Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Blockchain y la nueva economía de confianza

[25/12/2017] En los próximos dos años, se espera que las empresas aumenten sus esfuerzos para probar la tecnología blockchain -o cadena de bloques- como parte de un nuevo método para establecer la confianza en una economía digital.

Una nueva investigación de la consultora Deloitte LLP muestra que actualmente se está desarrollando una "economía de confianza" en torno a transacciones de persona a persona (P2P) habilitadas por la tecnología blockchain, y que no dependen de métodos más tradicionales como calificaciones crediticias o cheques de caja garantizados.

"Más bien, depende de la reputación y la identidad digital de cada parte que realiza la transacción, cuyos elementos pueden almacenarse y administrarse pronto en una cadena de bloques, dijeron los analistas de Deloitte en un informe.

Para las personas, los elementos de "confianza" pueden incluir historias financieras o profesionales, información fiscal, información médica o preferencias del consumidor. Las empresas podrían mantener identidades de reputación que establezcan su confiabilidad como socio comercial o proveedor.

Cómo es que blockchain construye la confianza

Blockchain es un libro electrónico público -similar a una base de datos relacional- que se puede compartir abiertamente entre usuarios dispares para crear un registro inmutable de sus transacciones, cada una con un sello temporal y vinculada a la anterior. Cada registro digital o transacción en el hilo se llama bloque (de ahí el nombre), y permite que un conjunto abierto o controlado de usuarios participe en el libro electrónico. Cada bloque está vinculado a un participante específico.

Blockchain solo se puede actualizar por consenso entre los participantes en el sistema, y cuando se ingresan datos nuevos nunca se puede borrar. El blockchain contiene un registro verdadero y verificable de todas y cada una de las transacciones realizadas en el sistema.

Como una red peer-to-peer, combinada con servidores de sellado temporal distribuidos, las bases de datos de blockchain se pueden gestionar de forma autónoma para intercambiar información entre partes dispares. No hay necesidad de un administrador. En efecto, los usuarios de blockchain son el administrador.

En la economía de confianza, la "identidad" o entidad de un individuo confirma la membresía a una nación o comunidad; propiedad de los activos; derecho a beneficios o servicios; y, más importante, como evidencia de que la persona o entidad existe, afirma Deloitte.

Blockchain no solo resuelve problemas de acceso o intercambio de datos, sino también un problema de confianza.

En la economía de confianza peer-to-peer, un usuario individual -no un tercero- determinará qué información digital se registra en una blockchain, y cómo se usará esa información. Los usuarios de blockchain, según Deloitte, trabajarán para crear una representación digital única y versátil de ellos mismos que pueda administrarse y compartirse a través de los límites de la organización.

Con ese tipo de identidad, los usuarios pueden registrar:

  • Renderizados digitalizados de documentos de identidad tradicionales, como licencias de conducir, pasaportes, certificados de nacimiento, tarjetas de Seguro Social/Medicare, información de registro de votantes y registros de votación.
  • Documentos de propiedad y registros transaccionales de propiedades, vehículos y otros activos.
  • Documentos financieros tales como inversiones, pólizas de seguro, cuentas bancarias, historiales crediticios, declaraciones de impuestos y declaraciones de ingresos.
  • Acceso a los códigos de administración que proporcionan cualquier ubicación con identidad restringida, desde el inicio de sesión único en el sitio web hasta edificios físicos, vehículos inteligentes y lugares con boletos, tales como lugares para eventos o aviones.
  • Un historial médico completo que incluye registros médicos y farmacéuticos, notas de médicos, regímenes de ejercicio y datos de uso de dispositivos médicos.

En resumen, como un repositorio de datos valiosos, blockchain puede proporcionar a los usuarios individuales un control sin precedentes sobre sus identidades digitales. Mientras tanto, se espera que las empresas encuentren usos variados para la tecnología aún emergente.

Blockchains de cadena de suministro

"Muchas empresas están interesadas en blockchains empresariales, y una de las aplicaciones más importantes es la gestión de la cadena de suministro, señala Vipul Goyal, profesor asociado en el departamento de informática de la Universidad de Carnegie Mellon (CMU).

"Por ejemplo, a medida que los bienes se mueven de un lugar a otro, o de una parte de una compañía a otra, las empresas están interesadas en utilizar blockchains para realizar un seguimiento de cómo se mueven los bienes y dónde están, anota Goyal, que pertenece al Grupo de Criptografía de CMU.

Los blockchains privados o "autorizados" también se pueden crear dentro de las cuatro paredes de una empresa, o entre socios de confianza y administradas centralmente, al mismo tiempo que se ofrece control sobre quién tiene acceso a la información.

