Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Alberto Morisaki, gerente de Estudios Económicos

Asbanc y las Fintechs

Alberto Morisaki, gerente de Estudios Económicos.

[29/11/2017] La semana pasada publicamos un reportaje sobre el desarrollo de las fintechs en el país, por ello contactamos con las instituciones que se encuentran más ligadas a esta industria.

Una de esas instituciones, por supuesto, fue la Asociación de Bancos (Asbanc), la cual tiene que mucho que decir al respecto. Lamentablemente, debido a los plazos editoriales, tuvimos que publicar el reportaje con la notoria ausencia de esta institución. Ahora ya sin la premura de los plazos, podemos contar con las declaraciones de Alberto Morisaki, gerente de Estudios Económicos, quien nos ofrece el punto de vista de la Asbanc sobre el desarrollo de este mercado.

¿Cuál es la posición de Asbanc con relación a las fintechs? ¿Las consideran competencia o socios?

Desde la óptica de la banca, se ve al fenómeno fintech como una opción de alianzas estratégicas más que como un competidor. Los clientes hoy en día van por delante de los bancos, ellos están recibiendo una serie de servicios instantáneos a través de las empresas digitales que también van a demandar a sus proveedores bancarios. En ese sentido, la transformación digital es una oportunidad para cambiar la experiencia con el cliente.

Existe un alto potencial de cooperación y que, de hecho, ha venido sucediendo en los últimos tiempos. La disrupción de las fintechs en el mercado financiero ha sido tan penetrante que en la actualidad es normal ver como los bancos invierten directamente en fintechs, a través de "incubadoras o centros de innovación, aunque también están comprando este tipo de empresas y usando las tecnologías o plataformas creadas por éstas para llegar al cliente de manera más eficiente.

¿Consideran que las fintech son empresas que deberían ser reguladas? ¿La regulación actual las alcanza o se debe crear regulación especial para ellas?

Sí, creemos que la regulación tiene el objetivo de dar orden a dicha industria, y que apunta a mitigar el riesgo. Asimismo, existe la necesidad de que los ecosistemas se desarrollen con prudencia, en un perímetro regulado con el objetivo de proporcionar certeza a los participantes y otorgar poderes a las autoridades. En ese sentido, los reguladores requieren diferentes habilidades, pues el perfil es diferente del tradicional, con una carga regulatoria apropiada. En este punto se debe tener en cuenta que las fintechs se mueven más rápido que la regulación, por lo que se requiere un contacto cercano entre regulados y reguladores.

Es importante tener una definición clara de las actividades que realiza una fintech, y regular de acuerdo con ello. Se podrían impulsar los sandboxes regulatorios como se ha hecho en otras partes, que son esquemas de regulación diferentes a los tradicionales, pero que para eso es necesario invertir en tecnología en los supervisores. Lo destacable es que éstos son marcos, de duración limitada, que sirven para experimentar, casi un ensayo clínico, en dónde el supervisor tiene como objetivo entender el modelo de negocio de la fintech. Así, a través de estos esquemas se hacen planteamientos de medidas alternativas, enfoques más flexibles que el tradicional, con gente especializada y recursos tecnológicos. En general es un ambiente de experimentación y que deben reservarse a entidades que justifiquen un costo-beneficio.

¿En qué campos considera que estas empresas puedan actuar? es decir, ¿en todos los campos en los que actúan actualmente las instituciones financieras o solo en algunos?

De cumplir las fintech con la regulación establecida, procurando mantener un sistema financiero sólido, pueden desenvolverse en los campos que éstas crean conveniente. Como lo hemos dicho en repetidas oportunidades, la competencia es positiva siempre y cuando se procure mantener la estabilidad del sistema financiero, con una gestión adecuada de los riesgos que involucran las diversas actividades que se realizan.

¿Las fintechs pueden recibir dinero del público? ¿Podrían hacerlo si son reguladas?

La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), que tiene como objetivo defender los intereses del público, cautelando la solidez económica y financiera de las personas naturales y jurídicas sujetas a su control, velando porque se cumplan las normas legales, reglamentarias y estatutarias que las rigen, es la entidad que determina que entidades pueden captar depósitos del público. Actualmente, las fintech no están autorizadas para realizar dicha actividad.

No obstante lo anterior, si estas empresas están sujetas a la regulación del ente supervisor y cumplen con todas las normas que se establecen, no tendrían problemas de hacerlo. En este punto es importante resaltar que captar depósitos del público es una labor sensible, ya que, ante un eventual problema, los principales perjudicados son las personas. Por lo tanto, solo las entidades que tienen una comprobada capacidad de gestión de estos recursos, verificada por la SBS, deberían realizar dicha actividad.

¿En qué campos están colaborando actualmente con las fintechs? ¿Están contribuyendo a su desarrollo?

Efectivamente, los bancos están colaborando activamente en el desarrollo de fintechs. Como mencionamos anteriormente, los principales bancos del país vienen apostando decididamente por la transformación digital, y para ello están desarrollando centros de innovación, incubadoras y concursos donde se premian a las fintech más innovadoras y con mayor potencial.

¿Las empresas financieras están creando fintechs?

Si, en el mundo hay varios ejemplos donde los propios bancos han creado sus fintech, ya que esto permite a dichas empresas desarrollarse con mayor agilidad que si lo hicieran como banco. Lo que sí es más evidente es que los bancos vienen creando aplicaciones digitales, que cuentan con varias características propias de las fintech, como rapidez, prontitud y celeridad. Esta transformación digital en la que están embarcadas los bancos, nos augura un futuro donde las finanzas de los hogares y empresas serán cada vez más personalizadas, y ofreciendo soluciones en tiempo real.