Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Intel prevé la desaparición de los discos duros

[08/02/2018] Intel planea asestar un importante golpe al disco duro con la tecnología Optane y el almacenamiento de tipo SSD NAND. El objetivo es eliminar este tipo de almacenamiento tradicional con partes mecánicas de las computadoras y servidores.

La compañía californiana tiene planes para su negocio de SSD, que incluye agregar 1TB e incluso 2TB de capacidad a productos como su SSD 760P. Pero también lo hacen todos los demás. La pregunta más interesante es qué hará Intel con su tecnología Optane casi única, y cómo convencerá a los usuarios de que vale la pena la inversión.

Optane ocupa un nicho único entre un disco duro y DRAM, y originalmente fue una tecnología de almacenamiento en caché para unidades de disco duro o SSD. La primera memoria Optane dio paso a unidades SSD de mayor capacidad como la 900P SSD, con capacidades de 280GB y 480GB. Los discos SSD rápidos se han convertido en una mejora preferida para los portátiles, pero Intel aún tiene que hacer que Optane sea la corriente principal.

Intel pretende cambiar la tendencia del mercado con el lanzamiento de productos como el Optane 800P, un SSD de 58GB / 118GB bastante pequeño anunciado durante la pasada edición de CES. Comenzará a enviarse a los partners este mismo mes, según Rob Crooke, quien supervisa los productos de almacenamiento no volátiles para Intel. En el futuro, Intel podría incluso combinar memoria Optane y SSD. Este año, Intel lanzará Optane dentro de un factor de forma de DRAM para los centros de datos, dijo Crooke, señal clara de que Optane como tecnología de memoria finalmente llegará a los PC de los clientes.

Lo que está reservado para Optane

Parte de la ventaja de Intel Optane es que no tiene un competidor directo, lo que le da a Intel cierta flexibilidad sobre la rapidez con la que necesita avanzar. Incluso después de que Intel y Micron desarrollaron conjuntamente la tecnología 3D XPoint, que Intel denominó Optane, Micron aún no ha lanzado sus propios productos de consumo 3D XPoint.

Eso todavía deja mucho que hacer a Intel para mejorar su tecnología SSD y Optane, anotó Crooke. "Nos verán impulsar la tecnología Optane para que sea más rápida, más cercana, de menor potencia y de mayor rendimiento, más cerca de la CPU, y nos verán conduciendo unidades 3D NAND SSD para que sean más grandes y más densas, más pequeñas e incluso más extraíble con el tiempo", indicó Crooke en una entrevista.

Desafortunadamente, Crooke no reveló cómo evolucionará el siguiente aumento de capacidades dentro de la familia 900P.

Una de las cosas complicadas de Optane es que puede usarse como unidad de arranque, como con el 900P o incluso el 800P. Pero incluso a 118GB, es probable que el 800P sea demasiado pequeño para que lo tengan en cuenta la mayoría de los usuarios de computadoras portátiles.

El futuro: mover SSD a la nube

Sin embargo, el objetivo final de Intel es conectar las computadoras directamente a la nube. El único almacenamiento local en una PC sería una unidad Optane, "almacenamiento en caché" de los datos utilizados con mayor frecuencia directamente en el dispositivo. ¿Discos duros? Nop. Eventualmente, señaló Crooke, los discos duros serán reemplazados.

Así es como funciona la visión de PC conectada a la nube de Intel: conectarse al almacenamiento en la nube a través de 5G tiene aproximadamente el rendimiento de un disco duro basado en SATA, dijo Crooke. "Y si puedes poner Optane frente a un disco duro SATA, con un buen rendimiento, en teoría podrías poner ese disco duro en la nube", añadió.

En este momento, la PC conectada a la nube de Intel es poco más que un concepto, ya que no se espera que la tecnología 5G se implemente hasta el 2020. Tanto los usuarios como los fabricantes de PC deberían estar seguros de que los usuarios finales podrían conectarse virtualmente con la red inalámbrica 5G. en cualquier lugar, indicó Crooke. "Todavía hay un camino atrás, pero se puede ver a dónde va esto, desde un punto tecnológico", finalizó el ejecutivo.