Blockchaing - Deloitee

"Es la libertad de sentir que estoy haciendo lo que más le conviene a mi negocio al poder compartir lo que quiera, siempre que lo desee, de una manera inmutable, confiable y segura, indica Brigid McDermott, vicepresidenta de Blockchain Business Development en IBM.

Por ejemplo, IBM y el gigante del transporte danés Maersk han implementado un libro de contabilidad de blockchain para gestionar y rastrear lo que tradicionalmente era un registro en papel de decenas de millones de contenedores de envío que se mueven por todo el mundo al digitalizar el proceso de la cadena de suministro.

El blockchain de Maersk actúa como un libro de contabilidad que se puede utilizar con fines de auditoría y, al mismo tiempo, se comparte abiertamente entre socios y clientes en tiempo real. También permite a las partes establecer los términos de los costos de envío más rápido que un anticuado sistema en papel, afirmó la compañía.

Más recientemente, Maersk lanzó una prueba de concepto de blockchain de veinte semanas para el seguro marítimo usándolo como una forma de compartir información de envío entre proveedores de seguros.

Otros usos de blockchain

Además, las redes blockchain se pueden utilizar para "contratos inteligentes" o scripts que se ejecutan automáticamente cuando se cumplen ciertas condiciones. Por ejemplo, los usuarios del Ether Exchange de Ethereum deben cumplir con las condiciones predeterminadas que prueban que alguien posee la criptomoneda y tiene autoridad para enviar el dinero que afirma poseer. Además, múltiples usuarios de blockchain pueden crear contratos que requieren más de un conjunto de entradas para activar una transacción.

Lo que hace que blockchain sea tan efectivo para transacciones transfronterizas, ya sea que involucren finanzas o bienes, es la falta de autoridad central. Los bienes o el dinero diseminados por todo el mundo no se pueden regular fácilmente, porque los usuarios de blockchain están distribuidos en todo el mundo, según Goyal. Eso crea un área reglamentaria "gris" que probablemente no desaparecerá en el futuro.

Cada activo, ya sea una pieza de criptomoneda como un bitcoin o un automóvil, se verifica a través del libro de contabilidad inmutable vinculado a un hash y un usuario específicos. La criptomoneda o el vehículo no pueden venderse ni transferirse a más de una entidad al mismo tiempo.

"Digamos que tiene un bitcoin y empieza a hablar con dos comerciantes, quiere comprar productos de ambos, e intenta transferir la misma moneda a ambos. Bitcoin tiene mecanismos integrados para evitar eso, anota Goyal. "Lo mismo se puede aplicar de forma más abstracta. Reemplace las monedas con cualquier otro activo que pueda tener.

"La gente está hablando de colocar propiedades en blockchains. De esa forma no tendrán que preocuparse por las disputas de propiedad, porque solo pueden pertenecer a una sola persona", añade.

Los blockchains públicos se autorregulan, porque si un usuario de blockchain obtiene más del 50% del control de una red pública -financiera o de otro tipo- pierde validez, y su valor como libro de contabilidad distribuido cae en picada. Y, si ese libro de contabilidad se utiliza para el comercio de criptomonedas, el valor de eso también disminuye, afirma Goyal.

Un libro de contabilidad distribuido e inmutable puede ser más seguro que una base de datos relacional gestionada centralmente, porque no hay un solo servidor o nodo para atacar, anota Goyal. Normalmente hay miles de servidores que comparten los datos de blockchain, y cualquier cambio en la información requiere un acuerdo entre la mayoría de los usuarios.

En el contexto de la economía de confianza, Deloitte comparó el blockchain con los libros públicos que se usaban en las ciudades para registrar todo lo importante: la compra y venta de bienes; la transferencia de escrituras de propiedad; nacimientos, matrimonios y muertes; préstamos; resultados de las elecciones; y resoluciones legales.

En lugar de una persona o entidad que actúa como guardián de registros, un blockchain utiliza criptografía avanzada y programación distribuida para lograr resultados similares: "un depósito de verdad seguro, transparente e inmutable, diseñado para ser altamente resistente a interrupciones, manipulación y complejidad innecesaria, anota Deloitte.

"La tendencia de blockchain/economía de confianza representa un notable cambio de poder de grandes agentes de confianza centralizados al individuo, indica Deloite. "Y aunque sus implicaciones generales podrían no entenderse completamente en los próximos años, no es una sentencia de muerte para los bancos, agencias de crédito y otros intermediarios transaccionales. Sin embargo, puede significar que con blockchain como el guardián de la identidad y la confianza, las empresas y el gobierno tendrán que crear nuevas formas de involucrar al individuo, y agregar valor y utilidad a la economía de confianza en rápida evolución".