs que se encuentra operando en el mercado es Prestamype. Esta empresa nació de la idea de Carlos Ferreyros, fundador de la empresa, y tiene un modelo de negocio diferente al de Culqui. Ellos otorgan préstamos a pequeñas empresas, pero con el aval de una garantía hipotecaria.

En realidad, el dinero no es de ellos, proviene de inversionistas a los que la empresa también capta para ofrecerles tasas de interés muy superiores a las que uno podría obtener con, por ejemplo, un depósito a plazo fijo. Ferreyros nos indica que se ha llegado incluso al 17%. Una buena y atractiva cifra.

La idea del negocio de Prestamype surgió el año pasado al detectar las necesidades de financiamiento que tenían las mypes, pero también las necesidades de inversión de la clase media.

En diciembre del año pasado se constituyó la empresa y comenzó a funcionar desde enero del presente año. Al inicio comenzaron con fondos propios y con la seguridad que les daba el que uno de los socios fundadores era un abogado con 25 años de experiencia en el tema de las garantías hipotecarias. Luego recibieron la invitación del centro de emprendimiento de la Universidad del Pacífico para formar parte de su aceleradora.

¿Y la regulación? Obviamente tener un abogado como socio tiene sus ventajas. Él se encargó de estudiar el tema, y se dieron cuenta que cuando la administración del dinero era de la empresa se aplicaba la regulación.

"Nosotros no administramos dinero de las personas directamente, sino que proponemos perfiles de empresarios a los cuales se requiere fondear, y son las personas las que directamente deciden invertir en alguna empresa. Nuestro trabajo es en gran parte de asesoría, de proveer la información de los empresarios. Es un negocio básicamente de información, sostuvo Ferreyros.

El componente tecnológico se encuentra en el proceso de evaluación. Los que desean acudir a sus servicios tienen que pasar por un formulario interactivo que va cambiando de acuerdo con las respuestas que van dando las personas. El sistema evalúa la parte legal para determinar si el postulante califica, lo que lo convierte en un primer filtro del proceso de evaluación.

Además, si la persona tiene pagos que hacer, el CRM le informa cuándo tiene que realizar los pagos; en general, toda la administración de la relación con el cliente se encuentra en manos de la tecnología, ella se encarga de los procesos de captación y de mantenimiento de los clientes.

"Ahora estamos terminando de hacer un sistema para inversionistas en el que ellos tendrán toda la información de los pagos que se le vienen haciendo de los préstamos que ha hecho, indicó Ferreyros.

Y en la parte no tecnológica, en caso de que haya que ejecutar una de las garantías hipotecarías es la propia Prestamype la que se encarga de hacerlo, como un servicio para los financistas; de esa manera ellos no tienen que preocuparse de tener que verse envueltos en un tema legal.

Latin Fintech: Hola Andy

Otra de las fintechs que están prosperando en el mercado peruano es Latin Fintech, una firma que también se encarga de ofrecer créditos, aunque con un modelo un poco distinto.

"Latin Fintech la constituimos a finales del 2015 y empezamos a desarrollar el producto. Lo lanzamos en julio del 2016, el primer mes como piloto y luego al público masivo, indica Juan Antonio Cabanas, CEO y fundador de Latin Fintech.

En esos 14 meses, la empresa ya ha colocado 10 mil préstamos y lo ha hecho en base a la experiencia que tienen los socios. A diferencia de otras fintechs, Latin Fintech es una startup, pero no creada por jóvenes con poca o ninguna experiencia, la empresa ha sido conformada por Cabanas junto con Javier Castro, que es el chief financial officer y Jorge del Carpio, que es el chief operations officer, todos con experiencia empresarial.

Fintech
De izq. a der.: Jorge del Carpio, que es el chief operations officer; Antonio Cabanas, CEO; y Javier Castro, chief financial officer de Latin Fintech.

Y en cuanto a la regulación, Latin Fintech también no tiene necesidad de supervisión de la SBS ya que no capta dinero del público, los préstamos los realiza desde un fondo conformado con dinero propio, el de ellos y el de un par de inversionistas ángeles.

La forma de operar de Latin Fintech también descansa en la tecnología, especialmente si se toma en cuenta que han creado un sitio web bastante particular: Tiene un nombre de persona.

Hola Andy es un portal en el que las personas pueden acercarse a solicitar un crédito personal. Detrás se encuentra un algoritmo que evalúa el riesgo crediticio y decide si es conveniente realizar el préstamo.

"Hemos tenido un inicio bastante startup, pero cuando ya crecimos un poco nos mudamos a nuestras propias oficinas y hemos trabajado ahí desde entonces, sin la intervención de una incubadora o aceleradora, señala Jorge del Carpio.

Los préstamos personales son generalmente pequeños, oscilan entre los 500 a dos mil soles y el éxito obtenido hasta el momento se debe a que la plataforma es, evidentemente, mucho más amigable que tener que lidiar con todos los papeleos que son exigidos en una entidad financiera clásica.

"En el caso de los tres socios fundadores ya teníamos mucha experiencia en el mercado financiero, teníamos acceso a muchas personas e inversionistas y por ello fue bastante asequible acceder a ellos. A la incubadora no le veíamos mucho valor dado nuestro grado de seniority, agrega Del Carpio.

Las cosas van bien, de hecho, la fintech ha recibido reconocimientos internacionales como ser la finalista en el BBVA Open Talent 2017, o ser seleccionada por Google para el Campus Latam Exchage Founders.

Walter Cabanillas, gerente de ecosistema de partners y emprendimiento de IBM.
Fintechs
Ayuda de los grandes

El mundo de las fintechs sigue evolucionando y por ello es por lo que ahora también podemos encontrar que ya se están ofreciendo soluciones para ellas. Un ejemplo de ello es IBM.

"IBM tiene un programa de emprendimiento global, que se creó aproximadamente el 2014, específicamente para las startups y que incluyen a las fintechs y que brindamos a las fintechs, sostiene Walter Cabanillas, gerente de ecosistema de partners y emprendimiento de IBM.

De acuerdo con el ejecutivo, estas firmas tienen necesidades en el campo de la analítica, el marketing digital e incluso Blockchain. "Es en relación con estas tecnologías es que el mundo de las fintechs está cambiando el cómo nosotros, como empresa, comprendemos el mundo financiero, añade el ejecutivo.

Y no es para menos, Cabanillas sostiene que en la actualidad ya podemos ver que tecnologías como Blockchain, e incluso dispositivos tan cotidianos como un teléfono móvil, están reformulando los mercados, incluso los financieros.

Todos estos cambios, en general, se están percibiendo ya en el Perú. Y no es de extrañar que el fenómeno de las fintechs no solo cambie el mercado, sino que lo ayude a crecer. Quizás en el futuro se hable un poco más del tema, e incluso se trate de la posibilidad de una legislación especial para este tipo de compañía; pero, por ahora, las firmas que trabajan en este naciente entorno van bien, así como están.