Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La WiFi Alliance anuncia la llegada de WPA3

[12/01/2018] La WiFi Alliance ha anunciado la llegada de WPA3, el protocolo de cifrado asociado a las comunicaciones inalámbricas Wi-Fi que añade importantes mejoras a los nuevos dispositivos frente a la actual WPA2 (en vigencia desde el año 2004) y con problemas de seguridad, como pudo comprobarse a finales del pasado año.

Entre las mejoras anunciadas por el grupo destacan el cifrado de paquetes de datos individualizado, de modo que los piratas informáticos que acechan en cualquier red Wi-Fi pública, tendrán más dificultades a la hora de escuchar las comunicaciones de los usuarios, modalidad que comúnmente se conoce como "sniffer

Sin las protecciones habilitadas por WPA3, los atacantes podrían simplemente reutilizar contraseñas comunes como "123456 hasta que el router o el punto de acceso público las ingresase. Con la puesta en marcha de WPA3, el enrutador puede configurarse para restringir el acceso o incluso notificar de las prácticas de un atacante que está tratando de acceder a una red. Además, el nuevo WPA3 contará con un cifrado de 192 bits. Recordemos que el WPA2 contaba con los 48 bits heredados del estándar WPA, sumados a la clave de cifrado de 128 bits.

Recordemos que, a mediados del mes de octubre del pasado año, fue descubierta la vulnerabilidad KRACK que afectaba a WPA2 mediante la cual, la falla de seguridad se encontraba en el propio estándar, con lo que independientemente del sistema operativo empleado por los dispositivos, estos se veían afectados. En esencia, alguien podría interceptar, escuchar e incluso modificar el tráfico de un dispositivo dentro de una red Wi-Fi, violando completamente la privacidad del usuario. Esto hace que la vulnerabilidad sea crítica y, por lo tanto, el mundo tecnológico se haya revolucionado frente a este nuevo descubrimiento.

La Wifi Alliance también ha formalizado otra serie de medidas. Ahora, las compañías deberán someterse a pruebas que garanticen que sus productos se comporten de manera responsable al usar protocolos de seguridad y que estandaricen en 128 bits el cifrado de las comunicaciones.