Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La cumbre del Fonafe

[28/11/2017] Cuando en 1999 se creó el Fondo Nacional de Financiamiento de la Actividad Empresarial del Estado (Fonafe), se buscó reunir a un grupo de empresas que había quedado luego de la ola de privatizaciones de los años 90 para hacerlas "modernas y reconocidas por brindar bienes y servicios de calidad, responsablemente, como señala su visión.

Hoy con más de una treintena de empresas, esa modernidad pasa por utilizar la mejor tecnología a la que tengan acceso. Y ciertamente lo ha hecho. Ya en una ocasión anterior conversamos con el Fonafe sobre la implementación de su nube para atender a las empresas que lo componen, pero ahora nos ha tocado asistir al evento en el que el Fonafe conversa sobre lo que significa la tecnología para todo el Estado, no solo para el Fonafe. En su reciente Fonafe Summit, la corporación nos dio una idea de los retos que ahora afronta el Estado en cuanto al uso más eficiente de las tecnologías disponibles.

Manuel Bravo, ejecutivo corporativo TIC de Fonafe.

El impacto de la tecnología

Una de las presentaciones precisamente habló sobre el impacto de la tecnología en las empresas del Estado. Manuel Bravo, ejecutivo corporativo TIC de Fonafe, describió cuáles son las líneas maestras que guían al Fonafe en el uso de las tecnologías.

Bravo sostuvo que los objetivos estratégicos TIC de la organización son agregar valor a la corporación y a sus empresas desde las prácticas TIC, a través del desempeño de un rol estratégico y enfocado en la innovación y el logro de eficiencias.

Otro de los objetivos consiste en promover el reforzamiento de las competencias de los perfiles TIC de las empresas, de tal manera que desde ellos se pueda impulsar una cultura tecnológica en toda la corporación.

Igualmente, se busca ofrecer un modelo de gobierno y gestión eficiente de las prácticas, proyectos y servicios TIC, que considere la participación de las empresas de la corporación.

Por ello es por lo que se ha definido un rol para el área TIC corporativa, y para las áreas TIC de las empresas que conforman la corporación.

El rol TIC del Fonafe hace que esta organización sea definidora de lineamientos y directrices, sea un aliado estratégico de las áreas TIC de las empresas, y orientador del desempeño TIC de las mismas. También es un facilitador de las sinergias entre las empresas y un buscador de eficiencias y ahorros en las prácticas TIC de la corporación.

Por su parte, las empresas tienen el rol de enriquecer la toma de decisiones de las empresas, tener un alto conocimiento y enfoque del core del negocio, y alinearse con los objetivos de la empresa.

Para ello se ha propuesto un conjunto de estrategias TIC a nivel de toda la corporación.

Por ejemplo, se ha puesto en marcha el nuevo rol que el TIC corporativo y de las empresas desempeñarán frente a toda la corporación. Se fomenta la disposición del capital humano y los recursos necesarios para la transformación que requieren éstos, para poder desempeñar el rol TIC señalado. También se van a implementar procesos y procedimientos que permitan el desarrollo de la cultura tecnológica en la Corporación. Finalmente, se van a implementar procesos que permitan el desarrollo de buenas prácticas para toda la corporación.

Todo esto, sin embargo, se concretiza en los 26 proyectos que mostró, y que se encuentran ahora como parte del plan de transformación digital del Fonafe. De ellos, Bravo destacó la creación del centro de datos corporativo del Fonafe, el cual ha generado un 24% de ahorro desde su creación, lo que equivale a aproximadamente 10 millones de soles.

Se estima que, con el modelo anterior, en el que cada empresa del Fonafe se encargaba de su propio centro de datos, se tenía un gasto de aproximadamente 42 millones de soles, los cuales se han reducido a 32 con un centro de datos conjunto. Este centro de datos ofrece especialistas en soluciones -SAP, por ejemplo-, implementación de SLAs, alta disponibilidad, parque tecnológico actualizado y estándares internacionales.

Otro proyecto que se ha concretizado es el licenciamiento corporativo con Microsoft. Gracias a que ahora se licencia en conjunto, se puede acceder a un licenciamiento del tipo Enterprise Agreement tipo D, que requiere al menos 20 mil equipos, algo que no se iba a lograr individualmente, pues la empresa con mayor cantidad de equipos es el Banco de la Nación que cuenta con solo 6.256.

Con el acuerdo corporativo se ha generado un ahorro de 18% o 1,6 millones de dólares; además se ha accedido a servicios de valor agregado estimados en dos millones de dólares que incluyen capacitaciones, soporte técnico, seguridad, actualizaciones, entre otros.

"Esto nos pone al nivel de empresas como Interbank, BCP, Ripley, Belcorp o Telefónica, afirmó Bravo.

Rosario Bruera, socia de Census Data Science, de Argentina
Rosario Bruera,  Census Data Science, de Argentina
Los datos como activos

Otra de las presentaciones fue la de Rosario Bruera, socia de Census Data Science, de Argentina, quien explicó la importancia que tienen los datos en el contexto actual de las organizaciones.

La palabra que debemos reconocer en este tiempo es datanomics, algo así como la economía de los datos. Para las empresas digitales los datos son el negocio y lo destacable es que ahora hay muchos más datos para almacenar y gestionar, pero también los procesos de almacenamiento y gestión cambian completamente.

