Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Fernando García Cantón, gerente general regional para América Latina de Xerox

Nuevos retos en Xerox

Fernando García Cantón, gerente general regional para América Latina de Xerox.

[07/02/2018] Hace poco estuvo por Lima Fernando García Cantón, el recientemente nombrado gerente general regional para América Latina de Xerox. Con el conversamos sobre los retos que su nuevo puesto implica para su trabajo futuro, y la posición de Xerox en el actual mercado latinoamericano. Una cosa es segura: García Cantón espera crecer en todos sus mercados.

¿Cuál ha sido su trayectoria en la compañía?

Tengo en Xerox 20 años y he pasado por muchas posiciones, y muchas regiones y geografías. Soy argentino, pero por razones de trabajo de mi padre me fui a vivir a Venezuela y ahí trabajé antes en otras compañías, pero me tocó iniciar mi carrera en Xerox y ahí empecé en Marketing, luego fui a Ventas, y luego a Canales.

Luego tomé la dirección de Cuentas Estratégicas y, finalmente, en el 2004 fui gerente general de Venezuela. Ahí tuvimos un buen desempeño, duplicamos el tamaño del negocio en tres años y a partir de ahí, como parte del desarrollo de mi carrera, me tocó ir a Londres. Ahí estuve en Mercadeo para todo el grupo de mercados emergentes, y dirigí personas de diversos países. Estuve un par de años y volví a mi querida América Latina como vicepresidente de Marketing para América Latina.

Luego fui gerente general regional de todos los países que son cubiertos por Xerox, pero no a través de una afiliada -no como el caso del Perú que tiene una afiliada- y que son 35 países, en Centro América y El Caribe y algunos de Sudamérica, me fue bien. Posteriormente, estuve en México tres años, y ahora, desde el 1 de enero, vuelvo a mi querido Cono Sur a manejar cuatro países (Argentina, Chile, Ecuador y Perú) que son las afiliadas.

¿Cuáles son sus expectativas para su nuevo cargo?

En términos de expectativas, obviamente tengo que lograr los objetivos que nos propusimos, tanto estratégicos como financieros para la región en un lapso de tres años, inicialmente. Ahí el secreto es cómo tener un crecimiento balanceado; es decir, que los cuatro países crezcan y que, dentro de los países, las unidades de negocio crezcan. Y todo esto en un contexto donde cuidamos el talento y trabajamos en base a cómo desarrollar la cultura organizacional, una cultura ganadora, en base a cuatro pilares: La colaboración, la orientación a resultados, el compromiso y el empowerment.

Muchas veces las empresas se preguntan porque las cosas no les resultan, y muchas veces es porque la parte cultural no funciona, entonces los resultados tienen que llegar en un contexto donde la gente se sienta bien.

¿Cómo percibe el mercado en la región?

Es extremadamente competitivo y es difícil manejar esta región como si fuera una sola, porque los procesos de los países son muy diferentes, es difícil orquestar eso. Por ejemplo, en el caso de Argentina, el mercado está resurgiendo; en el caso del Perú, estamos viendo que el año pasado fue complicado por los temas climáticos y la política. En el caso de Chile están pasando por una elección en la que se cambia de izquierda a derecha o viceversa, dependiendo de cómo se mueva la balanza política, y eso muchas veces define la expectativa de inversión y, por tanto, cómo nos manejamos nosotros.

Entonces, es un contexto de mercado en el que vamos a ver crecimiento en todos los países; moderado, pero crecimiento, y eso es bueno. La competencia es cada vez más complicada y creo que la clave para las empresas es la diferenciación.

¿Va a desarrollar algún tema en particular?

Con el tema de la oficina digital, sin papeles, se señalaba que para el 2000 ya no iba a haber papeles en la oficina y la realidad es que el mercado en cuanto a volumen de páginas no ha variado mucho. Y siento que ahora esta tendencia no solo se percibe en los entes privados sino también en los públicos, con la transformación digital del gobierno.

En ese sentido tenemos un servicio tradicional que es el de outsourcing de documentos, que tiene que ver con la impresión y duplicación en la oficina, y ahí tenemos muchas herramientas que nos permiten decirle a cualquier cliente que podemos reducir hasta en 30% sus costos. Eso no implica que voy a hacer un costo por documento más bajo, sino que voy a hacer más eficiente la plataforma para que se imprima menos, lo cual es paradójico para Xerox; pero definitivamente si queremos seguir en los próximos 80 años, tenemos que evolucionar más rápido que el mercado.

Y cuando ya estamos dentro podemos ver los procesos y ver cómo los optimizamos. La evolución del negocio hizo que se viera a la impresora como un dispositivo de output, una caja que lanzaba papeles. Con el advenimiento de las multifuncionales, el dispositivo sigue siendo de salida, pero ahora también es de entrada -como cuando escaneas un documento- a la red del cliente y a las aplicaciones de nube.

Ahora puedo poner un documento, escanearlo con una aplicación y eso se dispara a diferentes departamentos a través de firmas digitales -también ofrecemos esa solución- que se autentican y que termina con un papel que quizás se imprimió una sola vez, cuando ya todo estaba aprobado.

Entonces, el tema de la transformación digital está muy de moda y ahí estamos trabajando fuertemente para ayudar al cliente en todos estos procesos que requieren de muchos documentos, pero entendiendo el documento como un formulario, no necesariamente como un formulario impreso.

Esa es la evolución en la que estamos ahora.

Tradicionalmente, la seguridad ha estado en las computadoras, pero no en las impresoras, ¿cómo afrontan el tema de la seguridad?

Te diría que estamos posicionados de una manera única. Hay que entender a la multifuncional como parte de una red, y muchas veces se ha pensado que la seguridad debería estar en la red; pero hay que entender que las impresoras son en realidad computadoras, son una CPU, y por eso ofrecemos herramientas para protegerse contra el hacking que se produce en la máquina, que no depende de la red.

Por ejemplo, hay que asegurarse que las imágenes que se imprimen sean eliminadas y que durante el proceso sean seguras, independientemente de la seguridad que la compañía tenga en la red. Nosotros tenemos incorporadas en la máquina soluciones de protección contra hackeo y virus, específicamente las tenemos con McAfee con quien tenemos alianzas estratégicas para que no tengamos problemas de seguridad en cuanto a la habilidad del hacker para ingresar a la red a través de nuestros dispositivos.

Además, la forma en que trabajamos implica que yo pueda acceder a la máquina y detectar proactivamente problemas que pueda tener el equipo, o que me envíe alertas para reemplazar sus suministros. Por eso considero que el servicio es nuestro principal diferenciador.

¿Desea agregar algo?

Sí, primero que estoy contento del desafío que tengo en esta posición, en mi caso he visto esta posición como de mucha responsabilidad, pero también de valor agregado. Creo que, dependiendo del país en la región, tenemos ciertas cosas que se pueden emular en otros países, y gente que es muy talentosa que nos puede ayudar en otros lados, entonces creo que el desafío en mi caso es cómo crear valor usando estas sinergías, valor para nuestros clientes y valor para nuestra gente.

Y lo que pediría es que no nos vean como una cosa cuadrada que saca un impreso; si nos dan la oportunidad de mostrarles cómo podemos agregar valor, podremos crear relaciones de valor con nuestros clientes que es lo que nos interesa.