La datanomics en las empresas del Estado representa el uso eficiente de los datos para el bienestar de los ciudadanos; además, para las empresas del Estado los datos son el ADN del ciudadano, pues tienen en su interior la codificación del conocimiento que permite entregar mejores bienes y servicios.

Entonces, hay que usar los datos, es decir, monetizarlos, entendiendo que la monetización es el proceso que permite a las organizaciones agregar valor a sus activos.

"Los datos son un activo de las organizaciones del gobierno. Esto supone que tienen un valor patrimonial asociado que debe cuantificarse. El propietario original de este activo es el cuerpo social, quien los cede a las organizaciones para recibir un valor agregado sobre ellos, sostuvo Bruera.

El valor de los datos depende del beneficio que se obtiene al utilizarlos para la toma de decisiones del gobierno y del ciudadano. Entonces, cuando éstos se monetizan esto se hace para productivizarlos y compartirlos con otras organizaciones generando un beneficio económico directo. Igualmente, se busca integrarlos en los productos y servicios para crear productos más inteligentes y mejorar la eficiencia de los procesos.

Entonces, ¿Cómo monetizarlos? Bruera propuso algunos pasos. El primero es identificar las fuentes de datos disponibles (ciudadanos, transacciones, encuestas, reclamos, etcétera). Luego se debe verificar su disponibilidad y condiciones de calidad y completitud -es decir, hacer gobierno de los datos- para luego disponibilizar los flujos de datos.

El segundo paso consiste en integrar los datos del ecosistema del negocio, desarrollar atributos e indicadores, completar los metadatos, identificar casos de uso para los datos y desarrollar modelos analíticos de explotación.

Finalmente, el paso tres consiste en definir los procesos de aplicación de los modelos de monetización, medir el éxito de las iniciativas, y monitorear la calidad de los procesos y los datos.

Todo esto nos lleva a la instauración del gobierno de los datos. Para Bruera, el gobierno de los datos es el desarrollo y aplicación de un conjunto de reglas, políticas, procesos y estándares para manejar los datos de las organizaciones considerados como activos estratégicos.

El gobierno de los datos se implanta a partir de un equipo de gestión integrado por profesionales de tecnología y de las áreas de gestión, unificados en una única misión que es asegurar que los datos corporativos alcancen los objetivos de regulación y uso autorizado, de estandarización y documentación, y de calidad.

Lieneke Schol, jefa de la Secretaría de Gobierno Digital de la Presidencia del Consejo de Ministros.
Lieneke Schol, jefa de la Secretaría de Gobierno Digital de la Presidencia del Consejo de Ministros.
Lo que ya está haciendo el Estado

Sin duda, otra de las presentaciones que captaron la atención de los asistentes fue la de Lieneke Schol, jefa de la Secretaría de Gobierno Digital de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Schol ofreció una visión general de lo que el Estado ha estado haciendo en su viaje por la transformación digital.

En primer lugar, estableció que la Secretaría tiene una serie de líneas de acción que son las que están estableciendo su día a día. Una de esas líneas es la simplificación de la plataforma de interoperabilidad del Estado, otra es el uso de los datos abiertos, la seguridad de la información, la infraestructura de datos espaciales del Perú, los portales del Estado y la política, estrategia y plan de gobierno digital del Estado.

En cuanto a la interoperabilidad del Estado - quizás una de las áreas de mayor énfasis de la Secretaría- se tienen hasta el momento 85 servicios web y 38 instituciones que publican información. Como parte de la interoperabilidad se ha desarrollado la interoperabilidad entre los sistemas de trámite documentario del Poder Ejecutivo-

Por otro lado, se han creado grupos de trabajo para el desarrollo del gobierno digital. Un grupo se dedica a las transacciones en línea, otro se encuentra dedicado al modelo de gestión documental -es decir, llegar al cero papel-, y un tercer grupo se encarga del desarrollo de la boleta electrónica.

Uno de los puntos en los que también hizo énfasis Schol es en la posibilidad de realizar pagos a la administración pública a través del portal pagalo.pe, un lugar donde actualmente se pueden pagar 61 tasas de entidades como Reniec, Migraciones, MTC, Mintra, Policía Nacional y Poder Judicial.

Otro de los portales es el de orientación al ciudadano que se ha creado tomando como modelos portales similares en Reino Unido, por ejemplo, y que tienen como principio preguntar al ciudadano qué información desea conocer el Estado -cómo realizar cierto trámite, por ejemplo- y explicarlo en lenguaje simple, "no en lenguaje TUPA, anotó Schol.

Y en realidad, las iniciativas que está desarrollando las secretarías son muchas. Schol explicó iniciativas como la adopción de IPv6 por parte del Estado, la creación del portal de datos abiertos, el uso de la identidad digital, el desarrollo de boletas electrónicas, la creación de la carpeta ciudadana, la nueva plataforma de compras del Estado, la homologación de bienes y servicios, y de las compras corporativas (celulares, banda ancha, laptops, desktops, software) del Estado, entre todo el enorme esfuerzo que está realizando para modernizar tecnológicamente al Estado.